Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Sigue el turismo bajo el signo del crecimiento

Ascenso del turismo de ciudad. Inversiones hoteleras dedicadas a los aniversarios fundacionales de las ciudades de Matanzas y Cienfuegos

Metas, desafíos o tendencias sustentadas bajo el signo del crecimiento develan en la industria turística cubana, en cierta medida, la efectividad de su dinámica de desarrollo asumida desde los inicios y que aporta estadísticas ascendentes y récords sucesivos de los arribos de viajeros internacionales.

Así lo confirmó otro millón de visitantes, el primero de 2017, alcanzado el 4 de marzo último, con una semana de antelación en relación con año anterior,  logro que puede sugerir un nuevo punto de partida hacia las aspiraciones del sector de marcar 4,2 millones al finalizar 2017. También siguen en aumento, cada año, las capacidades de hospedaje y otros medidores de su desempeño como los ingresos.

Coincidió esta vez el anuncio de la relevante cifra de viajeros con la celebración del Día del trabajador del ramo en el país, y a propósito se reiteró el interés por emprender otras tareas y estrategias siguiendo las mismas premisas de incremento sistemático y de potenciar un turismo de paz, salud y seguridad.

En su habitual comunicado de prensa, el Ministerio de Turismo (Mintur) señaló que la región de América del Norte ocupó el lugar más destacado en las emisiones de visitantes al destino Cuba. Le siguió Europa, con sus mercados tradicionales como Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y España, entre otros. Igualmente, América Latina mantiene sus ritmos de incremento.

También ese día  Manuel Marrero Cruz, titular del sector, en diálogo con la prensa en la provincia de Matanzas, reconoció el importante papel de los trabajadores en el avance de esta rama, tanto en las empresas estatales como en el sector no estatal, incluidas las llamadas paladares y las casas de renta. No obstante, insistió en el mejoramiento de la calidad como un aspecto de mayor prioridad.

Luego de corroborar la buena marcha del turismo en la primera etapa del año, con 15 % de ascenso en los arribos, según dijo, destacó un plan de acción impulsado por la industria del ocio y varios organismos, en función de ampliar sus capacidades productivas con inversiones que darán respuestas a la demanda creciente de productos, generada por el aumento del turismo.

En opinión de Marrero, trascurre una etapa interesante con muchas inversiones turísticas y buenas respuestas de los turoperadores, pero subrayó que el énfasis mayor se pone “en seguir incrementando la calidad”. También destacó el trabajo desplegados para mejorar los servicios en los aeropuertos, de manera que se puedan cumplir de forma general las expectativas de los visitantes.

Turismo de ciudad

Las preferencias por hacer turismo en las ciudades cubanas prosiguen con fuerza y apuntan, igualmente, a su incremento sostenido. Ese repentino ascenso movilizó al sector en los estos últimos años y para cubrir tales intereses fueron muy oportunos los planes de restauración con motivo de  la celebración de los aniversarios 500 de las principales localidades patrimoniales.

A esto se unieron las obras del turismo que ampliaron y mejoraron la infraestructura hotelera y extrahotelera en sitios emblemáticos como Baracoa, Trinidad, Bayamo, Camagüey, Sancti Spíritus, Remedios (provincia de Villa Clara) y la ciudad de Santiago de Cuba.

Ahora se anuncian nuevos proyectos de rehabilitación y restauración dedicados a los aniversarios  325 de la fundación de Matanzas el próximo año y 200 de Cienfuegos (en 2019), ciudades con cuantiosos atractivos a las cuales también se suman las obras turísticas.

Sobre el plan de reanimación de la  llamada Atenas de Cuba, Manuel Marrero, manifestó a la prensa que Matanzas a pesar de su gran potencial como destino turístico, no tenía hoteles y por eso  se recuperó el Velazco, con más de 100 años.

Refirió el Ministro que se está aprovechando la efemérides para incorporar dos instalaciones más que en conjunto serán unas 60 habitaciones hoteleras, “lo cual nos permite recibir a más grupos para que puedan disfrutar de la cultura y el patrimonio”, subrayó Marrero. Igualmente recomendó la realización de estudios para crear servicios hoteleros y extrahoteleros relacionados con el patrimonio de Matanzas.

Según lo publicado el plan matancero aboga por el desarrollo integral y sostenible de esa ciudad, mediante obras de restablecimiento  y acciones que propician el avance del resto de las esferas, así como la puesta en práctica de iniciativas que faciliten el sostén económico del patrimonio.

Con el nombre de Cienfuegos 200 se realiza un plan dedicado a este aniversario, en el cual se involucran las inversiones de la industria sin chimenea. Según se ha publicado continuará la enmienda de habitaciones en diferentes hoteles citadinos y la restauración del Delfinario, reconocido como una de las principales atracciones para los visitantes.

Se dispone de respaldo financiero para concluir el hotel San Carlos y construir el enclave análogo perteneciente a la Escuela de Hotelería y Turismo, según informó a la prensa local José Enrique González Garrido, delegado del Mintur en la provincia, quien señaló que será un buen año para programar nuevas inversiones.

Trascendidos de la prensa digital señalaron que entre 2011 y 2015, el sector del turismo en Cienfuegos desplegó obras que le permitieron poner en operaciones los hoteles Encanto Casa Verde y Perla del Mar y aumentar las capacidades en Villa Yaguanabo y Campismo Jagua.