Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Se compran más los autos de uso

En el acumulado de los 10 meses transcurridos del año, el volumen total alcanza las 1 474 283 unidades

Los reiterados aumentos de precios que se produjeron este año, especialmente a partir de septiembre, llevaron a que las ventas de autos 0 km se desplomaran en el último tiempo (ya van cuatro meses consecutivos de caída). Esto obliga a que la primera opción al momento de renovar un vehículo sea el mercado de reposición.

A principios de mayo pasado, luego de que se produjera una subida  del dólar respecto al peso, el entonces titular de la asociación de fabricantes (ADEFA) alertaba que esa alteración de la moneda estadounidense iba a terminar impactando en los precios. Durante el mes pasado se vendieron en el país 143 388 vehículos usados, lo que representa una baja de 9,8 % con respecto a igual mes de 2017, cuando se habían comercializado 158 961 unidades, según informó la Cámara de Comercio Automotor (CCA).

En el acumulado de los 10 meses transcurridos del año, el volumen total alcanza las 1 474 283 unidades, lo que muestra un crecimiento de 1,48 % con respecto a igual período del año pasado, cuando se habían vendido1 452 743 vehículos.

El ejemplo más contundente se vio reflejado en las listas oficiales de precios que se publicaron en septiembre, luego de que a finales de agosto el dólar haya alcanzado su pico al superar los $ 40,00 Luego de eso, los ascensos de algunas empresas superaron 20 % en todas sus gamas.

¿Por qué no bajan los precios de los 0 km si el dólar se redujo?

Primero es bueno entender por qué aumentan los precios cuando sube el dólar. En el caso de los vehículos producidos en Argentina, un incremento de la divisa estadounidense pega de lleno en el valor de buena parte de las piezas con las que se construye el vehículo. Esto varía en cada segmento.

Por ejemplo, el mayor contenido de piezas locales en un modelo nacional se encuentra en pickups, como la Toyota Hilux, la Ford Ranger o la Volkswagen Amarok, y medianos, como un Peugeot 408, un Citroën C4 Lounge o Chevrolet Cruze; que, según ADEFA, se mueve entre 35 % y  45 %.

“Pese a que hablar de baja nunca es bueno, comparado con la brutal baja de los autos nuevos, podemos decir que el sector de autos usados resiste”, destacó Alberto Príncipe, presidente de la CCA. (Fuente: Clarín)