Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Capas de calidad para habanos exportables

La central provincia de Ciego de Ávila produce hojas con buena textura, tamaño y color, sin manchas. Es el segundo territorio del país en aportar este rubro

Los vegueros de Ciego de Ávila resaltan como los segundos de la Isla en aportar hojas de calidad para la fabricación de habanos con destino al mercado exterior.

El director de desarrollo de la empresa agropecuaria Florencia, en Ciego de Ávila, perteneciente al grupo nacional Tabacuba, Emigdio Montesino, señaló que eso está avalado porque se logra una capa con buena textura, tamaño, color y sin manchas.

Manifestó que el pasado año entregaron unas 40 toneladas de capas, 17 % de la producción total, aunque no se cumplió el programa debido a las afectaciones por el huracán Irma y la tormenta tropical Alberto.

La provincia tiene unas 730 hectáreas dedicadas a la producción de tabaco, de esas 500 con la técnica de tapado y el resto sol al palo, distribuidos en los diez municipios, en donde existen unos 575 productores, apuntó.

Además, dispone de ocho escogidas para el beneficio de la hoja, ocho casas de cura controladas y 2 300 aposentos.

Desde hace varios años trabajan con novedosas tecnologías en la siembra y con variedades como el Criollo 2010 y Corojo 2012, resistentes al cambio climático y a plagas y enfermedades, en aras de aumentar los rendimientos productivos, agregó Montesino.

El municipio de Florencia, con larga tradición tabacalera, tiene el mayor peso del territorio avileño en la entrega de capas de calidad. Cuenta con 300 campesinos y dos Cooperativas de Producción Agropecuaria dedicadas a ese cultivo.

Entre los productores se destaca Joel Morales, quien en las dos hectáreas de su finca Manaca Arriba, fomenta las variedades Criollo 98 y Criollo 2010, y recoge excelentes capas, alrededor del 90 % de su producción total.

Casi todas las atenciones culturales a las vegas se realizan de forma manual, con el empleo mínimo de productos químicos en la fertilización y en el combate de plagas y enfermedades, por lo que es una producción básicamente ecológica.

La preparación de la tierra la realizan con bueyes para no compactar el suelo, ni contaminar el entorno.

Según explicó Montesino, tienen entre sus proyecciones incrementar las áreas de tabaco tapado para aumentar la producción de capas de calidad, en aras de que el puro cubano continúe presente en el mercado mundial. (PL)