Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Implanta zona euro negativo récord de desempleo

En Bruselas, la oficina comunitaria de estadísticas Eurostat, informó que el indicador avanzó una décima respecto al mes anterior y se situó 11,6 %, por lo que 146 000 personas más engrosaron la fila de los parados

El grupo de la moneda única fue sacudido este miércoles al registrarse en septiembre último un nuevo récord en el índice de desempleo, lo cual evidencia las crecientes dificultades. Las subidas más drásticas se reflejaron en Chipre, España e Italia.

La agencia Eurostat continuó alertando sobre las persistentes diferencias entre la situación laboral de los estados miembros del grupo, pues en un extremo figuran países como España, que ya rebasó la cota de los 25 puntos en materia de desocupación, mientras que por el lado contrario está Austria, con solo 4,4 % de parados.  


Sin embargo, en el conjunto de la Unión Europea el apartado permaneció estable con 10,6 %, aunque sigue representando el mayor nivel registrado desde que el indicador se contabiliza a nivel europeo. Analistas subrayan que esas cifras son inaceptables y evidencian la urgencia de incentivar la creación de puestos, destacando que las medidas de austeridad implementadas por varios gobiernos solo han atizado el fuego donde arde la crítica situación del mercado laboral.

Entre tanto, el ministro galo de Finanzas, Pierre Moscovici, consideró que para estabilizar la zona euro es necesario solucionar el problema estructural de Grecia, responder a eventuales necesidades de España y poner en marcha la supervisión bancaria.

 

"Si tenemos esas tres cosas, creo que la euro zona puede estabilizarse. Con esa base podemos recuperar la confianza y con ella el crecimiento", afirmó Moscovici en una entrevista transmitida por la cadena BFMTV. Según el titular de Finanzas, en noviembre debe lograrse el desbloqueo de un tramo de rescate para Grecia y encontrarse una solución a la crisis, arrastrada desde hace más de dos años.

Sucede que para que el país heleno reciba el pago de 31 500 millones de euros, el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Banco Central le exigen la aplicación de un nuevo paquete de ajustes que incluye elevar la edad de jubilación de 65 a 67 años, así como recortes en salarios, pensiones y prestaciones sociales entre otras.

A pesar de los problemas en la zona euro, con más de 18 millones de parados, el ministro francés considera que hay signos de consolidación y que “lo peor de la crisis ha pasado. Hace unos meses se hablaba del fin de la moneda única europea y ahora el euro va a sobrevivir y saldrá de esta crisis reforzado”, dijo.

Moscovici confía en que en el tercer trimestre del año se haya producido un crecimiento ligeramente positivo en Francia, contrario a los pronósticos del Instituto Nacional de Estadísticas, que prevé un estancamiento durante los últimos seis meses de 2012. (S.E.)