Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Sancti Spíritus a la mitad del compromiso azucarero

En Camagüey hay potencial para mejorar la temporada azucarera; en Villa Clara el central Carlos Baliño se incorporó a la producción de azúcar orgánica

Los centrales de la provincia de Sancti Spíritus tienen ejecutado en conjunto el 50 % del compromiso de producción azucarera en la presente campaña, tras más de dos meses de operaciones.

Los espirituanos arriban a ese nivel a pesar de que su molida acumulada está por debajo de lo previsto. Tal comportamiento ha estado motivado, principalmente, por el déficit de abasto cañero como consecuencia de roturas de las cosechadoras y limitaciones en los medios de transportación.

El mencionado territorio se posiciona por sus resultados integrales en la vanguardia de la zafra a nivel nacional, en tanto los centrales Uruguay y Melanio Hernández se ubican igualmente entre los mejores en el desempeño industrial, destaca el periódico local Escambray.

La fabricación de crudo presenta actualmente un ligero atraso por las afectaciones que las recientes lluvias provocaron en la cosecha; no obstante, la eficiencia en indicadores esenciales como rendimiento industrial, recobrado y aprovechamiento del rendimiento potencial de la caña  -todos por encima de lo programado-, ha permitido obtener casi 4 000 toneladas de azúcar y ahorrar cerca de 40 000 toneladas de caña.

Manuel Pérez Siberia, jefe de Operaciones de zafra en la Empresa Azucarera Sancti Spíritus, destacó a la prensa local que entre otros rasgos favorables se mantiene el cumplimiento del programa de autoabastecimiento energético y la entrega de electricidad al Sistema Electroenergético Nacional (SEN).

En Camagüey

La Zafra Chica dejó dulzor en las esperanzas de los siguientes cumplimientos y hay resultados para asegurar que la temporada agro-azucarera 2018-2019 pudiera rebasar indicadores superiores de eficiencia, en la cosecha y los ingenios camagüeyanos, tras la demostración de los centrales Panamá, en Vertientes, y Argentina, en el municipio de Florida.

Ahora el clima se abre y la mayoría de los pelotones de corte mecanizado no acaban de estabilizar las entregas diarias de caña a los centrales azucareros, situación del cual ni siquiera escapa a intervalos el Carlos Manuel de Céspedes, situado entre las primeras ocho de las 54 fábricas que hacen azúcar hoy en el país.

Desde los preparativos de cosecha los especialistas de Azcuba en la provincia aseguraron que más del 60 % de la caña que se molerá en la presente zafra es vieja y afectada por los fenómenos atmosféricos, cuyos  mayores dividendos productivos para obtener más azúcar debe lograrse en el primer trimestre de este año, publica el sitio web de Radio Cadena Agramonte.

No obstante, en Camagüey se requieren procesos fabriles altos, propósito que hasta la fecha no se ha estabilizado. Si continúa la intermitencia en el suministro a los basculadores, se arriesgan los rendimientos industriales, que redundan en la calidad del producto terminado.

En este tercer mes del año, considerado el más óptimo en cuanto a concentración de la sacarosa cañera, se realizarán nuevos estimados para saber con cuánta materia prima disponen los ingenios de la provincia.

Hasta el presente, las seis fábricas agramontinas incorporadas a la actual producción  habían fabricado más de 43 300 toneladas de azúcar, con destaque cuantitativo para el Batalla de las Guásimas, colectivo que sorteando altibajos de caña, además, encabeza el  autoabastecimiento eléctrico y el aporte al SEN.

En Las Villas

Los centrales de Villa Clara han producido más de 45 000 toneladas de azúcar, no obstante presentan problemas de eficiencia en los ingenios Ifraín Alfonso y Carlos Baliño por  dificultades en sus respectivas industrias, muchas de las cuales ya ha solucionado el personal que en allí labora.

En la primera semana del año la provincia inició la zafra 2018-2019 con un rendimiento de 9,42, cifra que indica la realización de una molienda que no acarrea pérdidas.

Según Sergio Negrín, director de industrias en la empresa azucarera de la provincia,  en los primeros siete días de 2019 los centrales del territorio produjeron 613 toneladas por encima de lo planificado para la fecha.

Sin embargo, el aprovechamiento de la norma descendió en las últimas semanas a causa de las lluvias que provocó la entrada de un frente frío a Villa Clara, así como también algunas ineficiencias en las industrias.

Negrín señaló la importancia de moler al 70 % para lograr la estabilidad y cumplir con todos los parámetros de eficiencia.

En la actualidad el central Carlos Baliño está incorporado a la producción de azúcar orgánica, única industria del país que la fabrica, refirió.