Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Principales riesgos de la economía mundial este año

Los riesgos que más pesan de cara al futuro son el proteccionismo económico, especialmente liderado por EE.UU

Los riesgos ambientales y la ciberseguridad son as dos preocupaciones principales a las que tienen que hacer frente los líderes mundiales en 2018. Así lo constata el resultado de la encuesta anual que realiza el World Economic Forum (WEF).

Pero no son los únicos. Si algo  caracteriza al mundo del 2018, según ha explicado una experta, ahora “todas las amenazas están interconectadas y no se pueden afrontar de forma lineal como se venía haciendo hasta ahora”.

Huracanes con consecuencias catastróficas, temperaturas extremas, sequía, altos niveles de polución que causan una de cada diez muertes cada año, el primer incremento en emisiones de CO2 en los últimos cuatro años… el rosario de problemas medioambientales no para de aumentar. Como ya ocurrió en 2017, estos se han convertido en los riegos más palpables para los encuestados por el WEF.

Es llamativo en el informe de 2018 que los riesgos ligados a problemas económicos han quedado muy relegados. Es preocupante que no se liguen los riesgos medioambientales a los económicos, pero también es preocupante la visión de la situación económica y de los mercados que actualmente tiene los líderes empresariales y políticos.

“Hay que destacar que las valoraciones de los activos están en un nivel que solo se había visto antes de la gran depresión de 1929 y en los años previos a la última crisis financiera de 2007”, ha advertido Aengus Collins, autor jefe del Informe de Riesgos globales del WEF.

En su análisis económico, también ha alertado que el mundo no solo no ha reducido la deuda global, sino que a pasó de un endeudamiento de 80 billones de dólares en 2007 a los 135 billones en 2016. “Esto implica que cuando vuelva una nueva crisis, que volverá, ni los gobiernos ni los bancos centrales tendrán suficiente margen de actuación”.

En el informe se invita a los países de todo el planeta a aprovechar la coyuntura económica por la que se está atravesando en estos años para sanear las economías y reforzarse ante posibles problemas futuros. “Tenemos que tomarnos en serio el riesgo de colapso global de los sistemas. Juntos, tenemos los recursos y el nuevo conocimiento científico y tecnológico para impedir esto. El desafío está en encontrar la voluntad y el impulso para trabajar juntos por un futuro compartido”, ha advertido Collins.

El foco de preocupación para muchos lo constituyen las tensiones geopolíticas entre las principales potencias mundiales. Estos riegos se intensifican al constatar que el orden mundial ya no está dominado por una o dos grandes potencias sino que tiende a una multipolarización en la que cada vez hay más actores.

Los riesgos que más pesan de cara al futuro son el proteccionismo económico, especialmente liderado por EE.UU. junto al miedo a las guerras comerciales y todo lo relacionado con los ciberriesgos en todos los campos.

También genera mucha preocupación como esta nueva tecnología está facilitando el desarrollo de un mundo sin reglas. En la Internet profunda, por ejemplo, las criptomonedas ha permitido iniciar un lucrativo negocio de contratación de actividades ilegales. Incluso, hay expertos que consideran que “se están erosionando las reglas actuales y los países están recalculando el coste de saltárselas”.

La biotecnología y los efectos de este nuevo orden o desorden mundial en la salud de las personas también se ha destacado como riesgo preocupante. Especialmente destaca la brecha que puede surgir entre las poblaciones con acceso a innovaciones en materia de salud y las que carezcan de ese acceso. (Tomado de La Vanguardia)