Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Crecerá venta de alimentos argentinos a Rusia

Buenos Aires puede situar en el mercado ruso también hasta dos millones de toneladas de manzanas y peras y al menos 200 000 toneladas de carne de aves

El ministro de Agricultura, Nikolai Fiódorov, afirmó este miércoles que Rusia está lista para incrementar las importaciones de carne y frutas desde Argentina en sustitución de productos embargados a Estados Unidos y sus aliados occidentales, informa desde Moscú un despacho de Prensa Latina.

Al referirse a las negociaciones recién concluidas con su par argentino Carlos Casamiquela, Fiódorov declaró que esas compras ascendían a 1 000 millones de dólares anuales y que es real ahora aumentarlas entre 50 % y 100 %. “Rubricamos un memorando sobre el envío a Rusia de carne de res de textura marmórea procedente de la nación suramericana”, informó.

Un decreto promulgado el 6 de agosto por el presidente Vladimir Putin, en respuesta a sanciones de Occidente contra el sector agroindustrial nacional, veta el ingreso de cárnicos, pescado, quesos, leche y lácteos, así como frutas y vegetales provenientes de Australia, Canadá, Estados Unidos, Unión Europea (UE) y Noruega.

La veda a las importaciones de alimentos regirá por un año y estará en dependencia de los enfoques constructivos de los estados occidentales, según explicó el primer ministro, Dmitri Medvedev.

El veto de Moscú cierra las puertas de este mercado estimado en cerca de 20 000 millones de dólares a 1 000 000 de toneladas de manzanas y peras europeas y a unas 330 000 toneladas de carne estadounidense y de Europa.

Ante esta oportunidad, una delegación oficial argentina sostuvo pláticas en Moscú esta semana con el objetivo explícito de cerrar rápidamente contratos de exportaciones hacia la federación eurasiática.

Reflejo de la importancia que Buenos Aires concedió a esta misión fue la presencia en ella, además de Casamiquela, de la titular de Industria, Débora Giorgi, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la cancillería, Carlos Bianco, y funcionarios del Palacio de Hacienda.

La delegación trajo una carpeta completa con la oferta del sector privado disponible para negociar con Moscú, remitida por la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), se informó.

Indicaron las fuentes que Buenos Aires espera incrementar la presencia en el país más extenso del mundo de sus vinos y derivados como mosto y jugo de uva, aceite de oliva y aceitunas, panificados, pastas, frutas frescas y disecadas. Igualmente, la oferta incluye lácteos fluidos y elaborados como quesos, mantequilla y leche en polvo descremada; carnes rojas de vacuno, cordero, cerdo y sus derivados; y blancas como pollo y pescado.