Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Eurozona saca sombrilla para escapar del mal tiempo

Tras varios meses de espera, los 17 ministros de Finanzas de los países de la zona euro pusieron en marcha el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), un fondo multimillonario que esperan sirva de paraguas ante el vendaval económico que vive la región

De acuerdo con Prensa Latina, en Luxemburgo se conoció que la arrancada del mecanismo permanente -que sustituirá gradualmente al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), de carácter temporal- llega cuando toman fuerza los rumores sobre la posibilidad de que España solicite un rescate total a sus socios europeos.

"El lanzamiento del MEDE constituye una etapa histórica en la construcción de la unión monetaria, la zona euro tiene a disposición a partir de ahora un cortafuegos permanente y eficaz", declaró el jefe del Grupo euro, Jean-Claude Juncker.

Si bien la capacidad máxima de préstamo del nuevo mecanismo será de 500 000 millones de euros, este trabajará en combinación con el fondo de rescate temporal hasta 2013 y la zona euro dispondrá de un colchón de 700 000 millones de euros hasta entonces.

El MEDE gestionará los futuros rescates a naciones de la zona euro, aunque los países solo podrán acceder a partir de marzo próximo a estas ayudas si han ratificado el severo pacto fiscal europeo.

Varios analistas consideran que España podría ser la primera prueba de fuego del mecanismo económico, pero Madrid ha salido a cortar esos rumores y ha dicho que esta sería su última opción. Asimismo, varios de sus socios europeos, como el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, han asegurado que la nación ibérica no necesitará la ayuda si cumple con sus obligaciones.

Comoquiera, la gran pregunta que se abre ahora es si "la sombrilla" sobre la que se cobijará el euro será suficiente para calmar la angustia de los mercados y evitar que el agua llegue al cuello de los países con mayores problemas económicos como Grecia, España y Portugal. 

Por su parte Klaus Regling, director del Banco Central Europeo, explicó que la principal novedad del MEDE es que tendrá su propia base de capital de 80 000 millones de euros, además de los avales de los Estados miembros. Aclaró que los países de la Unión Europea deberán pagar los dos primeros tramos de sus cuotas en los próximos 15 días, lo que permitirá al fondo de rescate contar ya desde el principio con una capacidad de préstamo de 200 000 millones de euros, según Regling.

En paralelo seguirá funcionando el antiguo mecanismo temporal, que financiará lo que queda de los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal.