Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Aumenta confianza económica en la eurozona

El indicador de sentimiento económico mensual de la Comisión Europea (CE) se situó en 104,0 en julio, frente a los 103.5 de junio

La confianza en la economía de la zona euro tocó un máximo de cuatro años en julio ya que el ánimo en la industria, el sector servicios y el comercio minorista mejoró pese a que la confianza del consumidor se redujo.

El indicador de sentimiento económico mensual de la Comisión Europea (CE) se situó en 104,0 en julio, frente a los 103.5 de junio y por encima del pronóstico de 103,3 de acuerdo a un sondeo entre economistas. La confianza empresarial aumentó a 0,39 puntos, su nivel más alto desde mayo de 2014.

La confianza aumentó notablemente en Alemania (+1,0 puntos), Francia (+0,8) y Países Bajos (+0,4), mientras que mostró cambios menores en España (+0,3) e Italia (-0,1). La CE informó que las expectativas de inflación de los consumidores cayeron a 4,2, poniendo fin a una racha de cinco incrementos mensuales consecutivos. Se trata de un elemento que podría tener muy en cuenta el Banco Central Europeo, que este año puso en marcha un programa de impresión de dinero.

Desde el gigante asiático se conoció que su gobierno está enfocado en implementar iniciativas para combatir la presión a la baja en la esfera económica, y para ello prometió políticas más focalizadas que apoyen el crecimiento. Después de una reunión del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), dirigida por el presidente Xi Jinping, se instó a prestar una mayor atención al combate de la desaceleración e impedir y disolver los riesgos sistemáticos. El crecimiento económico de China corresponde a las expectativas para el primer semestre del año, pero la economía debe seguir encontrando un nuevo impulso ante el debilitamiento de los motores tradicionales.

El gobierno mantendrá su política fiscal proactiva mediante la continuación del crecimiento del gasto público, la reducción de las cargas de las compañías y el fomento de la inversión privada, al tiempo que mantiene elástica su política monetaria prudente.

Por último, el experto en mercados financieros Patrick Young, advirtió que "desde todos los ángulos" el pronóstico para la economía mundial para los próximos meses es preocupante: descenso del crecimiento chino, Europa en franco declive y Estados Unidos tal vez al borde de un cambio de tendencia, aseveraciones que contradicen de cierto modo el actual panorama financiero y económico.

Young recuerda que no han aparecido los esperados brotes verdes en las economías europeas. "Esto sucede cuando se crea un entorno de inversión corporativo poco amigable y socialista que es incapaz de abrazar al futuro por miedo a decepcionar intereses particulares análogos. Europa está en declive terminal por haber fracasado a la hora de crecer con el resto del mundo", afirma.

El especialista argumenta que el mercado inmobiliario asiático ha experimentado una gran burbuja (similar a la de 1997, previa a la crisis asiática), mientras que los mercados de valores en China recientemente han dejado de ganar dinero fácil alimentados por un mercado alcista.

Asimismo, constata que Estados Unidos está experimentando demasiados meses de crecimiento económico, lo que sugiere que la situación puede cambiar pronto. "Aquí -dice- el promedio de recuperación económica [posterior a la Segunda Guerra Mundial] ha sido de 58 meses; agosto de 2015 marca 74 meses de fase expansiva. Esto no significa que el ciclo no pueda seguir aún por mucho tiempo, pero recientes estadísticas de empleo han sugerido un repunte del envejecimiento. Pronto el Sistema de la Reserva Federal se verá obligado a retirar la flexibilización cuantitativa, elevando las tasas de interés". (Fuentes: PL, RT y Reuters)