Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Inestabilidad bursátil

Las bolsas europeas caían en las primeras operaciones mientras los inversores seguían centrados en una serie de resultados corporativos

En medio de los vaivenes económicos en todo el orbe, las bolsas europeas caían en las primeras operaciones del viernes ùltimo mientras los inversores seguían centrados en una serie de resultados corporativos, entre esos los de la firma de seguros Swiss Re, cuyos títulos se desplomaban luego de que incumplió las previsiones de ganancias.

Pero la mayoría logró frenar las caídas registradas a la largo de la jornada por las pérdidas en las acciones del sector energético y la banca, y terminaron con leves ganancias, con excepción de los mercados de Lisboa y Fráncfort, que concluyeron con pérdidas de 0,56 % y 0,22 %, de manera respectiva.

El resto de las plazas cerró con signos positivos, resaltando la bolsa de Milán con un repunte de 1,02 %.: el FTSE-100 de Londres paró en 7 411,43 (+ 0,85 %), mientras en París el CAC-40 llegaba a 5 107,25, equivalente a 0, 46 % y en Fráncfort el  DAX cerraba en 12 181.48, o - 0,22 %.

En el mercado cambiario, el Banco Central Europeo (BCE) fijó la cotización oficial del euro frente al dólar en 1,1860, un incremento de 0,0031 unidades, 0,26 %, respecto al miércoles pasado, cuando se cotizó en 1,1829 dólares por unidad.

En el lejano Tokio el índice Nikkei también descendió el viernes pasado, luego de que un repunte del yen a máximos en siete semanas eclipsó el optimismo sobre las ganancias corporativas. El Nikkei bajó 0,4 % a 19 952,33 puntos, pero cerró estable en la semana. El rango de negociación en el que se ha mantenido desde mediados de junio se ha reducido.

Una lectura sorprendentemente débil en el sector de servicios de Estados Unidos socavó el apetito por el riesgo y ayudó a llevar el viernes anterior al dólar a un mínimo en siete semanas de 109,85 yenes.

“Si el dólar cae por debajo de los 110 yenes, muchas compañías tendrán que cambiar su supuestosobre los tipos de cambio. Eso significa un riesgo de revisión a la baja del optimismo actual sobre las ganancias. Ahora estamos en un punto de inflexión”, dijo Seiki Orimi, estratega de inversiones de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.


Por su parte, Wall Street abrió  con subidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzaban  0,17 % animado por los buenos datos de empleo en Estados Unidos. Casi media hora después del inicio de las operaciones, este índice ganaba 37,69 puntos hasta los 22 063,79.

Tras fijar un nuevo récord intradía al comienzo de la sesión, el Dow Jones perdió fuerza con el paso de los minutos, pero aún se situaba en trayectoria para lograr su octavo récord consecutivo al cierre.
Mientras, el selectivo S&P 500 avanzaba 0,23 % o 5,66 unidades hasta 2 477,82 y el índice compuesto del mercado Nasdaq progresaba 0,24 % o 15,49 enteros hasta 6 355,83.

El día anterior, los índices S&P 500 y Nasdaq cayeron, arrastrados por las acciones de Amazon.com, Apple y otros pesos pesados del sector tecnológico, mientras que el Promedio Industrial Dow Jones terminó con una subida marginal y marcó un cierre récord.

Según las cifras preliminares de cierre, el Promedio Industrial Dow Jones subió 9,86 puntos, o 0,04 %, a 22 026,10 puntos.

Según el Departamento de Trabajo, el mes pasado se crearon 209 000 nuevos empleos frente a los alrededor de 180 000 que vaticinaban los expertos. De ese modo, la tasa de desempleo en EE.UU. se redujo una décima en julio hasta 4,3 % y vuelve a tocar mínimos en 16 años.

Los empleadores estadounidenses contrataron a más trabajadores de lo previsto en julio y elevaron sus salarios. El Departamento del Trabajo dijo que las nóminas no agrícolas de julio aumentaron en 209 000 puestos de trabajo y que el dato de junio fue revisado a 231 000 empleos desde 222 000.
Fuentes: Reuters, EFE y PL