Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

¿Un salvavidas para la zona euro?

El pasado martes, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) aseguraba que la situación en la zona euro "ha empeorado" en el último mes hasta caer "en una nueva recesión", que contraerá la economía europea 1 % de su Producto Interior Bruto (PIB) en 2012

El IIF, que engloba a cerca de 400 entidades financieras de todo el mundo, lanzó una señal de alerta ante la casi inevitable recesión que provocaría "una ampliación de los déficit presupuestarios y debilitará la calidad de los activos financieros aún más" en la zona euro.

"La situación en la zona euro ha tomado un serio giro negativo en el pasado mes. La economía ha entrado en lo que consideramos una nueva recesión", aseguró un alto ejecutivo del IIF haciendo alusión al nuevo informe sobre las perspectivas económicas mundiales para 2011 y 2012.

De acuerdo con él, la asociación bancaria pronostica una contracción de 2 %, a consecuencia de la escasez de crédito y los ajustes fiscales. El IIF fue la entidad que, en representación del sector bancario privado, llevó las negociaciones con las instituciones de la Unión Europea en las que se acordó una veda de 50 % sobre la deuda griega el pasado mes.

Asimismo criticó, en este sentido, a los líderes políticos europeos que están luchando por "mantenerse a flote" en esta difícil situación y lamentó que algunas de sus acciones "están haciendo el problema peor, no mejor".

En este contexto, desde el pasado 17 de noviembre el director del Instituto Internacional de Finanzas, Charles Dallara, había anunciado en Francfort la creación de un comité para sondear las posibilidades que existen en la condonación de la deuda griega, del orden ya de los 340 000 millones de euros, de ellos 50 000 millones de euros en manos de bancos griegos y otros 45 000 millones de euros en bancos europeos.

Los acreedores privados de Grecia habían aceptado una condonación del 50 % de la misma, lo que supone unos 100 000 millones de euros, como parte del segundo plan de rescate para el país.

En relación con el comité mencionado por Dallara, en él estarían representados alrededor de 70-80 % de los deudores, entre ellos los bancos griegos. El director del IIF aseguró que no se va a llevar a cabo una nueva ronda de negociaciones sobre la cuantía de la condonación, y añadió que "todas las partes deben hacer concesiones para solucionar el problema griego", calificando su situación de "única".

Sin embargo, y casi al mismo tiempo, el economista jefe del IIF, Phillip Suttle, había expresado que “el programa de alivio de la deuda de Grecia está espantando a los inversores de otros mercados periféricos, y los bancos están siendo forzados a aumentar sus ratios de capital rápidamente lo que acelerará la contracción de sus balances”, enfatizando que países clave, especialmente Italia, “han sido dolorosamente lentos a la hora de adoptar reformas estructurales".

La agrupación de banqueros insistió en que el Banco Central Europeo (BCE) es la única institución capaz de ofrecer "apoyo realista" en los próximas semanas y precisó que es probable que la política expansiva del BCE continúe en su siguiente reunión de diciembre.

“De lo contrario –alertó el IIF-, "la debilidad en la zona euro puede extenderse al resto del mundo, principalmente a través del sector bancario", aunque no descartó que la creciente demanda de los mercados emergentes dentro de la economía mundial podría convertirse en el “salvavidas” del que está necesitado por ahora la eurozona.