Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Líderes mundiales ratifican su compromiso en la lucha contra el cambio climático

La Cumbre, también llamada París 2015, es el marco donde se pretende cerrar el “Acuer­do universal sobre el cambio climático”, aplicable a todos los países y que tiene como principal objetivo mantener el au­mento de la temperatura global  por debajo de los 2ºC

Todo no se resolverá en París, pero nada se resolverá sin Pa­rís. Creo que la lucha contra el cam­bio climático es más que una cuestión me­dioambiental. Haga­mos de esta con­ferencia un acuerdo histórico, ex­presó este lunes Laurent Fa­bius, presidente de la COP21, que comenzó ayer en esta ciudad.

El también Canciller francés ex­presó que la lucha contra al cambio climático es una obligación vital, y en 11 cortos días se debe alcanzar un acuerdo universal y ambicioso.

Desde ayer, la capital francesa acoge a unos 150 jefes de Estado o Gobierno que participan en la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Con­vención Marco de Na­cio­nes Unidas sobre el Cambio Cli­má­tico del 2015 (COP21).

La Cumbre, también llamada París 2015, es el marco donde se pretende cerrar el “Acuer­do universal sobre el cambio climático”, aplicable a todos los países y que tiene como principal objetivo mantener el au­mento de la temperatura global  por debajo de los 2ºC.
La acción por el clima fue uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sos­tenible aprobados el pasado mes de septiembre durante la Cumbre de Desarrollo de Naciones Unidas.

Los intercambios sobre el tema reúnen a delegaciones de aproximadamente 195 países en el parque de exposiciones de Le Bourget, al norte de la capital francesa, lugar que estará bajo la responsabilidad de las Naciones Uni­das hasta la conclusión del encuentro el 11 de diciembre, reporta Prensa Latina.
La jornada inicial del evento estuvo marcada por las intervenciones de los altos mandatarios asistentes, y los participantes guardaron un minuto de silencio por las víctimas de los atentados de la capital francesa  que dejaron un saldo de 132 muertos.

Debido a ello, la Cumbre quedó re­ducida a las negociaciones oficiales, pues se suspendieron todas las actividades colaterales como marchas, ma­nifestaciones o festivales, y se desplegó un fuerte dispositivo de seguridad.

“Agradezco al presidente francés, François Hollande, que haya mantenido esta reunión pese a los atentados bárbaros”, indicó el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien pidió a todos los delegados mantener ese minuto de silencio.
Ban expresó también que “ninguna causa puede justificar la violencia que se ha vivido estos últimos días en París, pero también en Beirut, en Bagdad o en Bamako”.

Por su parte, Hollande destacó que la acción contra el cambio climático debe ser “solidaria”, y “ningún Es­tado debe sustraerse a sus compromisos y ningún territorio debe ser dejado solo frente a la desregulación del clima”.

De acuerdo con Prensa Latina, Ra­fael Correa, presidente de Ecua­dor, ase­guró que la principal respuesta pa­ra la lucha contra este fenó­meno es la justicia ambiental y propuso crear una Corte Internacional para protegerla.

“Nada justifica que tengamos tribunales para proteger inversiones, para obligar a pagar deudas financieras, pero no tengamos tribunales pa­ra proteger a la naturaleza y obligar a pagar las deudas ambientales”, aseveró.

Además, Barack Obama se reunió con su homólogo chino, Xi Jin­ping, y advirtió sobre la importancia de que am­bos países se coordinen en la lucha contra el cambio climático y que ha­ya “transparencia” en los esfuerzos que se lleven a cabo. (Tomado de Granma)