Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Reafirman influencia del turismo en progreso económico

Las capacidades de hospedaje aumentarán en más de 108 000 hasta 2030. Se elevarán los estándares de la planta hotelera actual

El turismo, reconocido y definido ahora como uno de los sectores estratégicos del país, ha alcanzado significativos resultados en los últimos años y mantiene gran influencia en el avance de la economía nacional, según precisiones del Informe Central del VII Congreso de Partido Comunista de Cuba.

Entre las principales vertientes del progreso de la industria del ocio sobresale el sistemático incremento y la expansión de la planta hotelera por todo el territorio nacional; al respecto, en el referido documento, presentado por el Presidente Raúl Castro Ruz, se explicó cómo "en los años transcurridos desde el VI Congreso se pusieron en explotación más de 10 900 nuevas habitaciones y se restablecieron otras 7 000, complementándose con el aumento hasta más de 14 000 de las habitaciones que arriendan en CUC, los trabajadores por cuenta propia".

Asimismo, se refirió al despliegue de esas instalaciones y de los servicios extrahoteleros, "lo que ha permitido proseguir la senda ascendente de esta importante rama de la economía, que posee grandes posibilidades para impulsar el desarrollo de otros sectores y generar encadenamientos productivos".

Se confirmó el buen ritmo del proceso inversionista del ramo en los principales polos turísticos del país y la construcción de emblemáticos hoteles de lujo en la capital para enfrentar el déficit habitacional existente. Acerca de este aspecto el Informe puntualizó: "Cada hotel que se inaugura es una fábrica más que genera dentro de nuestras fronteras ingresos de exportación muy necesarios para el país".

La competitividad del producto turístico cubano en mercados emisores diversificados se valoró a partir del sistemático incremento de las llegadas de viajeros internacionales al país que "sobrepasó por primera vez la cifra de tres millones y medio de visitantes". Al mismo tiempo, se reconocieron las insuficiencias presentes que conspiran contra la calidad de los servicios.

En su contenido el Informe también anunció que se "vienen conformando condiciones para que en el quinquenio 2016-2020, obtengamos resultados superiores y crear en nuestra economía las bases para un desarrollo económico-social sostenible".

Ampliación temática

Tras los mencionados éxitos del pasado año, se ha informado que los arribos de visitantes internacionales continúan en ascenso y "hasta el momento muestra un índice de crecimiento de 13 %, en relación con igual período del 2015", señaló Manuel Marrero Cruz, titular del ramo, al  hablar en el recién celebrado VII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Según trascendidos de la prensa nacional, el Ministro refirió que esos resultados históricos se alcanzaron, con 51 000 habitaciones hoteleras, a las que se suman 14 000 capacidades del sector no estatal. Estas últimas, dijo, están funcionando con eficiencia y se han convertido en un complemento importante.

Informó que el ritmo de incorporación de nuevas capacidades se ha comportado en torno a las 2 000 o 2 500 por año, aunque con las nuevas inversiones ya en marcha se prevé duplicar esa cifra en el futuro próximo. Al respecto, confirmó el objetivo de lograr la satisfacción de la creciente demanda generada hacia el mercado cubano, en especial, después del cambio de escenario en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Marrero destacó las perspectivas para el avance de esta industria desde 2016 hasta 2030, a partir de proyectos que incluyen la construcción de más de 108 000 nuevas habitaciones hoteleras, muchas de ellas asociadas a otras actividades extrahoteleras como marinas y campos de golf.

Para dicho programa han sido identificados los posibles lugares de ubicación de las instalaciones, y se conocen los aspectos relacionados con las posibilidades para los servicios básicos como electricidad y agua potable, entre otros.

Asimismo, brindó detalles del proceso inversionista para elevar la categoría y los estándares de la planta hotelera actual y señaló que  "no podemos cometer el error de otros países que, al tener nuevo desarrollo, dejaron en el olvido a los hoteles viejos" y reconoció que "el turismo tiene efecto multiplicador y el sector está en condiciones de impulsar el avance de otras áreas de la economía para crear encadenamientos productivos". 

Señaló que este proceso "requiere una mayor integralidad para que todo el mundo incluya en sus planes los programas de desarrollo que respaldarían esta ampliación del turismo". También mencionó la aspiración de lograr que este sector estratégico, finalmente se convierta en una locomotora de la economía nacional.