Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Suben unas, bajan otras

Wall Street abrió el martes anterior con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía 0,76 %. En tanto la Bolsa de Fráncfort abría a la baja y su índice selectivo DAX 30 cedía un 0,1 %, hasta los 11 334,00 puntos

Wall Street abrió el martes anterior con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía 0,76 % minutos después del comienzo de la sesión, mientras que el selectivo S&P 500 avanzaba 0,72 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq progresaba un 0,84 %, en tanto la Bolsa de Fráncfort abría a la baja y su índice selectivo DAX 30 cedía un 0,1 %, hasta los 11 334,00 puntos y el Cac 40 de París subía 65 % hasta 5 294,71.

En Londres su índice principal, el FTSE-100, subía 17,24 puntos, 0,24 %, hasta 7 194,82 mientras en Japón, el Nikkei saltaba por encima de la barrera de 2 % después de registrar su mayor caída desde fines de diciembre, ante las preocupaciones sobre la economía global. Recuperó así parte de las pérdidas de la víspera y cerró con una subida de 451,28 puntos, equivalente a 2,15 %, hasta situarse en 22 188,37 enteros.

Las compras en el parqué tokiota se impusieron desde la apertura, tras una jornada en la que el Nikkei perdió 3,01 % debido a los datos decepcionantes difundidos el viernes 22 sobre la marcha de la economía europea, así como por una revisión a la baja de la de Estados Unidos hecha por la Reserva Federal (Fed).

Los inversores trataron de sacar partido así a los descensos con la vista puesta en los dividendos de la segunda mitad del ejercicio fiscal nipón, al ser esta la última jornada en la que se podían comprar acciones que dieran derecho a dichos ingresos.

El precio del petróleo de Texas (WTI) para entrega en mayo abrió el martes 26 con un ascenso de 1,96 % (1,15 dólares) y a las 09:05 hora local (14.05 GMT) el barril cotizaba a 59,97 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

El índice selectivo DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort cerró la víspera en 11 346,65 puntos (-0,15 %); en Londres, el FTSE-100, terminaba con un descenso de 0,42 %,  para ubicarse en 7 177,58 unidades y el Cac de París registró una caída de 0,18 % y se situó en 5 260,64 puntos.

Wall Street abrió el lunes anterior en rojo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajaba 0,39 % de cara a una faena que se presentó irregular y de nuevo marcada por la preocupación por el enfriamiento de la economía global.

Media hora después del comienzo de las operaciones, el Dow Jones recortaba 98,75 puntos, hasta 25 403,57. Para muchos en Wall Street, el hecho de que los tipos de los bonos del Tesoro a corto plazo acorten la distancia con los de largo plazo, hasta el punto de adelantarlos, es un signo de que una recesión puede producirse en el próximo año.

La Bolsa de Tokio se sumó a la caída que Wall Street sufrió el viernes 23 y terminó su sesión del lunes  anterior con un descenso de 3,01 % del Nikkei, hasta situarse en 20 977,11 enteros, la caída porcentual más pronunciada desde el 25 de diciembre pasado, cuando se desplomó 5,01 %, arrastrado también por el fuerte retroceso de Wall Street.

En otro ámbito, el Banco Central Europeo (BCE) ha establecido una gestión de crisis interna para responder a tiempo y adecuadamente a futuras crisis bancarias, según el presidente de su Consejo de Supervisión, Andrea Enria.

En una carta al presidente del Bundestag (Cámara Baja del Parlamento alemán), Wolfgang Schäuble, publicada el pasado lunes, Enria hizo hincapié en que “el BCE vigila constantemente los bancos de los que es responsable directamente”. La gestión de crisis interna establecida permite al BCE actuar de forma específica para afrontar el deterioro de las condiciones financieras de una institución de crédito. (Fuentes: Finanzas.com y EFE)