Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Año Nuevo, problemas viejos... y nuevos

El crecimiento económico de la zona euro se estancó en el tercer trimestre, aumentando tan solo +0,1 %, según una tercera estimación divulgada hoy por la oficina de estadísticas Eurostat, o sea, ligeramente peores que las dos primeras realizadas que lo situaban en +0,2 %

El Producto Interno Bruto (PIB) del conjunto de los 17 países que adoptaron desde enero de 2002 la moneda única aumentó apenas 0,1 % en el periodo correspondiente entre julio y septiembre, contra 0,2 % contra el trimestre anterior y 0,8 % el primer trimestre de 2011.

Así las cosas, los resultados son ligeramente peores que las dos primeras estimaciones realizadas por la oficina de estadística Eurostat, que lo habían calculado en +0,2 %.

Por si no bastase, ahora la Unión Europea (UE) también amenaza a Hungría con acciones legales por su política fiscal. Precisamente este miércoles la UE intensificó su presión contra la nación magyar por considerar que amenaza con emprender medidas legales por una nueva constitución, considerada por algunos que podría resucitar el autoritarismo en el país.

La advertencia, que aumentó la tensión entre dicho gobierno y la UE, enfatiza la dificultad que encara Budapest para negociar un rescate internacional con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Hungría, que forma parte de las 27 naciones de la UE pero conserva su propia divisa, el florín, ha sido muy criticada por una nueva constitución que, a juicio de algunos analistas, amenaza la independencia del poder judicial, el banco central y la agencia nacional de protección de datos.

Entre tanto, la portavoz de la Comisión Europea, Pía Ahrenkilde Hansen, dijo que el organismo analiza si las nuevas leyes húngaras violan el tratado de la UE, y que no vacilará en utilizar todos sus poderes para combatir cualquier irregularidad.

"Un ambiente legalmente estable, basado en el imperio de la ley, incluyendo el respeto por la libertad de prensa, los principios democráticos y derechos fundamentales, es también la mejor garantía para la confianza de los ciudadanos, socios e inversionistas", dijo Ahrenkilde Hansen y advirtió: "Esto es particularmente vital en tiempos de crisis económica".

La prioridad máxima de Angela Merkel

Mientras, la canciller alemán Angela Merkel aseguró este miércoles que la prioridad máxima de la zona euro en el comienzo de 2012 es lograr un segundo paquete de ayuda para Grecia, al tiempo que expresó admiración por la velocidad con la que el nuevo gobierno italiano ha lanzado sus reformas.

Tras reunirse con su par italiano Mario Monti en Berlín, ambos coincidieron en  que el paquete griego tenía que resolverse antes de que Europa pudiera empezar a definir la forma de potenciar el crecimiento y el empleo. "La primera obligación de la zona euro este año es resolver el segundo programa griego y concluir las negociaciones con los bancos para que podamos centrarnos en los problemas estructurales en la zona euro", afirmó la Merkel.

Pero sucede que el grupo euro me recuerda aquellos veteranos buques que mientras le ciegan una vía de agua en la proa se le abre otra en la popa. La canciller alemán también debería dirigir su atención a las noticias procedentes de la península ibérica...

"La economía española está en puertas de una recesión", dijo el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas Cristóbal Montoro, en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados.

Apelando a un informe reciente del Banco de España, Montoro anunció que el Producto Interno Bruto (PIB) doméstico se contrajo en el último trimestre de 2011, después de los débiles crecimientos mostrados continuadamente por la tasa de expansión del país desde que en el primer trimestre de 2010 superara un largo y profundo periodo de recesión.

En línea con el pronóstico del Ejecutivo no pocos analistas creen que la persistente debilidad económica se traducirá en una nueva caída del PIB en el primer trimestre de 2012, por lo que España entrará técnicamente en recesión.

El Congreso de los Diputados votará hoy un real decreto ley (considerado drástico por muchos) para adoptar medidas económicas y financieras urgentes, aprobadas por el Consejo de Ministros del derechista Partido Popular (PP) el pasado 30 de diciembre.

Montoro ha insistido en que las medidas son necesarias a la vista de que la anterior administración socialista gastó 20 000 millones más de lo presupuestado para 2011, lo que supondrá un déficit público en ese ejercicio próximo a 8,0 % frente a 6,0 % comprometido por al anterior Ejecutivo con Bruselas. Nada, que el Año Nuevo ha traído consigo problemas viejos... y nuevos.