Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Soluciones al alcance de la mano

Presente en Cuba desde el 2000, ICOBIT es una empresa líder dedicada al constante desarrollo de productos para la impermeabilización

Con mayor ímpetu que hace cuatro años, cuando decidió incursionar en el mercado cubano, la firma italiana ICOBIT se ha reafirmado y ampliado su alcance, a partir de la calidad y disponibilidad de sus productos líquidos, a base de aglomerante asfáltico y resinoide.

Quienes en este archipiélago deseen comparar, comprobar y conocer el infinito espectro del sistema impermeabilizante ICOPER, no tienen que viajar mucho. Se encuentran aplicados de Oriente a Occidente, en una obra turística o social, en soluciones puntuales o amplias, que vinieron como anillo al dedo y vía salvadora para muchos inversionistas.

Estimula el amplio campo de utilización. En cubiertas de cualquier tipo, en cimientos, túneles, canales, cisternas, tanques, jardineras, bajo las losas de piso en terrazas y en entrepisos, en baños, patios y otras zonas húmedas.

En todos los casos incorpora muy poco peso a la estructura y un espesor mínimo, de ahí que sea en muchos casos la única respuesta viable.

Precisamente por su multiplicidad de empleos, el sistema ICOPER fue seleccionado entre más de una veintena de proveedores para utilizar en el Edificio Atlantic, de Inmobiliaria Azul, que se edifica en la capital, en Calle D entre 1ra. y 3ra., Vedado, señala Francesco Calizza, presidente de Floreale Investments Corporation S.A. (FICSA).

En cuatro años han sido aplicados más de 300 000 metros cuadrados, prácticamente sin reclamaciones, con la distinción de que hay ejemplos de trabajos rehechos, sin costo adicional para el cliente, cuando se han presentado algunos problemas, aunque la causa no sea fallos o baja calidad del producto.

Casi todos los ministerios, ETECSA, BANDEC, la UJC, COPEXTEL S.A., el Consejo de Estado, Poder Popular y CIMEX están entre los principales clientes de esos productos, con existencia en plaza y una efectiva asistencia técnica, servicio posventa y garantía, precisa Calizza, quien explica que su entidad tiene la exclusividad en Cuba para distribuir productos ICOBIT.

“La fábrica italiana se distingue por la búsqueda constante y el desarrollo de productos para la impermeabilización, el encapsulado del asbesto-cemento y para proteger y cubrir pisos industriales, todo avalado por las normas ISO 9001”, significó.

AMPLIAS OPORTUNIDADES

No es de extrañar tampoco que a partir de los resultados en instalaciones sociales, del turismo, la cultura y empresas, incluidas obras de la salud pública en la provincia de Granma, desde el 2002 la dirección del sector en ese territorio decidiera utilizar en sus inversiones el sistema ICOPER, en sus versiones de visitable y transitable.

“Estamos a punto de comenzar a trabajar en la impermeabilización del hospital materno infantil de Bayamo, donde según la nueva normativa sísmica, se requiere aligerar las cubiertas y entrepisos al máximo posible”, explica José de la Fe, especialista de la Empresa de Servicios Especializados de la Construcción (SECO), con la cual FICSA estableció una empresa de producción cooperada desde hace dos años.

Precisa que el antecedente de similar labor es el policlínico anexo a la instalación hospitalaria, que lleva más de un año impermeabilizado.

En Granma -puntualiza- hemos aplicado más de 20 000 metros cuadrados, entre los que se cuentan el hospital materno infantil Carlos Manuel de Céspedes y las escuelas de Camilitos de Bayamo y Manzanillo. Granma también es uno de los territorios donde se materializa un contrato marco nacional con BANDEC, para la impermeabilización de sus filiales.

Volviendo a las propiedades del sistema ICOPER, Calizza asegura que es una novedad tecnológica mundial.

“Es una manta líquida sin juntas, ecológica, que se funde in situ, monocomponente, elástica y altamente resistente a los rayos ultravioletas y, muy importante, soporta el estancamiento permanente del agua, pues hasta el momento es el único producto de su tipo que vence la prueba de una presión de cinco atmósferas, durante 24 horas”.

Sus fabricantes conceden una garantía por 15 años en las condiciones ambientales de Cuba, donde es real y masivo el problema de la impermeabilización, tanto a nivel empresarial como residencial.