Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Contracción económica de América Latina y el Caribe será mayor este año

Lo vaticinó la Secretaria Ejecutiva de la Cepal

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) vaticinó en Santiago de Chile que los países de la región mostrarán una contracción del -0,8 % este año, mayor a la observada en 2015.

En rueda de prensa en esa capital, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, recordó que en 2015 la caída del crecimiento marcó un -0,5 % el pasado año y que ahora, se espera un comportamiento muy heterogéneo entre países y subregiones.

La capacidad de acelerar el crecimiento depende de espacios para adoptar políticas que apoyen la inversión, la cuales deben acompañarse con esfuerzos para cambiar la conversación entre el sector público y las empresas privada, indicó Bárcena.

"Aumentar la productividad es también un desafío clave para avanzar en una senda de crecimiento dinámico y estable", subrayó la alta funcionaria del organismo de Naciones Unidas.

En el Informe Anual presentado en la mencionada  urbe, Bárcena reconoció que el escenario mundial se ve impactado por el Brexit por las interrogantes que plantea a largo plazo la volatilidad financiera y el impacto en los precios de las materias primas.

A la salida de Reino Unido de la Unión Europea, se suma la incertidumbre frente a la decisión que adoptará la Reserva Federal en Estados Unidos sobre alza de tasas, completó.

Según el análisis de la Cepal, seis países empujan a la baja el desempeño económico de la región: Venezuela (-8,0 %), Suriname (-4,0), Brasil (-3,5), Trinidad y Tobago (-2,5), Ecuador (-2) y Argentina (-1,5).

En el paso positivo, el incremento regional estará encabezado por República Dominicana (6,0 %), Panamá (5,9), Nicaragua y Bolivia (4,5), y Costa Rica (4,3).

América del Sur espera una contracción de -2,1 en 2016, afectada por un deterioro en sus términos de intercambio, una menor demanda externa y una importante desaceleración de la demanda interna, con significativa caída en la inversión doméstica.

Por su lado, Centroamérica crecerá 3,8 % por por la mejora en sus términos de intercambio, producto de un menor precio de los hidrocarburos, la recuperación de su demanda externa e interna y un aumento de los ingresos por remesas.

El Caribe, en tanto, sufrirá una contracción de 0,3 puntos en su Producto Interno Bruto (PIB).

La ralentización por segundo año consecutivo tendrá un impacto en la tasa de desempleo urbano, que en 2015 anotó 7,4 % y se espera aumente hasta el 8,1 en 2016.

La inflación, en tanto, mantendría un comportamiento similar al del año pasado, observándose mayores presiones en las economías del sur.

En el Estudio Económico 2016, la Cepal urge a retomar la senda del crecimiento y movilizar los flujos financieros para el financiamiento del desarrollo.

"Ante la contracción económica, la región necesita un cambio estructural progresivo con un gran impulso ambiental que promueva un desarrollo basado en la igualdad y la sostenibilidad (...), apuntó Bárcena. (Prensa Latina)