Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Zona euro no deja un solo día de ser noticia

La inflación de la zona euro llegó en diciembre a 2,7 % respecto a igual mes de 2010, en una tendencia que supera las metas a mediano plazo de 2 % establecidas por el Banco Central Europeo (BCE), según reportes de la oficina de Estadísticas Eurostat

La oficina también anunció un dato preocupante: el alza en los precios al consumidor se mantiene de esa forma por décimo tercer mes consecutivo en niveles superiores a los objetivos del ente emisor, aunque reconoció que la inflación había cedido tres décimas en comparación con noviembre, cuando marcó 3 %.

Eurostat informó que por países, los mayores avances de carácter interanual correspondieron a Eslovaquia (4,6 %), Polonia (4,5 %) y Chipre (4,2 %), mientras que el incremento mas moderado en el citado indicador recayó en Suecia (0,4 %), Malta (1,3 %) e Irlanda (1,4 %).En cuanto a los rubros que incidieron en el aumento, figuran los incrementos a la vivienda (4,9 %), transporte (4,3 %), así como bebidas alcohólicas y tabaco (3,8 %).

Todo lo anterior revela que la economía de la moneda única está enfrentando un proceso de desaceleración con incidencia en el ritmo de crecimiento, lo que se evidencia al chequear el tercer trimestre del 2011, donde la expansión promedio fue de apenas e 0,1 % luego de ajustar las estimaciones anteriores que consideraban un repunte de dos décimas.
.
De esa forma, el Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro mantiene una tendencia a la baja, pues de enero a marzo de 2011 ganó 0,8 % y para el segundo trimestre la expansión quedó en 0,2 %.

 Lanza UNCTAD señal de alarma

El informe Situación y Perspectivas de la Economía Mundial, difundido este martes por la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), advirtió sobre el peligro de recesión para la economía mundial ante la crisis de la deuda soberana en Europa y los problemas financieros, fenómeno que solo podrá evitarse si los gobiernos frenan el sostenido repunte del desempleo.

Tal situación es definida por el organismo de Naciones Unidas como el eslabón más débil de la recuperación económica en la mayoría de los países desarrollados, con un déficit de 64 millones de puestos de trabajo.

Pero la UNCTAD advierte que si evoluciona la economía hacia un escenario de recesión, las necesidades de plazas laborales llegarían a 71 millones, de ellas unos 17 millones en los estados industrializados, sobresaliendo el desempleo entre los jóvenes, el cual llegó al impresionante nivel de 11 % el pasado año.

El estudio alerta también sobre los efectos negativos de la crisis de la deuda soberana, la cual podría afectar el crédito en el mundo y generar severas turbulencias en los mercados financieros. Respecto a Estados Unidos, la institución recomendó a la Reserva Federal la aplicación de "medidas monetarias más agresivas" a fin de evitar una recesión.

Sugirió la necesidad de mecanismos de incentivo fiscal a corto plazo, para impulsar la creación de empleos en una acción coordinada a escala internacional, pues la UNCTAD reconoció que para los países en desarrollo, las principales inquietudes estriban en evitar presiones sobre el crecimiento económico debido al encarecimiento de las materias prima y la inestabilidad en los tipos de cambio.