Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Pinar del Río: El deleite de los puros

La provincia aporta más de 50 % de la materia prima a la industria nacional de habanos. El territorio de  San Juan y Martínez se distingue por la lozanía de las plantaciones y por el aroma

Las marcas Trinidad, Cohíba, Vegueros y Vegas Robaina, por mencionar algunas, podrán ser deleitadas por los amantes de los habanos al centrar  los propósitos productivos de la Empresa de Tabaco Torcido Pinar del Rio.

Esa entidad tiene comprometidas 4 035 300 unidades para la exportación  y acumula más de 1 700 000, cifra que asciende jornada tras jornada, y en cuya obtención están inmersas las fábricas, ubicadas en los municipios de Pinar del Río y Consolación del Sur, donde se utiliza, en lo esencial, la materia prima procedente del llamado macizo tabacalero de Vueltabajo, tierra del mejor tabaco del mundo.

Eusebio Velázquez Barroso, jefe de Producción de la Empresa acotó que laboran también en la confección  de otras 450 000 unidades para el mercado nacional y que en ambas cifras crecen en relación con la etapa precedente.    

Indicó que los esfuerzos se centran en consolidar la calidad y la permanente superación de la mano de obra que, unidas a la experiencia acumulada en productores y torcedores, han convertido este rubro en un producto de excelencia durante el decursar del tiempo.

Según el directivo continúan  mejorando las condiciones de la infraestructura, de trabajo e introducen nuevos sistemas de pago, las cuales contribuyen al aumento de los rendimientos y producciones.

Velázquez Barroso añadió, asimismo, que otro objetivo inversionista es un centro de procesamiento de materia prima, en el municipio Pinar del Rio y un almacén concentrador que contribuirán a elevar los niveles de eficiencia , así como se avanza en la eliminación de los rechazos a partir de una mejor coordinación entre las áreas del proceso productivo y de calidad.

La provincia de Pinar del Río aporta  más de 50 % de la materia prima a la industria nacional de habanos y, en particular, el territorio de  San Juan y Martínez se distingue por la lozanía de las plantaciones y por el aroma sin igual que desprende el producto nacido de esas tierras, que parecen bendecidas para el cultivo, de ahí que ganara el calificativo de la meca del tabaco en Cuba.

Los hombres que labran los suelos tabacaleros poseen la experiencia acumulada en años, que transmiten  de padres a hijos y actualmente familias enteras participan en las diferentes tareas demandadas por la planta.

En Vueltabajo, justo en San Juan Y Martínez, se localiza la estación experimental del tabaco, fundada en 1937, la cual tiene como objetivo primordial el mejoramiento genético de las diferentes variedades para lograr resistencia a enfermedades como el moho azul, el virus del mosaico y la llamada pata prieta.

Todas estas razones son suficientes para que los productores del territorio prosigan esforzándose en las vegas para que el tabaco  vueltabajero continúe sin igual en el orbe, a pesar de los contratiempos  que, en ocasiones, impone la naturaleza. (M.B.H.)