Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

A pesar del salvavidas, la zona euro está en recesión

Durante los primeros tres meses de 2012 la economía caerá 0,4 % por lo que, al acumularse dos trimestres con números negativos, técnicamente ya se puede considerar como una recesión moderada, anunció la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Definitivamente sobre el cielo europeo las nubes siguen presagiando tormenta, muy en particular para los 17 que, en un principio, depositaron todas sus esperanzas y, por consiguiente todos los dineros, en la moneda única: el euro.

Al entregar el informe semestral Perspectivas de la Economía Mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió ayer que la Eurozona está en fase de recesión y reclamó medidas urgentes para evitar una nueva crisis a nivel planetario, luego de pronosticar un decrecimiento de 1 % del Producto Interno Bruto (PIB) en el último trimestre de este año.

Recientemente la OCDE entró en discordancia con la canciller federal alemana, Ángela Merkel, y recomendó una urgente intervención del Banco Central Europeo (BCE) y el fortalecimiento del Fondo Europeo de Estabilización Financiera, como única vía de impedir que algunas naciones (obviamente Grecia, Italia y España) cayeran en bancarrota de manera desordenada con serias consecuencias en el comercio mundial.

Según la institución, la negativa a una utilización mayor de los fondos del BCE en las referidas naciones, acosadas por la desconfianza de los mercados de valores, originó la triplicación de los intereses de sus respectivas deudas públicas.

Mañana miércoles, entre tanto, será presentada una nueva estimación de las necesidades de recapitalizarse de los bancos europeos a los ministros de Finanzas de la Unión Europea en Bruselas, informó la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), encargada de elaborar los datos.

A finales de octubre, dicha entidad estimó que los bancos europeos necesitaban
106 000 millones de euros para refinanciarse, aunque advirtió de que iba a revisar tales dígitos en función de los últimos datos sobre la exposición de los bancos europeos a las deudas soberanas en la eurozona. La estimación de octubre era inferior a la de la mayoría de los analistas, pues incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) había cifrado las necesidades de capital de los bancos en unos 200 000 millones de euros.

Una estimación actualizada "se presentará en la próxima reunión del ECOFIN (ministros de Finanzas) para negociaciones adicionales y una aprobación final", adelantó una portavoz del EBA, quien añadió que "la autoridad bancaria podrá finalizar sus resultados y aprobar una fecha de publicación".

Los nuevos datos se darán a conocer a principios de diciembre, aunque en un primer momento, la EBA había anunciado que lo haría a finales de este mes que ya expira.

Nada, que pese a los numerosos salvavidas lanzados para que la moneda única flote, la realidad cada vez se vislumbra más sombría no solo para los 17, sino para la Unión Europea en conjunto.