Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Fondo Cubano de Bienes Culturales: El arte nacional con auténtico sello de calidad

La Feria Internacional de la Artesanía -Fiart 2017- convocada para diciembre próximo, contará con más de 400 expositores de unos 20 países y estará dedicada a la oriental provincia de Santiago de Cuba y a la manifestación del vidrio

La autenticidad marca la diferencia cuando se trata del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), una empresa del Ministerio de Cultura que acumula casi 40 años de experiencia en su quehacer, en la promoción y comercialización, en el mercado nacional e internacional, de obras y servicios asociados a las artes plásticas y aplicadas.

En su doble labor comercial y cultural su misión esencial es proteger los valores patrimoniales cubanos y promover el arte más joven y el diseño novedoso, siempre con un genuino sello de calidad.

Su director general, Arturo Valdés Curbeira,  en entrevista concedida a este diario, adelantó en primicia la celebración del  5 al 17 de diciembre próximo, de la XXI Feria Internacional de Artesanía -Fiart 2017- , dedicada en esta edición a la provincia de Santiago de Cuba y a la manifestación del vidrio.

Hasta la fecha han confirmado su participación cerca de 80 expositores provenientes de 19 países más Cuba como sede del encuentro. Precisamente del patio se prevé la representación de 26 estands institucionales, 252 de artesanos individuales y siete de otras entidades, para sumar unos 363 de todas las provincias de la Isla.

Mencionó entre las naciones asistentes a Canadá, Argentina,  China, Corea del Sur, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Guatemala, India, Italia, México, Panamá, Perú, Venezuela, Brasil y Uruguay, más la presencia de la Egrem, Casa de las Américas, Artex, Génesis, Distribuidora Nacional del Libro, Centro Provincial del Libro y la Casa del Abanico.

El FCBC, reconocido como “industria cultural y creativa”, cuenta con un campo de acción muy amplio que abarca el sistema de creación-producción, promoción y comercialización.  

Al respecto  Valdés Curbeira señaló que en 2016 el nivel de facturación alcanzó más de 400 millones de ingresos en ambas monedas (pesos cubanos y divisas) aunque- dijo- el énfasis de nuestra gestión está en la defensa de la cultura, de lo autóctono, para reforzar valores plasmados en la cubanía

Dentro del sistema empresarial cubano, el FCBC se distingue por su relación directa con artistas, artesanos y diseñadores inscritos en el Registro del Creador y en el Registro Nacional de Diseño. Actualmente comercializa la obra de más de 9 000 creadores, quienes a su vez contratan a alrededor de más 13 000 personas, quienes trabajan de forma independiente y constituyen la base productiva fundamental de la Empresa, conviviendo en armonía  la propiedad estatal con la privada.

Las principales líneas de negocios, que posibilitaron producir considerables riquezas el año anterior para beneficio del país, el sistema de cultura y los creadores son, Artes Plásticas, Artesanía, Restauración y Ambientación y Sello Collage Ediciones.

Están presentes en todas las provincias cubanas y el municipio especial Isla de la Juventud, y cuentan con una red comercial minorista que comprende 165  establecimientos comerciales, 16 galerías de arte, 48 tiendas,  47 puntos de ventas,  36 ferias artesanales  y 18 tiendas Temas.

Para la empresa el diseño ocupa un lugar primordial y tiene su expresión en el trabajo de inserción, en los eventos que se organizan, la comunicación con los diferentes públicos , en la reanimación de instituciones culturales y en general de la infraestructura del país a partir del proceso inversionista en ejecución

La empresa ha favorecido, el concepto de integrar varias disciplinas a partir de la constitución de grupos compuestos por diseñadores, artistas plásticos y artesanos, que aportan soluciones creativas cada uno desde su visión.

Estos colectivos de creación han tenido un papel muy importante en la propuesta de soluciones novedosas para la oferta de bienes a la población, obteniendo reconocimientos en eventos como Fiart.

