Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

El euro podría complicar plan de Banco Central Europeo

El euro ha permanecido fuerte frente al dólar en las dos últimas semanas pese a las preocupaciones sobre un enfrentamiento entre Estados Unidos y Corea del Norte

La escalada del euro por encima de los 1,20 dólares la semana que culmina ha generado un debate en torno a que se está convirtiendo en un activo de refugio para los inversores, lo que supone un problema para el Banco Central Europeo mientras planea retirar su enorme plan de estímulo económico en los próximos meses.

El euro ha permanecido fuerte frente al dólar en las dos últimas semanas pese a las preocupaciones sobre un enfrentamiento entre Estados Unidos y Corea del Norte que ha provocado momentos de ventas en las bolsas de todo el mundo.

Ahora el euro parece recuperarse. Si la divisa pierde su percepción de candidata para el apetito de riesgo, los responsables del BCE que se reúnen esta semana tendrán que tener en cuenta su impacto en la economía.

Concretamente estarán preocupados porque la fortaleza del euro dañe a las exportadores y mine sus esfuerzos de que la baja inflación crezca hasta el objetivo del BCE en un momento en el que se preparan para comenzar a retirar un programa de compras de activos de más de dos billones de euros.

Las previsiones de consenso de crecimiento para la zona euro y Estados Unidos en 2017 están en torno al 2 %. Pero mientras las previsiones europeas se han revisado al alza desde el inicio del año, las cifras para Estados Unidos casi se han reducido a la mitad. Además de todo esto, el superávit por cuenta corriente de la zona euro está aumentando.


Las posiciones largas de especuladores en el euro son las mayores en cinco años, mientras algunos de los mayores inversores del mundo en deuda están comprando bonos europeos, apostando a que la fortaleza de la divisa retrase los planes del BCE para retirar los estímulos.

El euro alcanzó un máximo de dos años y medio frente al dólar superando los 1,20 dólares el martes, después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, no hiciera mención sobre la fortaleza de la divisa en una importante reunión de banqueros en Jackson Hole la semana pasada. A la vez, la correlación de 10 días entre el índice que mide el apetito de riesgo y el euro se acercaron a su menor nivel de este año.

En los modelos internos de muchos bancos, el euro sigue siendo considerado infravalorado entre un 5 % y un 10 % frente a una cesta de divisas.

La semana anterior el precio del petróleo apuntó a su peor desempeño mensual en más de un año, ante la posible caída de la demanda en Estados Unidos a causa de la paralización de refinerías provocada por la tormenta Harvey.

Refinerías con una producción combinada de 4,1 millones de barriles por día quedaron paralizadas, lo que representa un 23 % de la producción en la nación norteña, según datos del grupo de inversión Goldman Sachs.

Según reportes especializados, operadores de Europa a Asia se apresuran para preparar envíos de combustible a Estados Unidos, el mayor consumidor mundial, y Goldman Sachs afirmó que podría tomar meses para que ese país restaure toda su producción petrolera.

El viernes pasado los precios volvieron a descender lo que tiene en vilo a los operadores de mercado. El barril de petróleo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en octubre cotizó a 52,31 dólares al inicio de la sesión del mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

Este carburante perdió siete centavos de dólar (0,13 %) respecto al cierre previo del jueves 31 de agosto, de 52,38 dólares por barril.

En tanto, el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI), también para octubre, decreció 48 centavos de dólar (1,02 %) y cotizó a 46,75 dólares. (Fuentes Yahoo Finanzas y PL)