Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Proteger el más valioso de los bienes

Esta entidad labora para garantizar la protección del agua desempeñando diversas tareas a partir
de considerar la importancia de ese recurso indispensable para el desarrollo de cualquier proceso
económico-productivo

Con el propósito de brindar servicios técnicos y teniendo como premisa su objeto social comprometido con las condiciones higiénicas de la capital cubana y la salud de la población, el 17 de diciembre de 2012 surgió la Empresa de Saneamiento Básico de La Habana (SBH), con la intención de limpiar los cauces por la incidencia negativa del deficiente drenaje y las inundaciones recurrentes.

Así lo explicó a Opciones el ingeniero Jorge Eduardo Brey Herrera, director adjunto de SBH, quien acotó que la Resolución No. 236 del año 2013 del Ministerio de Economía y Planificación se estableció como objeto social brindar servicios de evacuación de residuales, así como de desobstrucción de líneas, reparación y sustitución de instalaciones interiores vinculadas con aguas residuales.

A esas tareas se sumaron en el año 2016 otras como el saneamiento manual y mecanizado de cauces, el achique con motobombas y la limpieza de superficies (espejo de agua) de reservorios (piscinas, tanques y grandes cisternas, entre otros).

Brey Herrera también argumentó que “el agua, por la forma en que se encuentra en el medio, es uno de los recursos más agredido, y por la manera en que se comportan determinadas circunstancias, se convierte en un peligroso enemigo.

“Por tal motivo, nos corresponde aprender a utilizar  las bondades de la naturaleza, evitando generar daños al entorno, el deterioro de las fuentes, la degradación de la calidad de las aguas, realizando una actividad de saneamiento que garantice las condiciones medioambientales  para una adecuada calidad de vida de la población”, acotó.

En ese sentido precisó que, de las acciones correspondientes a la empresa, sobresale, por su incidencia en el bienestar de la población, la limpieza de cauces (ríos, arroyos y zanjas), pues contribuye a atenuar el efecto indeseable de las inundaciones.

Hablan los resultados

De acuerdo con la ingeniera Borgelis Pichardo Pérez, directora de la UEB Sur de la Empresa de Saneamiento Básico de La Habana, todos los municipios de la capital cubana han recibido los trabajos la brigada mecanizada en la limpieza de cauces con un favorable impacto.

En ese sentido subrayó que los sucesos positivos están dados, sobre todo, en cuanto a la atenuación de las inundaciones y el mejoramiento de las condiciones del medio ambiente.

Cauces como el de los ríos Quibú (La Lisa, Marianao y Playa), Luyanó (San Miguel del Padrón y Diez de Octubre), Almendares (Boyeros, Plaza y Playa) y Punta Brava (La Lisa), entre otros, han recibido acciones reiteradamente, puntualizó.

Agregó la Ingeniera que también se ejecutan acciones que contribuyen igualmente a mantener el buen estado sanitario de los cauces.

“Para retener los sólidos en los cauces (basura) se ha propuesto colocar barreras flotantes construidas con tubos de polietileno de alta densidad (PAD) diseñados y producidos por la fábrica Ciegoplast; además se contempla su instalación, operación y mantenimiento, lo cual se halla en fase de validación, pues aunque las barreras demostraron ser efectivas, se han detectado algunas fallas constructivas en cuya solución se trabaja”, remarcó.

Actualmente hay dos instaladas y durante el resto del año colocarán otras cinco.

Por otra parte, Pichardo Pérez se refirió a las indisciplinas sociales que obstaculizan e interfieren la limpieza de los cauces. Igualmente, aludió a otras actividades necesarias para garantizar la sostenibilidad del saneamiento mecanizado.