En cuanto a las líneas de negocios, exaltó el directivo a las Artes Plásticas, representadas muy bien por su Centro Nacional que, con Collage Habana, por más de 30 años se ha dedicado a promover y comercializar la obra de creadores cubanos de las artes visuales,

El  Centro organiza cada año decenas de exposiciones personales y colectivas de primer nivel y  su extensa nómina de artistas plásticos se prestigia con figuras prominentes.

Obras de estos artistas se encuentran en importantes colecciones de arte y participan en espacios internacionales como las ferias de Arte Contemporáneo ARTMADRID de España;  ARTHAMPTON de Nueva York, de LOS ANGELES, de
ARTCHICAGO en los Estados Unidos y ARTBO en Colombia.

Otra línea de negocio es la Artesanía, por ejemplo la referida a la rama tabacalera: los humidores y otros artículos relacionados con esta son los productos con mayores posibilidades de exportación.

Entre sus valores únicos se destacan la excelencia y maestría alcanzada por sus creadores, y el aroma especial y auténtico que le brinda al habano (el mejor tabaco del mundo) el uso del cedro cubano, presente en el interior de las piezas y muy apreciado por los grandes fumadores.

Se destaca también la orfebrería cubana, un arte que ha ganado espacio en el mercado nacional e internacional. Su éxito se debe a la calidad de los creadores, auténticos maestros orfebres cuyos trabajos incorporan tendencias contemporáneas a su acervo tradicional. Fusionan la plata y otros metales con piedras preciosas y semipreciosas, nácar, madera, coral, hueso y cristales de cuarzo, entre otros, para lograr piezas que cautivan por su diseño único y ejecución.

Dentro de la artesanía tienen un peso importante otras manifestaciones como la cerámica, la fibra, el vidrio, metal,  el textil, los cuales prestigian las obras por su alta calidad estética.

El directivo se refirió además al tema de la restauración y ambientación, en lo cual ofrecen soluciones integrales en el diseño de espacios interiores y exteriores, de carácter personalizado y exclusivo, e incursionan en el diseño del entorno, el paisajismo, el diseño gráfico y la reparación, restauración y conservación de obras de las artes visuales, de bienes muebles e inmuebles.

Sus servicios se basan en el trabajo de grupos creativos multidisciplinarios, en los que artesanos y artistas de diversas ramas complementan sus habilidades para crear proyectos con verdadera maestría.  Entre los más reconocidos se encuentran los grupos, Aldecoa, Espacios, Nosotros  y Nexos Diseño.

En cuanto al diseño de muebles, el  FCBC impulsa las soluciones que aporten una interpretación contemporánea del mismo y de aquellos cuyos aspectos formales y técnicas de fabricación contribuyan a rescatar elementos tradicionales.

Brinda servicios de diseño, realización y comercialización de materiales publicitarios y promocionales en cualquier soporte y gracias a Sello Collage Ediciones, reflejan a través de catálogos, revistas, libros y multimedias, la identidad versátil y creativa del FCBC.

La formación en el sistema de enseñanza artística, la calidad cada vez mayor de las obras en cualquiera de sus campos, la capacidad de encontrar soluciones valiosas a pesar de las carencias materiales -únicamente superables gracias al talento-, y la  voluntad de desarrollar la innovación sin separar los conceptos de utilidad y belleza, son logros que legitiman la actividad del FCBC como gestor del amplio caudal, la diversidad y riqueza de la creación artística y de la promoción comercial de nuestro producto cultural en Cuba y en cualquier confín del planeta.

Al cierre de 2017, esta empresa debe aportar al país por concepto de sustitución de importaciones más de 106 millones en monedas libremente convertibles, una cifra quizás un poco conservadora, según precisó Valdés Curbeira al ilustrar todo el aporte del FCBC en la restauración de la red hotelera nacional (con vistas a la temporada alta del turismo), muy perjudicada por el azote del huracán Irma en septiembre último.

La labor de los trabajadores del Fondo ha sido vital en la fase recuperativa después del paso del huracán Irma pues unas 240 instalaciones del Ministerio de Cultura se han sumado a los esfuerzos de otras entidades para contribuir en el diseño y reacondicionamiento de inmuebles y mobiliario, entre otras acciones.