Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

ZED Mariel: Jugada perfecta para el avance económico de Cuba

Más de 400 propuestas de intereses de operación y ocho proyectos aprobados, que representan diversas modalidades de inversión y capital procedente de Cuba, así como de otros países

La Zona Especial de Desarrollo (ZED Mariel) comienza a transitar una senda llena de buenos augurios, con más de 400 propuestas de intereses de operación y ocho proyectos aprobados, que representan diversas modalidades de inversión y capital procedente de Cuba, México, Bélgica, España y Brasil, en disímiles sectores, entre estos, el transporte, la logística y las industrias electrónica, química y alimenticia, por un monto total de 615, 2 millones de dólares y la previsión de generar 1 371 empleos.

Desde sus inicios, hace ya dos años, es creciente el interés del empresariado internacional y cubano por realizar operaciones y/o ejecutar proyectos en el novedoso y moderno enclave, que hasta la fecha ha recibido cientos de propuestas de intereses de inversión, provenientes de una cifra superior a los 30 países de todos los continentes, en tanto se continúan evaluando expedientes de compañías que han formalizado su solicitud.

En este tiempo se ha trabajado en la promoción de la Zona en Cuba y en el exterior, con un realce especial de las ventajas, atractivos y fortalezas de la Mayor de las Antillas y del marco regulatorio particular de la ZED Mariel para la captación de inversiones.

Según explicó Oscar Pérez-Oliva Fraga, director de Negocios de la Oficina de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, entre las funciones de esa entidad se encuentra la elaboración y conducción de su Programa de Negocios y -afirmó- ya comienzan a apreciarse los primeros resultados de esa estrategia de atracción de inversiones.

Las ocho compañías aprobadas representan diversas modalidades de inversión en la Zona: empresas nacionales en su totalidad, de capital 100 % extranjero y una entidad mixta; en todos los casos los productores de bienes sustituyen importaciones, que es un primer paso en la etapa actual para la posterior proyección de estas entidades como exportadoras de bienes y servicios.

Estas son la Terminal de Contenedores de Mariel S.A., Richmeat de Cuba S.A, Profood Service S.A., BDC Log S.A, BDC Tec S.A., Devox Caribe S.A., Servicios Logísticos Mariel y Brascuba.

Todas tienen buenos motivos para instalar allí sus negocios y, según sus directivos, en general el proceso de aprobación transcurrió de manera profesional en lo que influyó la existencia de la Venta-nilla Única, un ente que permite estructurar los proyectos según las normas vigentes en la nación caribeña.

En opinión de Charles Baker, director general de la Terminal de Contenedores Mariel S.A. (compañía cubana administrada por PSA International de Singapur), los rendimientos de las grúas y la eficiencia de despacho de los contendores se encuentran a niveles comparables a otras similares en la región y las operadas por PSA.

Mientras Ania Quintana, directora general de Servicios Logísticos Mariel, precisó que esa entidad ha venido acompañando el proceso inversionista y de radicación de algunas empresas asociadas al proyecto Mariel y, en particular, su labor ha consistido en garantizar la transportación de carga seca, ligera y refrigerada que tiene la Zona, el alquiler de equipos, seguridad física y técnica, entre otras prestaciones.

En tanto, Brascuba, empresa mixta establecida entre Cuba y Brasil, prevé que la nueva planta que construirán en la ZED Mariel esté en funcionamiento para 2018, y contará con una capacidad productiva de 10 000 cigarrillos destinados al mercado interno y a la exportación.

Alexandre Lamego Carpenter, copresidente de Brascuba Cigarrillos S.A., se refirió a la inversión por un monto superior al del negocio inicial y por un término de 40 años, que casi duplica el término de vigencia de la transacción del comienzo, lo que constituye una demostración de la confianza de la compañía y de su socio brasileño en la seriedad del país y en el potencial del mercado cubano.

Indicó que durante sus dos décadas de trabajo, la empresa ha sido capaz de cumplir las expectativas del proyecto inicial de asociación entre el grupo Tabacuba del Ministerio cubano de la Agricultura y Souza Cruz, empresa líder del sector de cigarrillos en Brasil, con 112 años de existencia.

"Para Souza Cruz invertir en esta nación caribeña ha resultado una experiencia de inversión provechosa, segura y sostenible. Esta alianza comercial cubano-brasileña ha conseguido conciliar de forma exitosa el conocimiento, el talento humano, la tecnología y la tradición tabacalera de ambos socios, en una empresa altamente eficiente. 

