Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

ExpoCam, una bolsa comercial promisoria

La participación empresarial en la feria comercial de la ciudad de Camagüey, en esta ocasión dentro del programa por el aniversario 490 de la villa, se eleva y duplica ya el área expositiva

La IV edición de Expo Camagüey -ExpoCam-, del primero al 4 de febrero, confirma la vocación local por la concertación comercial. Los orígenes de la cita, Eduardo Cueto Ible, director de la Cámara de Comercio en el territorio, los ubica en 1998 como resultado del proceso de descentralización del comercio exterior y la búsqueda incesante por incrementar las exportaciones y sustituir las importaciones. Entonces, afloró la posibilidad de un encuentro entre productores y comercializadores de la región agramontina y avileña.

De aquel incipiente encuentro devino la Feria actual, a la que asisten todos los sectores de la economía, con alrededor de 70 entidades, lo que supera en más de 30 la cifra de participantes de la anterior convocatoria, mientras se duplica el área expositiva.

Aunque la representación sectorial es bastante íntegra, el mayor peso lo llevan las industrias alimentaria y sideromecánica, el azúcar con toda su diversificación y la delegación del Ministerio de la Agricultura.

Camagüey, mediante ExpoCam, expone además el enorme potencial para la exportación de productos tales como cemento gris, langosta, camarón, suela de cuero y bebidas alcohólicas, entre otros.

Entre las temáticas comprendidas en la convocatoria están los bienes de consumo, maquinarias, equipos, tecnología, materias primas y servicios, todas con fuerte presencia y posibilidades en el territorio.

También muestra las oportunidades de inversiones en el sector turístico, tanto en el polo de Santa Lucía con varios kilómetros de playa y una infraestructura creciente, como en el entorno citadino que recrea una ciudad cercana al medio milenio y propuesta para relacionarse entre las que ostentan la condición de Patrimonio de la Humanidad, y donde se amplía la producción cooperada en varios sectores de la economía.

Para las autoridades locales, ExpoCam debe convertirse en la bolsa comercial más importante de la provincia, donde a partir de la cartera negociadora presentada por los participantes se facilite la identificación y consolidación de intereses entre productores y comercializadores y de esa forma se convertiría en una cita cada vez con mayor importancia para el resto del país y con atractivos para la inversión extranjera.

Cueto Ible asegura la satisfacción de la Cámara con la respuesta del sistema empresarial ante ExpoCam. “Se aprecian de conjunto el deseo y voluntad de participar y mostrar los logros de la provincia en estos 45 años”. De esa forma -asevera a Opciones- los empresarios manifiestan una actitud positiva y dan cuanto pueden por hacer de Camagüey, cada día una obra mejor.

En el territorio se dispone hoy de preparación profesional y técnica para asumir el mercado externo y eso lo demuestran los productos certificados que se exportan y el incremento de la competitividad en las producciones cooperadas.

Por otra parte, 57 entidades se acogen al principio de la voluntariedad como asociadas a la Cámara de Comercio cubana, todas con una amplia participación en el plan cameral y en representación del considerable potencial de la región.

DIAPASoN COMERCIAL

El desarrollo económico de Camagüey está definido por ramas importantes entre las que se destacan la industria azucarera con 14 complejos agroindustriales, dos de ellos con refinería de azúcar, además de fuente de derivados como: mieles finales, bagacillo, sacharina, sorbitol, cera y alcohol furfurílico, entre otros.

La agricultura se manifiesta en dos vertientes fundamentales, la ganadería, con la producción de carne vacuna, avícola y porcina, leche fresca y huevo, y los cultivos varios con las producciones de plátano, papa, hortalizas, cítricos, frutas y arroz.

La industria alimentaria oferta carnes, leche, conservas de frutas y vegetales, pastas alimenticias, helados, cervezas y maltas, quesos, mantequilla, refrescos, agua mineral y bebidas alcohólicas, mientras la pesquera destaca por las entregas de camarones, langostas, pescados de mar y agua dulce y camarón de cultivo. Otras de las industrias representadas son la ligera, la básica, la sidero-mecánica y la minería.

Camagüey dispone de la infraestructura necesaria para el comercio internacional, con dos puertos en la zona de Nuevitas para carga general y el embarque de cemento, además de contar con uno de carga de líquidos. También posee dos aeropuertos, -en el municipio cabecera y en la zona turística de Santa Lucía- con terminal para vuelos nacionales y para operaciones internacionales, que facilitan la importación y exportación, apoyados por una amplia red de carreteras y vías férreas, talleres de reparación de locomotoras y vagones.

El turismo de la provincia está patentizado en dos opciones fundamentales. El polo turístico de Santa Lucía, de la costa norte, con diecinueve kilómetros de playa, donde se encuentra la segunda barrera coralina más grande del mundo y sus cayos adyacentes, que constituye un lugar excepcional para la caza, la pesca, el hipismo, el buceo y la navegación, con un potencial de incalculable valor aún sin explotar. El otro es la atracción de la ciudad capital del territorio, entre las siete primeras villas fundadas en la isla y con un encanto muy peculiar que le distingue entre todas.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS

Entre las principales oportunidades para la inversión en el territorio se identifican las relacionadas con el procesamiento de concentrado de tomate y pulpas de frutas, proyecto que consiste en la modernización y adquisición de una línea completa para la producción de concentrado de tomate y frutas tropicales, destinado a la Zona de Camalote, que permitirá la introducción de tecnología más versátil, para lo cual requiere de soporte financiero, equipamiento y la garantía del mercado.

También ofrece la producción de nitrato de amonio poroso en la Empresa de Fertilizantes Nitrogenados de Nuevitas para su comercialización en el mercado externo, con una capacidad de producción anual de 200 000 toneladas, así como la producción y comercialización de vitroplantas a partir de variedades cubanas y de terceros países, para el mercado interno y externo.

Se insertan también en esos intereses la transformación de glucosa en Sorbitol, con una planta para la transformación de dextrosa monohidratada, proyecto que tienen en cuenta la demanda doméstica estimada en 2000 toneladas anuales. El MINAZ está interesado en obtener un socio que financie la adquisición y construcción de una planta de glucosa a partir de azúcar refino, utilizando tecnologías modernas.

Otras oportunidades son las pequeñas centrales hidroeléctricas, la producción de quesos semiduros, azul y pasta blanda en cuatro fábricas, y la producción de sorbetos.

También se incluyen en la carpeta del territorio el cultivo de la papa, la producción de granos, la genética y líneas puras, producción de huevos y producción y comercialización de carne de cerdo.