Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Normas aperturistas dan autonomía a zonas de libre comercio en China

China reveló las normas que aplicará en tres zonas de libre comercio (ZTE) para otorgarles más autonomía en la creciente apertura a la inversión extranjera

China reveló las normas que aplicará en tres zonas de libre comercio (ZTE) para otorgarles más autonomía en la creciente apertura a la inversión extranjera, con lo cual busca garantizar un mejor clima de negocios.

Según un texto aprobado por el Consejo de Estado (gabinete), las medidas se implementarán en las áreas de Guangdong, Tianjin y Fujian, y buscan estimular el desarrollo de alta calidad, la reforma estructural por el lado de la oferta, la innovación y la prevención de riesgos.

Por tanto, esas ZTE tendrán más poder de decisión a la hora de determinar cuáles reformas les permitirán profundizar de forma más efectiva su apertura integral, optimizar la gestión administrativa, fomentar nuevos motores de crecimiento y elevar la competitividad.

El documento enfatiza en que el objetivo final es asegurar un mejor ambiente mercantil sustentado en la ley, dinámico, transparente, protector de los derechos de propiedad intelectual y a tono con los estándares internacionales.

En abril pasado, el presidente Xi Jinping delineó las políticas -con características propias- que seguirá su Gobierno este mismo año para liberar y facilitar negocios e inversiones foráneas en distintos sectores.

La semana anterior se anunció la reducción de impuestos a la importación de vehículos y sus componentes, una iniciativa que abarcará más adelante a las industrias aeronáutica y naval.

China también prevé aumentar las importaciones de bienes de alto consumo para su población y derribará barreras en el área financiera.

Todos estos cambios forman parte de la profundización de la reforma y apertura emprendida hace 40 años y que transformó a este país en una potencia económica global.

Ahora, el Gobierno tiene como premisa priorizar la calidad y la innovación para asegurar el verdadero desarrollo sostenible.

Además, está determinado a erradicar el apelativo de “fábrica del mundo” y ahora apuesta  por un modelo de crecimiento donde las cuestiones de eficiencia y medioambientales tomen un peso mayor, pero a la vez fomenten las exportaciones y el consumo interno.

Los dos últimos elementos determinaron en la expansión de 6,9 % que registró el Producto Interno Bruto durante 2017, superior a la meta de 6,5.

Mientras, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) instó a respetar las reglas fiscales existentes en la eurozona, especialmente en los estados con un alto grado de endeudamiento público como Italia, según las actas de su última reunión del pasado 26 de abril.

El Consejo consideró además que las reformas estructurales en países del área euro deben intensificarse y llamó a una rápida y sustantiva conclusión de la unión bancaria y la del mercado de capitales.

El máximo órgano rector del banco estimó que se requiere todavía un “amplio grado de política monetaria acomodaticia” ya que, aunque el crecimiento económico del área continuará “a un ritmo sólido”, los riesgos relacionados con la amenaza del proteccionismo se han vuelto “más prominentes”. Fuentes: PL y Yahoo finanzas