"De esta forma, Brascuba representa un importante exponente del fuerte acercamiento que tiene lugar entre ambos países y que hoy se gesta, no solo en el ámbito comercial, sino también en el político y cultural.

"La elección de Mariel como sede del proceso de expansión de Brascuba, obedece de manera preliminar a su ubicación geográfica privilegiada y a las posibilidades que ofrece el desarrollo logístico de la Zona (la cual dispone de un puerto de acceso con viales), lo que facilita el proceso de importación y exportación". 

Consideró que la ZED Mariel significará una gran apertura para el comercio en Cuba y está destinada a ayudar a cambiar el futuro de la industria en la Isla de una manera inteligente y planificada.

"Optimista con el futuro de la economía cubana, Brascuba se enorgullece de poder ser una de las  primeras en insertarse en este proyecto y de -con su ejemplo- incentivar a aquellas compañías devenidas en potenciales inversionistas".

ZED Mariel, una puerta abierta al mundo

La Zona Especial de Desarrollo (ZED) Mariel es la primera de su tipo en el país, creada en noviembre de 2013, mediante el Decreto Ley No.313, que le otorga un marco regulatorio propio,  abarca un área total de 465,4 km² y está ubicada en la parte norte de la provincia de Artemisa (45 km al oeste de la capital cubana).

La ZED Mariel no es una Zona Franca. Se trata de un enclave del territorio nacional regulado por regímenes y políticas especiales, diseñadas para atraer inversiones hacia la producción de bienes y servicios de valor agregado, que utilicen el conocimiento y la innovación, tecnologías limpias y generen concentración industrial, con el objetivo de sustituir importaciones, incrementar las exportaciones, generar nuevas fuentes de empleo y propiciar encadenamientos productivos con las empresas ubicadas en el resto del archipiélago.

Abierta a la inversión cubana y extranjera, sus incentivos son universales, más atractivos que los comprendidos en la vigente Ley No.118 de la Inversión extranjera, y se aplican a todas las compañías establecidas en la Zona.

La Oficina de la ZED Mariel es la entidad adscrita al Consejo de Ministros, destinada a elaborar y conducir sus programas de desarrollo y negocios.

La misma cuenta con un proceso de aprobación corto y ágil, que oscila entre 35 y 65 días tras la presentación del expediente con la documentación establecida, y solo dos niveles de aprobación: la Directora General de la Oficina de la ZED Mariel y el Consejo de Ministros para aquellos casos explícitamente reservados en la ley.

Entre los regímenes especiales de la Zona se destaca el tributario, que ofrece a los inversionistas exenciones e incentivos fiscales más atractivos que los contenidos en la Ley 118.

También en la Oficina de ZED Mariel funciona un sistema de trámites integrados, conocido como Ventanilla Única, que en opinión de los empresarios constituye una fortaleza importante, ya que brinda apoyo y acompañamiento a los inversionistas desde el contacto inicial y a lo largo de todo el proceso de aprobación, ejecución de su proyecto y operación.

La Ventanilla Única tramita, a nombre del inversionista, todas las licencias, permisos, autorizaciones y documentos necesarios, liberándolo así de la carga burocrática que implica ese tipo de trámites.

Una estratégica significación tiene la Zona para la Mayor de las Antillas lo cual se evidencia en que las entidades constituidas hasta la fecha  representan una diversidad de sectores, entre estos el transporte, la logística, la agroindustria y las industrias electrónica, química y alimenticia.

Hoy cuenta con ocho usuarios aprobados, dos de ellos ya en operación y seis en proceso de construcción y ejecución de sus proyectos respectivos.

Terminal de Contenedores Mariel, centro logístico regional

La Terminal de Contenedores constituye uno de los pilares para el éxito del proyecto estratégico de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, consolidando su posicionamiento como plaza de inversión por excelencia al brindarle conectividad multimodal, en adición a las autopistas y vías férreas que la enlazan con el resto de Cuba y del mundo.

La Terminal de Contenedores de Mariel (TCM), inaugurada el 27 de enero de 2014, es una moderna instalación, administrada por la compañía PSA Internacional, de Singapur, líder  mundial en desarrollo, inversión y operación de puertos.

