Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Incrementa cooperación con la industria cubana

Las líneas de intercambio incluyen el diseño conjunto de equipos y la fabricación de estos a partir del impulso de nuevos proyectos en varios sectores como el agrícola y el medioambiental, en particular el manejo, tratamiento y transportación de los desechos sólidos en las ciudades

La firma de una carta de intención con la Empresa Industrial Ramón Peña, en el ámbito de la Feria CUBAINDUSTRIA 2016 en La Habana, dará a la compañía española Ferruz Industrial Group una posibilidad mayor de incrementar su presencia en el mercado cubano, la cual se remonta a 1983 cuando decidieron acompañar al país caribeño en su afán por escalar peldaños de la economía.

“Siempre desde los inicios en la Isla, Ferruz ha tratado de integrar sus producciones a la industria nacional y, por ejemplo, ha participado en todas las reconversiones de las combinadas cañeras, desde la KTP1 hasta la KTP3000 (cuando se fabricaban con Europa), en las alzadoras de caña y en proyectos de máquinas limpiadoras de playas y otras familias de remolques más sencillos”, informó Alejandro Márquez González, gerente de la compañía en Cuba.

Con la Empresa Industrial Ramón Peña llevan trabajando alrededor de 15 años pero ahora quieren darle otro carácter a esa relación, un poco más enfocada a las oportunidades que ofrece hoy el país a la inversión extranjera para contribuir de una manera más formal y organizada, con todo el know how  que se ha intercambiado hasta ahora.

Apuntó el ejecutivo de Ferruz que en estos momentos el país tiene entre sus prioridades el tema medioambiental para dar solución al problema de la recogida de desechos sólidos y por tanto se prevé el montaje de una planta de procesamiento de residuos para emplear su energía alternativa, como fertilizantes, entre otros usos y destinos, por lo cual es vital poder producir los equipos que demanda esa industria.

 En ese sentido, el director de Ferruz, José Luis Martínez Martínez,  precisó que de lo que se trata es de avanzar conjuntamente en la concepción de equipos y nuevos desarrollos que sean útiles y satisfagan las necesidades  del mercado interno en Cuba para reducir importaciones y, una vez satisfechas las demandas nacionales, favorecer las exportaciones que permitan la entrada de divisas frescas.

“Se trata de transitar en paralelo para lograr desarrollos competitivos y eficaces que ofrezcan una mayor viabilidad a la industria cubana”, enfatizó el directivo español.

Al detallar el actual proyecto de cooperación de la firma ibérica en la Mayor de las Antillas, señalo que este abarca la línea de residuos y la de aluminios , la primera incluye desde el remolque semicompactador de basura o el recolector compactador de carga trasera hasta, en un futuro inmediato, los recolectores de carga lateral.

 La segunda abarca los semirremolques de aluminio de diversos tipos y capacidades como el de 25 m3 de carga general, que pueden transportar lo mismo cereales que áridos o azúcar. También citó otros más especializados como los portacontenedores o las plataformas que acarrean otros tipos de mercancías en sacos.

“Esas son las líneas principales de cooperación, además de otros proyectos que hemos ejecutado como las carretillas, el tren bus y los remolques de azúcar y de productos medioambientales”, enfatizó Martínez.

Para materializar esa colaboración en el plano industrial, que no es nueva pero hoy cobra mucha mas fuerza, Ferruz y la Empresa cubana Ramón Peña intercambian en términos de know how y diseños, los cuales asumen de conjunto entre las áreas de ingeniería de ambas partes que conforman un equipo multidisciplinario con muchas acciones de capacitación que permitan hablar el mismo idioma tecnológico en los dos países y que desde su conexión vía electrónica puedan perfilar distintas aplicaciones.

Una prueba de esa fructífera relación son los equipos de transportación de caña de azúcar de los cuales ya existen en la actualidad dos modelos y se han fabricado cientos en el país a partir de un diseño en el que participan las dos partes. Además  del sector agrícola incursionan en el tema medioambiental, en el que ya se aprobó y está en fase de prototipo con unos seis meses de explotación y muy buena aceptación, un equipamiento que pudiera ser la solución del destino de los desechos en zonas de la periferia de ciudades como La Habana.

“Estos deben comenzar a fabricarse en 2017, aunque se aportan el diseño y la materia prima desde España, se pretende integrar el mayor por ciento de la industria nacional para que sea un producto cubano muy competitivo a nivel mundial y, tras satisfacer la demanda interna en esta nación antillana, se pueda exportar como tal al resto del área del Caribe y Latinoamérica”,  puntualizo Márquez González.

Ferruz y su más reciente historia

Ferruz Industrial Group actualmente está conformado por empresas con independencia social y autonomía de funcionamiento bajo la misma propiedad. Las tres entidades son Oleohidráulica Ferruz, Fd7 Axles Tyres y FM5 Industrial Developments. La primera, por ejemplo, se dedica a las producciones hidráulicas, cortes de acero y tiene un departamento de desarrollo e ingeniería para ese sector.

Fd7, el mayor centro logístico de neumáticos industriales que tiene hoy día España, se ocupa del recambio, de las piezas de repuesto, ruedas, filtros y la fabricación de ejes agrícolas e industriales, así como los sistemas de rodaje  para semirremolques. En tanto la empresa FM5 es la de nuevos desarrollos y se encarga en específico de los semirremolques, chasis y plataformas de aluminio, más los portacontenedores y recolectores de RSU.