Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Laos y Cuba, 42 años de relaciones

La posición geográfica de Laos en el centro de la subregión Mekong, que la une con China, Corea y Japón, es favorable para construir un centro de servicio fronterizo y relacionarla con otros territorios y el resto del mundo

La República Democrática Popular Laos (RPDL) cuenta con una historia milenaria que antes de la independencia el 2 de diciembre de 1975 tuvo que enfrentar a la monarquía Siam, al fascismo japonés, colonialistas franceses y agresiones de Estados Unidos, expresó el embajador de esa nación asiática en Cuba, Buakeo Phumvongsay.

En conversación con Opciones, el diplomático explicó que bajo la dirección del Partido Popular Revolucionario Laos (PPRL), todos los grupos multiétnicos se unieron en la lucha por la independencia para derrotar a los agresores y sus acólitos, se logró la reconciliación nacional y los esfuerzos se dedicaron a construir un país con el lema: Paz, Independencia, Democracia, Unidad y Prosperidad.

Laos, en su condición de país sin litoral, ha formulado diversas políticas y medidas, incluyendo una dirigida a transformarse en uno “con comunicación” cuyo  crecimiento económico sostenible marche a la par del desarrollo socio-cultural con la protección del medio ambiente, a la vez que promueva la integración económica regional.

Como resultado, el Producto Interno Bruto (PIB) ha estado creciendo en el último quinquenio en 8 % y en el período fiscal 2015-2016 fue de 7,5 %. Estos acontecimientos positivos, dijo, han creado una base sólida para que se integrara en 2015 a la Comunidad Económica de la Asociación de Países del Sudeste Asiático (Asean), así como para cambiar el  estatus de nación menos desarrollada en el año 2020.

La posición geográfica de Laos en el centro de la subregión Mekong, que la une con China, Corea y Japón, es favorable para construir un centro de servicio fronterizo y relacionarla con otras territorios y el resto del mundo.

El X Congreso del Partido, celebrado en el 2016, constituyó el inicio de una nueva etapa de esta lucha. Argumentó que para el plan de desarrollo en 2018, la Asamblea Nacional aprobó un presupuesto de 42 145 billones de kips (un kip equivale a 8 000 dólares).

Buakeo explicó que en la actualidad se labora para incrementar la siembra de madera industrial considerada de gran valor, intensificar los rendimientos de arroz, promover la agricultura orgánica (carente de químicos) y aumentar la base de producción con vistas a establecer una fundación económica a partir de la comercialización.

Según los planes de industrialización y modernización la estructura económica ha cambiado y se han creado leyes y regulaciones a gran escala. Cada uno de estos factores se convirtió en la base del siguiente paso al desarrollo.

Al referirse a las relaciones de amistad, solidaridad y cooperación entre Cuba y Laos significó que en estos 42 años han demostrado la cercanía entre los dos partidos, gobiernos y pueblos, y cómo ambas naciones laboran por profundizar cada vez más en el conocimiento de nuestras respectivas sociedades, empeñadas en llevar adelante los proyectos del desarrollo socialista. 

Los vínculos sostenidos son de  hermandad porque durante todo este tiempo el Gobierno y pueblo cubanos han mantenido un incalculable apoyo y entrega desinteresada sin límites hacia esa nación.

Los cubanos ayudaron y compartieron nuestra causa durante los tiempos de guerra. Los médicos y profesionales estuvieron atendiendo a la población de Laos en cuevas de las zonas liberadas de la provincia de Samnueva, y después del triunfo han contribuido a su desarrollo y crecimiento, recordó el diplomático. 

Hasta finales de 2016 permaneció la Brigada Médica de la Isla, junto a profesores cubanos en la Universidad Nacional de Laos. Son más de 120 los estudiantes laosianos que se han formado en Cuba y cada año el Gobierno ofrece cinco becas para estudiar medicina.

Los lazos entre Cuba y Laos son históricos, de hermandad, solidaridad y constituyen un legado para las futuras generaciones, y además son ejemplo de amistad y cooperación, sobre todo por el apoyo recíproco en los campos regional e internacional.

Esto ha quedado reafirmado con las visitas a la Mayor de las Antillas del presidente la nación asiática, Choummaly Sayasone, quien recibió en 2015 la Orden José Martí, la más alta condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba y  del exviceprimer ministro y excanciller Thoungloun Sisoulith (ahora es primer ministro), quienes sostuvieron encuentros con el Presidente Raúl Castro y el canciller Bruno Rodríguez Parrilla para fortalecer las relaciones de ambas naciones.

Por su parte, delegaciones cubanas de alto nivel visitaron a ese país y se entrevistaron con las máximas autoridades para intercambiar las experiencias de desarrollo mutuo. Los encuentros se llevaron a cabo en un ambiente fraternal y amistoso, como corresponden a las relaciones que los unen y a las luchas que ambos pueblos han desarrollado por conquistar su soberanía e independencia.

Este aniversario 42 coincide con la 56 celebración de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, (desembarco de los expedicionarios del Granma) ocasión para reafirmar nuestra amistad y solidaridad con el pueblo cubano, concluyó Buakeo Phumvongsay.