Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Vinos Kohlberg y habanos, combinación excelente

Afirma propietario de esa bodega familiar boliviana, presente por primera vez en la Feria Comercial del Habano

Bodega de Vinos Kohlberg, de Bolivia, líder en producción y comercialización de ese rubro  en el mercado boliviano, debuta en la Feria Comercial del XX Festival del Habano, con el propósito de darse a conocer en Cuba y también en otros países presentes en esta importante bolsa comercial.

Por primera vez de visita en La Habana, Franz Kohlberg, propietario actual de la referida Bodega, explicó a Opciones que se trata de una empresa familiar que inició su abuelo Don Julio Kohlberg cuando, en el año 1963, adquirió la propiedad La Cabaña, situada en la localidad de Santa Ana la Vieja, a 15 kilómetros de Tarija, en la frontera con Argentina.

Según afirma,  esa zona tiene como particularidad vinícola que está situada a más de 2 000 metros de altura, “cota que proporciona a los viñedos una cualidad insuperable; verdadero tesoro -único en el mundo-, primero por la latitud donde está, y también por su altura y la adaptación de las plantas a estas condiciones lo cual propicia que den frutos con mayor contenido de polifenoles y taninos suaves y una gran acidez”.

Actualmente los viñedos de La Cabaña ocupan una extensión de 145 hectáreas cultivadas con variedades viníferas, como Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Syrah, Barbera, Ugni Blanc, Cariñena, Tempranillo, Grenache, Alicante, Aspirant Bouche, Cereza, Moscatel de Alejandría, Macabeo y Parrellada.

Su capacidad de producción alcanza los seis millones de litros de vino que se elaboran con el respaldo de una infraestructura moderna que incluye equipos de última generación con los cuales se procede a la elaboración de los distintos productos de la empresa.

Esta bodega, devenida empresa familiar, cuenta con dos grandes componentes: los viñedos, ubicados en Santa Ana La Vieja, y la Bodega, en la Zona Industrial del barrio San Jorge, y lleva más de 50 años regalando cultura, tradición y calidad a la ciudad tarijeña y a toda Bolivia.

Clima favorable

Franz Kohlberg destacó que la zona de estos viñedos es privilegiada por sus excelentes terrenos, ideales para el cultivo de la vid, además de que cuenta con un clima muy estable que favorece la sanidad de las cepas y una amplitud térmica importante, factor determinante en la elaboración de vinos de alta calidad.

El directivo afirma que su bodega encabeza la producción  y comercialización de ese rubro  en el mercado boliviano, a la vez que exportan a China y a Estados Unidos.

“Ahora visitamos a Cuba por primera vez y estamos muy emocionados al participar en su Feria Comercial como parte del XX Festival del Habano, oportunidad que mucho agradecemos a la embajada de nuestro país en La Habana por su valiosa ayuda para presentarnos aquí y, a través de Cuba, mostrar al mundo este producto boliviano.

“Arribamos a esta nación caribeña interesados en romper límites fronterizos con un producto de excelente calidad. Esperamos que este sea el precursor para establecer contactos comerciales y de negocios, que nuestro vino sea apreciado por entendidos -tanto de Cuba como de otros países presentes en la Feria- y que podamos apalancar el propósito de llegar más allá de las fronteras”.

Significó que todas las regiones del mundo dedicadas al cultivo vinícola tienen características muy particulares, “es muy grande el universo del vino y por ello tenemos que exteriorizar nuestra identidad ante el mundo”.

Reveló que le agradan los habanos, aunque en su país se le dificulta el acceso a estos, pero tuvo la oportunidad de maridar sus vinos Premium e Iconos con este exclusivo producto cubano “y la combinación fue excelente, muy sorprendente, de verdad que nos gustó”.