Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Caribe y turismo: Abrazo en un mismo mar

La Zona de Turismo Sostenible es una prioridad del Plan de Acción de la Organización de Estados de la región

Las naciones del llamado Gran Caribe, abrazadas al mismo mar de las aguas más cálidas del planeta, son convocadas nuevamente a la integración para posicionar mejor su imagen ante el mundo, a partir de la Zona de Turismo Sostenible, proyecto sin igual.

Desde el presente año hasta el 2018 transcurre el período fijado para establecer y consolidar esta exclusividad, según el Plan de Acción aprobado por los Jefes de Estado y de Gobierno, en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe, recién celebrada en La Habana.

Al parecer, ha llegado el momento  de dar un nuevo enfoque colectivo en el mercado y establecer una marca, como refirió hace algún tiempo la web de la Organización del Turismo de la región, en la cual se valoraron las circunstancias y efectos de la crisis mundial en el sector.

Se señalaba esta etapa como "una oportunidad especial para el Caribe, ya que es más homogéneo que Europa y los Estados Unidos y a menudo los viajeros consideran en primer lugar el Caribe y luego se fijan en un destino específico.  Esto podría conducir a firmes resultados en toda la región".

Tales propósitos pudieran acoger como vía para alcanzarlos, el loable proyecto de esta Zona de Turismo, surgido hace 15 años, en cuyas tareas principales se puntualiza la necesidad de validación del nivel de sostenibilidad de los destinos para crear un Sistema de Certificación.

Igualmente, se renovó la apuesta por un viejo anhelo de la región de desarrollar el Multidestino en los sitios que "los Estados miembros y asociados han propuesto", indicó el documento recién divulgado, en el cual se confirman intereses acerca del fortalecimiento de capacidades, de dar continuidad al programa de promoción de los idiomas y las culturas del Gran Caribe, así como apoyar significativamente al turismo comunitario y formular la Estrategia Regional de Seguridad Turística.

La comunidad de intereses que se deduce del Plan, en lo referido a esta esfera y a otras vinculadas a su desarrollo como el transporte aéreo y marítimo, hacen pensar en el posible avance de nuevos proyectos integradores en la industria del ocio.

Ya se sabe que el Caribe brilla en el orbe por las ofertas de la modalidad de sol y playa, y hasta tal vez se miren demasiado las semejanzas de estos países, pero en realidad son muchas las diferencias. Aunque está por demostrar cuánta diversidad está por develar en el entorno caribeño.

Por estos tiempos, a propósito de los nuevos vínculos entre Cuba y Estados Unidos y el consecuente aumento de visitantes estadounidenses al país, se ha tratado de presentar esta realidad como peligrosa para el Caribe, que tiene en la nación norteamericana su principal mercado emisor.

No obstante, al parecer, sigue prevaleciendo la idea de que el nuevo escenario puede ser provechoso para la región tras la óptica de la colaboración, contraria a la competencia que en algunos casos se logra estimular. Sin embargo, la Mayor de las Antillas puede ser una oportunidad para la nueva visión del turismo en el Caribe, según afirmó en un artículo el estudioso del tema José Luis Perelló.

Recordó que en documento de la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA) se plantea que con la apertura de Cuba al turismo estadounidense, se presentan nuevas oportunidades de comercio e inversión mutua, en especial para los proveedores de servicios caribeños.

Según trascendió en medios de prensa digitales, el ministro de Turismo jamaicano, Edmund Bartlett, declaró que "el mayor interés del turismo internacional en Cuba traerá más oportunidades a Jamaica y al Caribe en general.

En su opinión la estratégica posición geográfica de la Mayor de las Antillas ayuda al crecimiento del turismo en el Caribe. Señaló que el interés en Cuba debe desempeñar un papel fundamental para que la región alcance mejores acuerdos de transporte aéreo y se facilite la comercialización de destinos múltiples. En un artículo para la prensa, Bartlett opinó que este es el momento adecuado para una nueva arquitectura, la cual consideró como una asociación para la prosperidad.

Ventajas

Los puntos de coincidencia de las ofertas pueden tomarse como una apreciable ventaja para iniciar el intercambio en el ámbito del turismo caribeño, a donde llegan anualmente 28 000 000 de visitantes internacionales.

Igualmente, el sector de los cruceros puede estimularse a partir de la apertura de rutas con escalas en varias naciones, incluida Cuba, y propiciar un salto positivo en esta modalidad muy afianzada en mercado mundial, en el cual tiene una cuota de participación del 40 %, en el total del sector, según reportes de la Organización de Turismo del Caribe.

Como se ha informado, el turismo garantiza uno de cada cinco puestos de trabajo en los países del área, mientras, las llegadas internacionales siguen en  aumento. El promedio de arribos al Caribe el pasado año sobrepasó la media mundial y también mejoran los aportes del ramo al Producto Interno Bruto.  

En la 60ª reunión de la Comisión Regional para las Américas de la Organización Mundial del Turismo (OMT), efectuada en La Habana en mayo último, el secretario general Taleb Rifai definió al turismo como una categoría importante del comercio internacional de servicios.

Al respecto confirmó que "a pesar de la lentitud y debilidad de la recuperación económica, el gasto en turismo internacional creció significativamente en 2015, prueba de lo importante que es el sector para estimular el aumento económico, impulsar las exportaciones y crear empleo en un número creciente de economías de todo el mundo".