Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Récord productivo del Centro de Desove de Camarón en Manzanillo

La Unidad Empresarial de Base Desove del Camarón de Manzanillo acaba de implantar un nuevo récord de producción con la entrega hasta la fecha de 576 millones de toneladas de post larvas

La Unidad Empresarial de Base Desove del Camarón de Manzanillo acaba de implantar un nuevo récord de producción con la entrega hasta la fecha de 576 millones de toneladas de post larvas destinada a las unidades camaroneras Sanros de Las Tunas, Cultisur de Camagüey, Guajaca de Holguín, Cultizaza en Sancti Spíritus y a Calisur, la mayor de su tipo en el país, ubicada en el municipio de Río Cauto, en Granma.,

Ileana Casasaya Peña, jefa de producción de la referida entidad manzanillera, destacó que ha sido un año “muy fructífero para nosotros; en 2016 se produjeron 524 millones; en 2017 rompimos el récord existente hasta entonces con 553 millones y en la presente temporada superamos esa marca y pensamos llegar a 650.

Hemos trabajado muy duro pero con resultados para beneficio propio y del país”, publica el sitio web de la emisora local Radio Granma.

La también bióloga Marina Casasaya Peña recalcó que “tal resultado repercute considerablemente en la economía nacional porque por cada millón de post larvas que transferimos a las camaroneras se logran, como promedio, seis toneladas del crustáceo, cuya alta cotización favorece los ingresos financieros de nuestro país”.

Ubicada a seis kilómetros de la ciudad de Manzanillo, y a orillas del Golfo de Guacanayabo, el centro y sus trabajadores se convierten en baluarte y referencia de la empresa para el cultivo del camarón y del Ministerio de la Industria Alimentaria, por mantener el “alto nivel técnico, entusiasmo y calidad” destacados por el Comandante en Jefe Fidel Castro al dejarla inaugurada en diciembre de 1986.

Periodistas manzanilleros que visitaron la instalación, destacan que allí biólogos, médicos veterinarios, ingenieros, y demás trabajadores mantienen una alta disposición productiva en aras de sobrepasar sus propias marcas; quienes garantizan durante las 24 horas del día un ritmo productivo eficiente, sobre todo para evitar que cualquier fallo pudiera costar la vitalidad de esos seres vivos y, por consiguiente, de la industria.

Con un ciclo productivo que incluye siete procesos, como la recepción y aclimatación de los especímenes a su llegada desde Cienfuegos, el reconteo y la desinfección de estos; la siembra con el incremento de la densidad -ascendente ahora a los 4,5 millones por tanque-, su cría y el control de índices como temperatura, agua, alimento, recambios, cosecha de las postlarvas, hasta la transferencia hacia sus destinos; requiere de exigencias y cumplimientos exactos.

Así trasciende el desempeño de la nave de tratamiento de agua, corazón del centro, donde se realiza la cloración y decloración del agua de mar y su mezcla con agua dulce para alcanzar los 30 ppm (partes por millón) de salinidad de esta, y con lo que se logra la certificación de la calidad del vital recurso para todos los procesos. Igualmente, el área de fitoplancton -indispensable para nutrir a las larvas-  integrado en esencia por dos especies de algas verdes y pardas que se utilizan en los diferentes estadíos del cultivo: tetraselmis tetrathele y thalassiosira sp., destaca la bióloga Alina Pacheco Pérez, fundadora de la UEB.

En cada uno de estos laboratorios de calidad, que permanecen en actividad 24 horas constatando factores para que nada falle. A la vez, el área de carisombra, segunda fase y final del proceso, donde se producen postlarvas con peso mayorde cinco miligramos, que mejora la supervivencia del camarón y donde se cumplimenta la Tarea Vida, con el ahorro de agua y la realización del recambio al quinto día (anteriormente se hacía al segundo) que influye en la eficiencia y en la protección del medio ambiente y aprovechamiento racional del preciado líquido.

Afirman los especialistas que mediante esa gestión rigurosa se posibilita el aumento progresivo de la calidad y la categorización del 98 % de las post larvas en clase A, resultado superior al año precedente, a partir de las innovaciones tecnológicas aplicadas por el colectivo técnico.

Alfredo Ocaña Méndez, director de la entidad, destaca que 70 % de post larvas cultivadas en esta UEB se destinan al centro de desarrollo del camarón ubicada en el municipio granmense de Río Cauto, que ya logra unas 2 600 toneladas de camarones por año.

Ocaña Mendez significó que “tenemos un colectivo laboral valioso, donde el recurso humano es lo más importante, un colectivo disciplinado, revolucionario y tanto los fundadores como los jóvenes que entran se identifican con el compromiso de rendir homenaje a Fidel siendo cada día mejor.”