Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Grupo Empresarial Ganadero promueve proyectos para la inversión extranjera

En la Feria Internacional de La Habana (Fihav) 2017, el Grupo Empresarial Ganadero estuvo promocionando sus cuatro proyectos para la inversión extranjera aprobados en la cartera de oportunidades del país

Durante la Feria Internacional de La Habana (Fihav) 2017, el Grupo Empresarial Ganadero estuvo promocionando sus cuatro proyectos para la inversión extranjera aprobados en la cartera de oportunidades del país, y que responden precisamente al programa de desarrollo de esa rama hasta 2030.

María Dolores Rivero Díaz, directora de desarrollo y negocios del Grupo, ofreció los detalles en entrevista con Opciones.

-¿Cuáles son las pautas para el desarrollo concebidos por el Grupo Empresarial Ganadero?

-El Grupo posee en total cuatro proyectos para la inversión extrajera, centrados en la producción de cerdo, pollo, leche de búfala y la creación de una nueva fábrica de premezcla.

“Haciendo un poco de historia sobre la producción carne de cerdo de la carne de cerdo en la Isla, en 1989 se obtuvieron 100 000 toneladas, pero luego la cifra decreció muchísimo, hasta que en 2005, por idea del Comandante en Jefe Fidel Castro, se renovó la genética y se hizo un nuevo programa de inversiones de desarrollo que abarcó hasta la actualidad.

“Así, en 2005 se produjeron alrededor de 60 000 toneladas y ya hoy se producen 200 000 al año, la cifra más elevada en la historia de la Revolución. Sin embargo, aún no es suficiente. Nuestros cálculos son sobrepasados por el escenario actual de ampliación del trabajo por cuenta propia y el crecimiento del turismo. Dicha demanda no se satisface con el desarrollo normal de las inversiones, razón que nos motiva entonces a recurrir a la inversión extranjera”.

-Han calculado, ¿cuánto sería necesario producir para satisfacer esa demanda?

-El estudio de  mercado oficial estimó 300 000 toneladas pero sabemos que en realidad se necesitarán entre 500 000 y 600 000.

“Contamos con uno de esos proyectos adelantado en Villa Clara con inversionistas de Dinamarca y trabajamos también en otras siete posiciones en el país, pero aún nos resta aproximadamente un 50 % en el que todavía no hemos encontrado contactos interesados en invertir”.

- ¿A qué se destinarían esas inversiones?

-Nuestro interés es cerrar ciclos de manera integral, abarcando todo: producción, alimento, matadero, procesadora y comercialización. Y claro, esto sin afectar el medio ambiente y con tecnología de avanzada, es decir, muy distinto a las unidades con que contamos hoy. También lo concebimos para la obtención de derivados como jamón, chorizo, hamburguesas y otros que actualmente son importados.

 -¿Y qué proyecto de desarrollo y de inversiones se prevén para la producción de pollo?

-Es similar. Para eso contamos con nueve posiciones disponibles en el país. Cuba importa el pollo que consume, de manera que para sustituir importaciones hemos calculado producir con las inversiones extranjeras alrededor de 90 000 toneladas de esa carne fresca al año y también sus derivados como salchichas y pastillas de caldo.

-Si no se está produciendo pollo para el consumo interno, ¿qué función cumple la empresa avícola actualmente?

-La empresa avícola perdió toda la infraestructura para desarrollar estas tareas. Por ejemplo, las naves que se empleaban en la ceba de pollos se destinaron a la producción de huevos. Ahora se obtienen 2 100 000 000 de huevos y nos proponemos llegar a 3 000 000 000, pero eso no se contempla en la inversión extranjera sino que depende de nuestro propio desarrollo y la reinversión que logremos hacer en nuestro sistema.

“Y es que el huevo en Cuba es fundamentalmente subsidiado por lo cual resulta muy difícil que entre en un estudio de factibilidad y que sea rentable para un inversionista extranjero. Por eso nos concentramos en la producción de pollo.

