Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Trazan estrategia Venezuela y Rusia

Los dos países coinciden en la conveniencia de mantener precios estables por encima de los 70 dólares para garantizar las inversiones petroleras en los próximos años

Durante su encuentro en Beijing, con motivo del 70 aniversario del triunfo del Ejército Popular chino sobre Japón en la II Guerra Mundial, los mandatarios de Rusia y Venezuela, Vladimir Putin y Nicolás Maduro, respectivamente, definieron al fenómeno que se da actualmente como una guerra de precios y económica en el mercado petrolero.

De acuerdo con un reporte del equipo de prensa presidencial de la nación latinoamericana, uno de los componentes es la ofensiva contra Rusia y Venezuela, pero en general de lo que se trata es de hacer un reposicionamiento de una nueva estrategia de coordinación para la defensa del mercado petrolero.

Al efecto, Putin y Maduro coincidieron en que el mercado petrolero pudiera funcionar fácilmente en los próximos meses con una banda de estabilidad entre 70 y 80 dólares por barril, para garantizar las inversiones. El comunicado bolivariano señaló que tras conversaciones con factores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y con Rusia, desde enero del presente año se logró una estabilidad cercana a los 60 dólares el barril, y de repente el mercado entró en una fase de inestabilidad total.

"Esta situación -revela la nota-, perjudica no solo a los productores, sino a todas las inversiones petroleras en el mundo, incluyendo a Estados Unidos, así como a la economía global, y asegura que tanto el gigante euroasiático como la OPEP coinciden con Venezuela en la conveniencia de mantener precios estables por encima de los 70 dólares para garantizar las inversiones petroleras en los próximos años.

Entre tanto, esta semana será inaugurado el Foro Davos de Verano en la ciudad nororiental china de Dalian, ceremonia que correrá a cargo del primer ministro Li Keqiang quien participará los días 9 y 10 de septiembre en la cita también conocida como Asamblea Anual de Nuevos Campeones del Foro Económico Mundial.

Desde su creación en 2007, China ha sido anfitriona del Foro Davos de Verano, organizando las citas de forma alternativa en Dalian y en la municipalidad septentrional de Tianjin. El encuentro acogerá debates sobre el crecimiento económico chino y global y la innovación tecnológica, y está previsto que al foro asistan unos 1 700 delegados procedentes de más de 90 países y regiones.

A través de ese evento, esta nación desea transmitir mensajes sobre las mejoras en la economía nacional en general y las tendencias de reforma orientadas por el mercado, la mayor participación de la innovación tecnológica en el desarrollo y el potencial de crecimiento económico de China.

Finalmente, y también relacionada con el gigante euroasiático, el presidente Vladimir Putin viajó a Vladivostok, sede del primer Foro Económico Oriental, dirigido a resaltar el atractivo de inversión del Lejano Oriente de Rusia. El líder ruso estará presente en una ceremonia de firma de documentos y tendrá una breve reunión con el viceprimer ministro de China, quien representa a su país en este evento.

Putin también sostendrá un encuentro con ejecutivos de las industrias rusas de petróleo y gas a propósito del día de su fiesta profesional, y visitará el Acuario del Lejano Oriente ruso. El Foro Económico Oriental reúne a representantes de organismos estatales rusos, inversionistas, empresarios y expertos de 24 países de la zona Asia-Pacífico.

Cabe recordar que tras las sanciones impuestas por Washington y acatadas por sus aliados occidentales tras el rechazo de Rusia al golpe de Estado del 22 de febrero de 2014 en Ucrania, Moscú decidió convocar este foro en el Lejano Oriente, el cual tendrá frecuencia anual. (Fuentes: Xinjua, Ria Novosti y PL)