Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Japón y Cuba por ampliar y profundizar sus nexos

Se  firmó en La Habana un Memorándum de Entendimiento por ejecutivos de la Federación Cubana de Pesca Deportiva y la Hamanako Cuba Hemingway Cup, para celebrar en julio de 2020 en suelo nipón, un Torneo Internacional de Pesca de la Aguja

Por disímiles caminos transitan hoy los vínculos económicos y comerciales entre Japón y Cuba, y sin alcanzar los niveles óptimos deseados, escalan paulatinamente a la altura de los nexos históricos cuando se desarrollan en ambos archipiélagos las actividades conmemorativas por el aniversario 120 de la migración japonesa a la Mayor de las Antillas.

Con motivo de esa efeméride, recién se  firmó en La Habana un Memorándum de Entendimiento por ejecutivos de la Federación Cubana de Pesca Deportiva y la Hamanako Cuba Hemingway Cup., para, entre otros propósitos, celebrar en julio de 2020 en suelo nipón, un Torneo Internacional de Pesca de la Aguja, similar al que se dedica en la isla caribeña al célebre escritor estadounidense, premio Nobel de Literatura.

Se trata de una buena ocasión para festejar los 84 años de haberse iniciado ese evento que tiene lugar desde el mes de mayo de 1936 en Cuba,  y que ahora oficializa una edición especial con la celebración del Primer Festival Cultural y deportivo Cuba-Hamanaco, e incluye la Copa Hemingway en la ciudad de Hamamatsu, en saludo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La iniciativa ha sido promovida por el gobierno de la prefectura de Shizuoka y las alcaldías de Hamamatsu y Kosai, bañadas por el famoso Lago Hamano, con el apoyo del gobierno central y de la Dieta japonesa, encaminada a consolidar dicha zona como un polo de desarrollo para los deportes náuticos y la pesca deportiva.

Asistieron a la rúbrica del documento, Keiji Furuya, presidente de la Liga Parlamentaria de Amistad Japón-Cuba, y Minoru Kiuchi, viceministro de Medio Ambiente, ambos diputados a la Cámara de Representantes de su país, y por la parte cubana, el titular del Inder, Antonio Eduardo Becali Garrido y Roberto León Richards, rector del Comité Olímpico Cubano, entre otros funcionarios y directivos.

El rector del deporte en la Isla señaló ese como un día histórico en los nexos bilaterales e hizo un recuento desde el arribo de los primeros japoneses a Cuba, desde el Samurái Hasekura Tsunenaga hace 400 años, pasando por el padre del judo Dr. Jigoro Kano y otros que favorecieron el intercambio de las dos culturas y trabajaron junto a los cubanos en diferentes zonas como Pinar del Río, además de compartir la pasión por el béisbol, el judo y el voleibol.

De cordial se calificó el encuentro entre el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el directivo parlamentario japonés, Furuya, en el que ambos coincidieron en destacar el buen estado de las relaciones bilaterales y rememoraron la visita  oficial a Cuba del Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, en septiembre de 2016, la cual contribuyó al avance de los vínculos entre los dos países.

También el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas Ruiz, recibió a Furuya, como parte del programa de actividades bilaterales que se efectuaron en el contexto de la celebración en La Habana de la III Reunión del Comité Mixto Público-Privado Cuba-Japón y la XV Conferencia Económica que agrupa al sector empresarial de ambos países.

Durante la reunión los dirigentes reconocieron los avances alcanzados en los últimos años e intercambiaron sobre el excelente estado actual de las relaciones bilaterales económicas y financieras entre ambas partes, en lo que la Liga Parlamentaria ha estado participando desde su fundación.

Se destacó además el relevante rol de esa organización durante las últimas tres décadas en el fortalecimiento de los vínculos bilaterales, en especial, su firme posición de condena al bloqueo económico, financiero y comercial del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, así como su aporte al avance del intercambio económico-comercial y el diálogo político bilateral.

El Vicepresidente cubano realizó una amplia explicación acerca de la coyuntura actual en que se desenvuelve la economía del país y, agradeció la cooperación japonesa en sectores como la salud, el transporte, la agricultura y la recogida de desechos sólidos en la capital.

Los visitantes sostuvieron encuentros con autoridades de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, el Ministerio de Relaciones Exteriores y otros organismos e instituciones del gobierno.

Participaron en este periplo junto a Keiji Furuya, el Excmo. Embajador de Japón en Cuba, Sr. Masaru Watanabe, así como Yasushi Kaneko, director general; Shinsuke Okuno, subdirector general; Akihiro Nashimura, secretario general; Yoko Wanibushi, directora, todos de la Liga Parlamentaria de Amistad Japón-Cuba, y Yutaka Nikaido, director adjunto, y Masahiro Eguchi, secretario del departamento de Asuntos Internacionales, ambos de la Cámara de Representantes.

En conferencia de prensa, antes de concluir su visita a La Habana, Furuya destacó los esfuerzos de las dos partes por ampliar y profundizar las relaciones económicas, y la relevancia de contar con un enclave como la Zona Económica de Desarrollo (ZED Mariel) con múltiples atractivos para la inversión extranjera.

En cuanto a los probables sectores de interés para el empresariado nipón, el directivo citó el energético, en particular las fuentes renovables y las distintas maneras de combinarlas en función de mayor eficiencia y para lograr tecnologías limpias y amigables con el medio ambiente; una rama en la que –dijo- Cuba es muy activa.

La delegación asistió en el Teatro Martí en La Habana al “Concierto de amistad”, con la presencia especial de un grupo de taiko (tambor tradicional japonés) y otros destacados músicos de las dos naciones, en homenaje a la presencia nipona en la Isla caribeña y sus aportes a nuestra sociedad.

La salud como prioridad

Uno de los sectores más favorecidos por los aportes de la colaboración nipona es la salud pública, como se ilustra en el donativo realizado el 17 de diciembre último, cuando se realizó la ceremonia del “Proyecto de Instalación de Equipos Médicos para el Mejoramiento de Servicios de Atención a la Salud en los Hospitales Principales”, de la Cooperación Financiera No Reembolsable del Gobierno del Japón, cuyo monto asciende a 1,273 millones de yenes (11 millones de dólares aproximadamente).

El acto tuvo lugar en el Pediátrico Juan Manuel Márquez, uno de los 34 hospitales donde han sido donados los equipos de nueva tecnología y que contó con la presencia del Ministro de Estado para Asuntos Exteriores del Japón, Masahisa Sato y Marcía Cobas Ruiz, Viceministra para el Área de Colaboración, Relaciones Internacionales y la Información del MINSAP, entre otros funcionarios.

Este proyecto se oficializó cuando el Primer Ministro japonés Shinzo Abe visitó Cuba en 2016, y resulta el primero de la cooperación financiera no reembolsable a gran escala del Gobierno de Japón, con el objetivo de fortalecer el diagnóstico y el tratamiento mínimamente invasivo del cáncer, el cual es una de las primeras causas de mortalidad en esta nación.

Se propone además, consecuentemente, contribuir a mejorar el alcance y la calidad de los servicios médicos en los principales hospitales del país, a través del suministro de equipos necesarios para la digitalización del sistema de imagenología, anatomía patológica y el tratamiento mínimamente invasivo.