“Estos inversionistas, por lo general son productores en sus países, así que estamos hablando de negocios ‘llave en mano’. Es decir, no les interesa remodelar lo existente, quieren terreno para montar las infraestructuras, con equipamiento automatizado y ambiente controlado.

“Para el mes de marzo del venidero año esperamos firmar la primera empresa mixta con República Dominicana para la producción de pollo, estará ubicada en Pinar del Río. El objetivo final es producir 10 000 toneladas de carne anual, pero como primero hay que montar toda la infraestructura comenzaremos por fases: iniciamos con 3 000 toneladas, luego 5 000 hasta llegar a la producción máxima planificada.

“Inicialmente importaremos los huevos fértiles y tras su incubación tendremos en 45 días el pollo listo para sacrificio. Esperamos que ya para finales del próximo año podamos llevar el resultado al mercado cubano”.

- ¿Y tienen el pienso garantizado?

-La empresa mixta tiene capacidad para importarla y es lo que se haría en un primer momento, después se construirá una planta, se importará la materia prima y ya podrá hacerse el pienso aquí.

-¿Y obligatoriamente hay que importar la materia prima, no se puede producir en Cuba?

-Es tan costoso que no vale la pena, porque el pienso lleva trigo y soya, que no se cosechan en el país. Es mejor comprarlo, pues no se puede sustituir ya que la alimentación de las aves es muy estricta en ese sentido. En el mundo ya no se trabaja con el pienso balanceado sino con aditivos que se le agregan y garantizan un mayor rendimiento.

“Vimos en Fihav el ejemplo de una productora de pienso mexicana que lograba elevar ese rendimiento a 25 %. Por ejemplo: una gallina ponía 25 huevos más, y solo con eso se puede superar en un cuarto la producción, con el mismo número de animales”.

- ¿Qué proyecto tienen para la leche de búfala?

-Ese es muy interesante: queremos montar una fábrica de queso mozzarella, que es el que realmente lleva la pizza y hoy se importa en Cuba. Para eso contamos con un potencial de búfalas, pero por lo general su leche, de mayor calidad por su alto contenido en proteínas, se mezcla con la de vaca.

“Primero debemos reactivar 22 lecherías para elevar la producción de la empresa El Cangre, ubicada en Güines, Mayabeque, y que ahora  tiene un rendimiento de alrededor de un millón de litros de leche de búfala al año. Luego se montaría la fábrica de queso, que tendría como destino final la sustitución de importaciones en el turismo y las tiendas recaudadoras de divisas”.

- ¿No han previsto exportar también el queso?

-Pudiera también pensarse en destinar un porciento para la exportación, eso nos oxigenaría el sistema financiero de la empresa, quizás en el área del Caribe que, como nosotros, recibe mucho turismo.

“El proyecto fue aprobado en principio para El Cangre, pero luego puede pensarse en otras entidades como la Ganadera de Camagüey, la Empresa Punta de Palma en Pinar del Río y otras. Por el momento estamos buscando inversionistas y promocionándolo”.

- ¿Cuál es el proyecto de la fábrica de premezcla?

-Ese es un proyecto muy importante. En Cuba contamos con tres empresas productoras de pienso: una en Occidente, una en el Centro y otra en Oriente. Allí se hace el alimento balanceado de los animales mediante una premezcla base, y en dependencia del tipo de ganado (porcino, ovino, cunícula, avícola, entre otros) se le adicionan los componentes de la fórmula adecuada.

“Esa premezcla procede de una fábrica muy vieja y obsoleta ubicada en el municipio de Regla. Queremos entonces montar una nueva con una empresa mixta que sea capaz de garantizarla para las especies de todo el país.

“Tenemos ya algunos potenciales inversionistas interesados, pero aún resta realizar análisis, sobre todo relacionados con la venta, porque la mayoría de nuestros proyectos son para el mercado cubano, pero en este caso particular su destino sería la venta interna a otras empresas nuestras. Desde el punto de vista económico falta precisar cuestiones como el impacto de la dualidad monetaria en la recuperación de la inversión, pero sí tenemos claro que se va a lograr la sustitución de importaciones”.