Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Oferta inundará mercado del cobre en 2015 presionando a los precios

La proyección promedio de 25 participantes del mercado para los precios promedio de cobre al contado en 2015 fue de 6 724,03 dólares por tonelada

Los precios del cobre se verían presionados el próximo año por un creciente suministro global, debido a que la débil demanda del mayor consumidor mundial, China, no logra absorber la oferta de yacimientos existentes y nuevos, mostró un sondeo de Reuters.

La proyección promedio de 25 participantes del mercado para los precios promedio de cobre al contado en 2015 fue de 6 724,03 dólares por tonelada, una baja de 0,5 % con respecto a un pronóstico similar de julio.

Para 2014, los analistas pronostican que los precios promedien en 6 887,60 dólares por tonelada, una baja de 0,2 % desde una encuesta anterior.

El pronóstico para 2014 también es casi  6 % más baja que los precios promedio en 2013. El panorama para los precios del cobre ha empeorado debido a las expectativas de un creciente superávit en el mercado. Los analistas anticipan que el exceso en la oferta de este año estará en la zona de las 94 300 toneladas, antes de dispararse a 350 000 toneladas en 2015.

"Vemos un mercado más flojo en la segunda mitad del año ya que esperamos un nivel más bajo de importaciones chinas y la oferta de los yacimientos está creciendo con fuerza", dijo Caroline Bain, economista senior de materias primas de Capital Economics.

En agosto, la minera Glencore informó un incremento de  13 % en su producción de cobre del primer semestre. Y que Indonesia, uno de los principales productores mundiales, reanude sus envíos de materias primas tras una pausa de varios meses, aumenta el panorama de más oferta ingresando al mercado. Hay dudas también sobre el panorama de la demanda del cobre desde China, que representa hasta  40 % del consumo global del metal rojo, frente a la desaceleración en el sector inmobiliario del país y el endurecimiento en las condiciones de crédito.

"Las condiciones de la demanda china deberían mejorar en una base estacional en el cuarto trimestre aunque el sector de bienes raíces seguirá siendo una lastre para algunos metales  a medida que entramos en 2015", dijo Nicholas Snowdon, analista de metales de Standard Chartered.

"Creemos que el Gobierno chino está posicionado para introducir más medidas de apoyo si la desaceleración del crecimiento sigue, lo que debería limitar el grado de los efectos de la demanda negativa en sectores fuera del sector de las propiedades en China". En contraste con el cobre, los bajos precios para el aluminio han llevado a algunos productores a reducir su producción, y los inventarios del metal han bajado sostenidamente desde marzo a mínimos de tres años. (Reuters)