Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Todas las provincias incorporadas a la zafra azucarera

Se prevé que antes de finalizar el 2016 se encuentren moliendo sus 45 ingenios

Todas las provincias, excepto Santiago de Cuba, ya participan en la actual zafra azucarera con unos 30 centrales en activo al cierre de esta edición y se prevé que antes de finalizar el presente año se encuentren moliendo sus 45 ingenios de los 54 que laborarán en la cosecha 2016-2017.

Las otras nueve fábricas se incorporarán a la zafra azucarera a principios del venidero año, incluido los centrales Colombia, en la provincia de Las Tunas, y Panamá, en Camagüey, que volverán a hacer azúcar tras varios años de paralización por diversas causas agrícolas e industriales.

El Panamá, del poblado de Vertiente, luego de casi un decenio sin funcionar, fue sometido a un programa de mejoras y arreglos de relevancia, para asegurar su rehabilitación completa y se proyecta que arranque en enero el proceso de fabricación de azúcar.

De igual forma sobresalió en todo el país el tradicional esfuerzo de los trabajadores azucareros en el alistamiento de la maquinaria industrial y agrícola, donde, según directivos del sector,  primó el aporte de innovadores y racionalizadores con sus inventivas y soluciones técnicas para asegurar los propósitos de esta contienda.

La cosecha comenzó el pasado 8 de noviembre, con la arrancada de los molinos del central Harlem, de la provincia de Artemisa, a la que se van sumando las demás unidades fabriles que tienen como objetivo primordial la elevación de la eficiencia de esa industria.

Leobel Pérez Hernández, comunicador institucional del Grupo Azucarero Azcuba, explicó a Opciones que bajo el principio de que arrancarán los centrales capaces de moler durante más de 140 días, se consigue hasta el momento un buen desempeño de las unidades activadas, con rendimientos industriales por encima de lo planificado.

“Se presenta, subrayó, condiciones climatológicas muy propicias que favorecen en esta temporada tanto los rendimientos agrícolas como industriales, lo que unido a un mayor control del uso de los portadores energéticos y de los recursos disponibles, en sentido general, contribuirán decisivamente a mejorar los costos, lograr mayor productividad y el consiguiente beneficio salarial de los trabajadores que participan en la cosecha”.

La severidad de la sequía en Cuba, acentuada durante los últimos años y las lluvias a destiempo, impactaron en forma negativa los resultados de la zafra 2015-2016,  donde solo se cumplió el 80 % de lo planificado. El Grupo Azcuba, que dirige, orienta y controla el sector azucarero en el país, ha previsto para esta temporada un crecimientos de 27 % en los volúmenes de cosecha de caña y 40 % en la producción.

Nuevas técnicas

 

Pérez Hernández destacó que hay materia prima suficiente para cumplir los programas previstos en esta cosecha con un importante incremento en el área, que se favorecerá aún más por un mayor tiro directo de las cañas desde los campos al basculador de los ingenios, “llevando materia prima frescas a los molinos, lo cual asegura la elevación de los rendimientos industriales”, apuntó.

Para esta zafra se prevé hacer el 96 % de los cortes de la gramínea de forma mecanizada, respaldado con la aplicación de nuevas técnicas mediante la incorporación de cosechadoras, tractores y camiones recién adquiridos por el país o remotorizados, capaces de asumir con eficiencia sus respectivas tareas.

Destaca el ingreso de combinadas de tecnología brasileña, de mayor rendimiento, las cuales se suman al parque de estos equipos de corte, que contarán con el respaldo de más de 880 camiones Kamaz remotorizados y otros 472 nuevos con capacidad para transportar al ingenio unas 60 toneladas de caña por viaje.

También varias fábricas contarán con modernas pesas digitales capaces de medir con exactitud los volúmenes de la materia prima enviada al basculador, lo cual es una garantía desde el punto no solo tecnológico sino del balance contable.

Igual, como parte del proceso de empleo de las nuevas técnicas, a la mayoría de estos medios de corte y de tiro de las cañas se le va implantando el Sistema de Gestión y Control de Flotas en tiempo diferido para coordinar y adoptar decisiones oportunas durante sus operaciones productivas.

El referido sistema bajo la rectoría del Ministerio de Transporte, constituye una herramienta de dirección para los jefes en las bases de transporte y organizaciones superiores, quienes pueden conocer con exactitud el desempeño de cada uno de sus medios en la tarea asignada; kilómetros recorridos, trayectoria seguida, velocidades, tiempo utilizado, paradas y otros movimientos, incluido gasto exacto del combustible.

El programa de Gestión y Control emplea equipos móvil-web, con software de aplicaciones (tipo GPS), que recoge y transmite en tiempo real, o de manera diferida, la información sobre la gestión de los vehículos -a los cuales se instala-, durante su misión de trabajo, cuyos detalles se almacenan en tarjeta que luego revisan especialistas y directivos tanto de la entidad de base como de la dirección central del sistema.

Las 12 provincias cubanas que harán zafra (se exceptúan Pinar del Río y La Habana por no tener centrales) realizaron una rigurosa atención a las reparaciones de sus ingenios, con el fin de evitar posibles paradas y sobre todo tienen el propósito fundamental de crecer en la elaboración de azúcar en relación con la anterior molienda.