Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Preocupación por cierre semanal de petróleo

Los precios del petróleo subieron el viernes pasado, pero mostraron cotas camino a registrar su primera semana de pérdidas en un mes y medio

En medio de las expectativas de los operadores de materias primas por encontrar un camino hacia la estabilidad de los precios petroleros, los mercados auguran un cierre semanal preocupante.

Los precios del petróleo subieron el viernes pasado, pero mostraron cotas camino a registrar su primera semana de pérdidas en cerca de un mes y medio.

Esto lo evalúan los analistas como preocupante, debido a la expectativa sobre si Rusia apoyará nuevamente una extensión de los recortes a la producción de crudo que impulsa los precios en los recientes meses.

El ejemplo más sobresaliente está en los valores de esa jornada cuando el referencial Brent subió 50 centavos a 61,86 dólares el barril, mientras el crudo estadounidense opera a 55,90 dólares por barril.

Pero la mirada de los entendidos en este producto, apunta a un acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores como Rusia para limitar la producción de crudo.

Tal medida, indudablemente, apuntala los precios, por lo que se espera que el acuerdo se extienda en la próxima reunión del grupo el 30 de noviembre.

Para los ejecutivos del banco de inversión estadounidense Jefferies, el apoyo ruso para extender formalmente los recortes de producción en la próxima reunión de la OPEP parece cuestionable.

Arabia Saudita manifestó, por su parte, voluntad de ampliar los límites, que expiran en marzo de 2018, al respecto su ministro de Energía, Khalid al-Falih, dijo que los objetivos para reducir el excedente mundial de petróleo no se alcanzarían a tiempo.

El principal obstáculo de la OPEP para ajustar el mercado es Estados Unidos. En ese país, la producción de crudo C-OUT-T-EIA alcanzó este mes un récord de 9,65 millones de barriles por día (bpd).

Tal dato significa que el bombeo del país norteamericano aumentó al menos 15 % desde su más reciente mínimo registrado a mediados de 2016.

Estos elementos son los que preocupan a los economistas y operadores de mercados, que ven con preocupación el cierre de la semana última para el crudo.

También la semana anterior el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Dragh, aseguró que la recuperación económica de la Eurozona se mantendrá, aunque el débil crecimiento de los salarios indica la necesidad de mantener la política monetaria ultraflexible. En una conferencia bancaria, Draghi estimó que un motor clave de la recuperación son las favorables condiciones de financiamiento que tienen los hogares y las empresas las cuales a su vez están muy supeditadas a las medidas de política del BCE.

Sobre la compra de activos, indicó que el ente financiero la utiliza como un recurso para determinar la senda de la futura política de tasas de interés, las cuales aseveró se mantendrán en los actuales niveles, bien pasado el plazo de adquisición de los programas de deuda.

Actualmente, La entidad europea se dispone a comprar bonos por valor de 2,55 billones de euros (un millón equivale a un millón de millones). (PL)