Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Utilizan caña biomasa para producir electricidad

A través del Programa de Bioeléctricas se instalarán 950 megavatios en plantas diseñadas con parámetros de eficiencia que permitan generar altos niveles de electricidad excedentes

La generación de electricidad a partir de fuentes renovables de energía, en especial la biomasa cañera, es una prioridad estratégica para el país y parte de sus programas de desarrollo.

En opinión del director general de Zerus, Francisco Lleo, una entidad perteneciente al Grupo Azucarero Azcuba, es por ello que se trabaja en el Programa de Bioeléctricas, el cual consiste en instalar 950 megavatios en plantas diseñadas con parámetros de eficiencia que permitan generar altos niveles de electricidad excedentes, y según la capacidad de molienda en los centrales seleccionados.

Tal proyecto, agregó el directivo en una reunión sobre inversiones en energía renovable, consiste en la construcción, montaje y puesta en marcha de 25 bioeléctricas con capacidades de generación que van desde los 20 hasta los 60 megavatios, en todas las provincias del archipiélago cubano.

Según Lleo este programa constituye una cartera de oportunidades abierta al mundo a través de la ley cubana de la inversión extranjera la cual, en el caso de Azcuba, se centra en 20 bioeléctricas pendientes de contratos y actualmente en oferta.

Existen cinco proyectos de construcción de bioeléctricas ya definidos, que se instalarán en igual número de centrales, entre ellos dos correspondientes a los ingenios Ciro Redondo y el Jesús Rabí, pertenecientes a las zonas central y occidental, respectivamente.

Desde el punto de vista técnico, ese tipo de instalación se construirá anexa a la fábrica de azúcar y durante la zafra se abastecerá de todo el bagazo producido, residuos agrícolas y del condensado de vapor puro procedente de pre evaporadores.

Las bioelétricas suministrarán a su vez a la fábrica de azúcar, el vapor de escape de los turbo generadores para el proceso de producción del endulzante, así como la electricidad que necesita.

De acuerdo con expertos del sector, la caña aporta en cada zafra varios tipos de azúcares, y más de 20 de derivados, como electricidad, alcoholes, bebidas, tableros de bagazo, entre otros. (PL)