Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

La peor semana del dólar

El dólar canadiense es una excepción. Ha aumentado un 1 %

 

Casi todas las principales monedas han subido al menos un 2 % frente al dólar estadounidense la semana última. El dólar canadiense es una excepción. Ha aumentado un 1 %  antes de la sesión local del viernes 16. El índice del billete verde está apagado 2,3 %, que sería la mayor pérdida semanal desde 2015. El dólar se ha reafirmado un poco en Europa, pero busca operadores de América del Norte para ver los repuntes como una oportunidad de venta.

El dólar cayó en Tokio, lo que parece haber liderado la caída de la semana. Es la mayor pérdida desde julio de 2016. Los funcionarios japoneses están cada vez más preocupados. Los informes sugieren una reunión de nivel sobre la fortaleza del yen . Aunque el ministro de Finanzas había dicho que el movimiento del yen no requería intervención, el hombre clave del MOF en FX, Asakawa, expresó mayor preocupación por una movida unilateral que no estaba en línea con los fundamentos.

Esto todavía parece ser preocupación de bajo nivel. Reiterando la línea repetitiva del G7 / G20 sobreexcesiva volatilidad necesita ser evitada, y sugiere que hay conversaciones entre los funcionarios del G7 sobre el reciente desarrollo en el mercado cambiario, lo que sería peldaños adicionales en la escalada.

El euro alcanzó cerca de máximos de tres años cerca de 1 2555. Es la sexta sesión de avance consecutiva. El euro se ha apreciado 2,2 % . El dólar se vendió a través de CHF 0,92 para ver su nivel más bajo desde junio de 2015. Las ventas minoristas principales aumentaron 0,1%. La previsión mediana fue de un aumento del 5% después de una disminución revisada del 1,4 % (inicialmente -1,5 %). El ritmo del 1,6% interanual lo convierte en el enero más débil desde 2013. Pero la libra esterlina no ha estado operando al alza porque la economía está en auge.

Estados Unidos tiene varios informes económicos hoy, pero ninguno tiene la capacidad para cambiar la opinión del mercado. Los precios de importación de enero probablemente se elevaron por la apreciación del petróleo, excluyéndolo los precios de importación pueden haber subido 0,1 %. Se espera que los inicios de viviendas en enero se hayan recuperado de la caída del 8,2 % inducida por el clima en diciembre. Las expectativas de inflación a largo plazo pueden atraer más interés dado las sensibilidades actuales. En enero, se situó en 2,5 %, desde el 2,4 % en noviembre y diciembre, igualando las bajas impresiones de 2017.

Qué diferencia hace una semana para las acciones. Después de la caída de la semana pasada, la que concluyó ha estado arriba. De hecho, al llegar a la sesión del viernes el S & P 500 subió un 5,8 %, liderando los principales mercados y apuntando a registrar su mejor desde 2011. Un cierre por encima de 2743 sería visto como un desarrollo técnico constructivo. El Dow Jones Stoxx 600 subió 3 %. La acción del precio da credibilidad a nuestra hipótesis de que la crisis de la anterior fue más parecida a la caída de 1987 que al final de la burbuja tecnológica o la crisis financiera de 2008.

El declive de dos puntos básicos en el rendimiento a 10 años de los Estados Unidos es suficiente para alentar un descenso en los rendimientos europeos, que ahora son ligeramente más bajos. Las nulidades del Reino Unido son la excepción notable, y el rendimiento es un punto base único más

Mientras el precio del petróleo avanzó apoyado por la debilidad del dólar que cayó a mínimos de tres años, pero permanecen las presiones ante pronósticos de un incremento de las producciones estadounidenses.

El referencial Brent del Mar del Norte se cotizó a 64,60 dólares, mientras el crudo ligero West Texas de Estados Unidos se ubicó a 61,40 dólares el tonel. (Fuentes: Investing.com y PL)