Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

En prueba de fuego la economía mundial

Estados Unidos y China publicarán datos sobre precios que apoyarán la decisión de los bancos centrales de evitar ajustar la política monetaria

La economía mundial está por enterarse de si la inflación se está desacelerando nuevamente, ya que Estados Unidos y China publicarán datos sobre precios que apoyarán la decisión de los bancos centrales de evitar ajustar la política monetaria.

Una medición de la inflación subyacente al consumidor en Estados Unidos (EE.UU.) probablemente haya bajado a 2,1 % anual, lo que contribuye a justificar la pausa hecha por la Reserva Federal (Fed) en su ciclo de aumentos de las tasas de interés, según economistas encuestados antes de la publicación de un informe el miércoles anterior. Aunque el registro de la inflación de los precios de fábrica en China probablemente arroje un incremento de solo 0,3 % respecto del mismo período del año anterior, los economistas de Goldman Sachs Group Inc. anticipan una recaída a territorio negativo por primera vez desde 2016.

Tras haber adoptado una posición conciliadora en las últimas semanas, es probable que los bancos centrales interpreten los datos como un motivo para mantener la política monetaria más laxa de lo que posiblemente proyectaban a fines del año pasado. Economistas de JPMorgan Chase & Co. pronostican que la inflación mundial promedio se desacelerará de 2,8 % en octubre a menos de 2 % este trimestre.

Por otro lado, analistas indican que el brexit podría servir de “prueba de fuego” para el funcionamiento de la economía mundial en base a nuevas reglas del comercio, según afirmó el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, en un discurso en Londres.

Con el reloj en cuenta atrás hacia la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Carney también dijo que va “en el interés de todos, y posiblemente en todas partes”, que se encuentre una “solución al brexit que funcione para todos en las próximas semanas”.

Los bancos centrales de todo el mundo han presentado evaluaciones de crecimiento bajo en los últimos meses, y el Banco de Inglaterra redujo sus propios pronósticos la semana pasada. El impacto de una desaceleración en China, la incertidumbre y las crecientes tensiones en torno a la política comercial y la deuda corporativa son posibles riesgos al crecimiento mundial.

Un período prolongado de duda sobre el comercio podría socavar la expansión mundial, argumentó el gobernador, un impacto que ya se ha visto en el Reino Unido. Los responsables del Banco de Inglaterra dijeron la semana pasada que la incertidumbre del brexit está filtrándose a través de la economía, impactando hogares y empresas y frenando la inversión.

“Es posible que se desarrollen nuevas reglas de tránsito para una economía global más inclusiva y resistente”, dijo Carney. “Al mismo tiempo, existe el riesgo de que los países cambien su perspectiva hacia dentro, lo que socava el crecimiento y la prosperidad para todos. Los temores a esta posibilidad ya están afectando la inversión, el empleo y el crecimiento, creando una dinámica que podría volverse autosuficiente”.

Aún así, es probable que la expansión mundial se estabilice en torno a una nueva tendencia modesta, dijo.

La Bolsa alemana registró el martes 11 subidas de más del 1% y se convierte en la más alcista del Viejo Continente: el DAX  se ubicó en 11 141,13 puntos, en tanto el resto de las plazas tuvo un comportamiento estable. Así el Footsie 110 detuvo su ascenso en 7 139,82; el Cac de París llegaba a 5 070,16, en tanto el Dow Jones de New York paraba en 25 361,44 y el Nikkei de Japón lo hacía en 20 864,21. (Fuentes: Yahoofinanzas, Bolsamanía y el Economista.es)