Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Industria chilena del cobre adopta estrategias ante embates en el mercado

Frente a las caídas del precio del cobre de esa nación optó por no reducir la producción y exportación de este recurso, con el objetivo de mantener la cuota en el mercado

Ante las continuas caídas del precio de las materias primas en el mercado global desde principios del año pasado, Chile, el país del cobre, siente los embates en el mercado.

En 2014 las exportaciones chilenas de cobre cayeron a su nivel más bajo desde 2009. En 2013 el precio del cobre chileno alcanzó 3,6 dólares por libra. Sin embargo en la actualidad su valor cayó más de un dólar, además, de manera simultánea la cotización del peso chileno se ubicó en 679,2 pesos por dólar, nivel similar al mínimo histórico registrado hace 12 años.

Como el mayor productor y exportador mundial, las exportaciones chilenas de cobre representaron durante mucho tiempo la mitad de las globales. La economía chilena creció en gran escala por el metal rojo, con estos particulares recursos y exitosos cambios de modelo económico y social, Chile se perfiló como el prototipo de desarrollo económico de América Latina.

Frente a las caídas del precio del cobre de esa nación optó por no reducir la producción y exportación de este recurso, con el objetivo de mantener la cuota en el mercado.

El año pasado la producción total del metal rojo llegó a cinco millones 740,000 toneladas, el equivalente a 31, 2 % de la producción mundial, con un volumen de exportaciones de cinco millones 660,000 toneladas, un récord de los últimos siete años.

En la actualidad la estatal Codelco, la mayor empresa de cobre del mundo, tiene el 9 % de los yacimientos.

El año pasado la producción de cobre fino  llegó a un millón 841,000 toneladas, lo que supone el 31 % de la producción total chilena, o el 10 % de la producción mundial.

En el primer semestre la producción de Codelco aumentó 5 % respecto al mismo período del año pasado, las empresas Codelco y Antofagasta cerraron dos minas de cobre, lo cual impulsó un aumento en el precio del cobre, pero este supone sólo un compás ante la continua racha descendente en los precios internacionales del metal.

El presidente ejecutivo, Nelson Pizarro, admitió que 2016 será un año difícil, ya que el precio continuará a la baja.

La clave para enfrentar el desafío es limitar el costo de producción por debajo del precio del cobre para cubrir la pérdida que representa la disminución de 1 centavo de dólar y que supone una caída en la renta total de 36 millones de dólares. (XIN)