Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Impacto económico por ruptura del pacto nuclear con Irán

Subida del precio del petróleo… y de las gasolinas. El precio del crudo tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, superó el nivel de los 71 dólares el jueves último

La retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con Irán no solo tendrá consecuencias desde el punto de vista político en todo el mundo, sino también efectos financieros, de hecho, ya los está teniendo en:

Subida del precio del petróleo… y de las gasolinas. El precio del crudo tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, superó el nivel de los 71 dólares el jueves último. Mientras que la cotización del Brent, seguida en Europa, cerró en 77,21 dólares. En ambos casos han experimentado subidas de más del 3 % y también estamos hablando de niveles que no se veían desde el año 2014.

Irán exporta cerca de 2,5 millones de barriles al día, lo que cubre alrededor de  1 % de la demanda global, por lo que los analistas anticipan que un nuevo veto sobre sus ventas afectará al equilibrio del mercado, según explica EFE.

Aumento de la inflación. La consecuencia más inmediata de este hecho para los consumidores será el encarecimiento de los combustibles. Pero de mantenerse estos niveles, o incluso más altos, los efectos se irán notando en los próximos meses en forma de tasas de inflación más altas. Puesto que, además del peso que tienen las gasolinas en su cálculo, suelen provocar a medio plazo el encarecimiento de otro tipo de productos, como los alimentos, ya que los costos de transportarlos también aumentan y esto finalmente acaba repercutiendo en el precio de venta al público.

Posible alza de los tipos de interés. Y en esta cadena en la que todo está conectado, la posible alza de la inflación hará que los bancos centrales estén más atentos a la subida de los precios que se produzca en sus economías. En caso de que lo vean necesario, podrían efectuar incrementos de los tipos de interés para mantenerlos bajo control.

El efecto inmediato, en este caso para los consumidores que están pagando préstamos o hipotecas, será de una subida de las cuotas mensuales.  Y para los que soliciten un crédito o pretendan hacerlo, verán que las condiciones que su banco le propone serán peores.

Impacto en las economías. La economía mundial está disfrutando de su mayor expansión desde 2011 y los precios más altos del petróleo impactará en los ingresos de los hogares y el gasto de los consumidores, pero el golpe real en los países variará dependiendo de las regiones.

Europa puede ser de las más vulnerables puesto que, además de importar la mayoría del crudo que consume, su economía se está recuperando a unos ritmos moderados. China también estaría entre los más perjudicados porque es el mayor importador de petróleo del mundo.

En Latinoamérica, por el contrario, los países productores de petróleo se verían beneficiados por el encarecimiento del barril.

En cualquier caso, los expertos consultados por Bloomberg estiman que para que la economía mundial se viera realmente golpeada, los precios del petróleo deberían subir más y permanecer en esos niveles durante un período de tiempo prolongado. (Fuentes; Yahoo Finanzas y PL)