La TCM tiene una posición geográfica privilegiada, en el cruce de los ejes del tráfico marítimo internacional de mercancías, que favorece su desarrollo como puerto de trasbordo e importante  hub logístico hacia destinos de Centroamérica y el Caribe, y los Estados Unidos.

Está ubicada en un puerto de aguas profundas y protegidas, que permitirá recibir a los buques de la generación Neo-Panamax, a partir de 2016, llegados del Caribe tras la conclusión de las obras de ampliación del Canal de Panamá.

El desarrollo de la TCM se prevé por fases, sincronizadas con el incremento de la demanda. En su etapa actual, que entró en operación hace más de 20 meses, la terminal cuenta con un muelle de 702 metros de extensión y un patio de contenedores de 27 hectáreas, cuatro grúas de muelle y 12 de patio, que le permiten alcanzar una capacidad operacional anual de 800 000 TEUs (medida de un contendor de 20 pies).

En su pleno apogeo, la longitud del muelle podrá ampliarse hasta 2 400 metros, y permitirá operar más de tres millones de TEUs anuales.

En julio de 2014 concluyó el proceso de traslado gradual de todos los servicios navieros de la antigua Terminal de Contenedores de La Habana (TCH), fecha a partir de la cual la TCM asumió la totalidad del tráfico de contenedores.

La moderna Terminal también cuenta con un patio ferroviario de cinco vías, que entró en funcionamiento para cargas y pasajeros en julio de 2014 y permite la transportación de contenedores por ferrocarril hasta la provincia de Ciego de Ávila, reduciendo los costos asociados a la logística del traslado de mercancías.

El equipamiento de la TCM es de excelencia mundial, suministrado por la compañía china ZPMC, además de la tecnología Huawei, considerada entre las más modernas y eficientes de ese sector.

TC Mariel cuenta con un personal calificado, entusiasta y mayoritariamente joven, que en poco tiempo ha sido capaz de asimilar las nuevas tecnologías y prácticas en la actividad portuaria, lo cual sitúa a esta nueva terminal al nivel de los estándares internacionales y prestigian al país en esa rama.

La terminal de Contenedores constituye uno de los pilares para el éxito del proyecto estratégico de la ZED Mariel, al consolidar su posicionamiento como plaza de inversión por excelencia y brindarle conectividad multimodal, en adición a las autopistas y vías férreas que enlazan a la Zona con el resto de Cuba y el mundo.

Planeamiento, desarrollo e infraestructuras

Las zonas de Desarrollo Económico surgen en 1959 y han ido proliferando gradualmente, como fórmula exitosa.

En la actualidad existen más de 3 500, con gran diversidad en cuanto al área que abarcan, las actividades que realizan, la ubicación geográfica, el marco regulatorio, las infraestructuras y los servicios a disposición de las compañías que se establecen.

La competencia en la atracción de inversiones hacia estas zonas ha impuesto nuevas tendencias, en las que el factor precio ha sido desplazado por otros de mayor relevancia para los  usuarios, entre los que priman la calidad de las infraestructuras y los servicios, así como la especialización, por lo que el planeamiento y las propuestas de desarrollo de una zona constituyen elemento primordial en su éxito futuro.

La ZED Mariel, que en una primera etapa tiene previsto desarrollar 43 km² ubicados al oeste de la Bahía de Mariel, en el área que se ha denominado Sector A ha trabajado con dos aristas claves en su proyección estratégica.

Se trata del Estudio de Mercado, con su correspondiente propuesta de  atracción de inversiones, elaborado de conjunto por Consultores Asociados S.A. (Conas) y la consultora internacional Ernst&Young (EY).

La segunda es el Plan Maestro de urbanización detallada del Sector A, actualmente en su segunda fase, que concluirá en el primer semestre de 2016, y está a cargo de la constructora francesa Bouygues Bâtiment International.

Dicho Plan se está concibiendo en la concepción y diseño urbanístico, en correspondencia con las mejores prácticas internacionales y bajo el concepto de alta calidad medioambiental (HQE).

Este consta de tres fases: desarrollo a corto plazo, en respuesta a las necesidades actuales de creación de condiciones para el establecimiento de las actividades de la industria, la logística y la construcción.

La otra corresponde al desarrollo a mediano y largo plazos para posicionar a Cuba en la escala internacional de actividades de alto valor agregado y el avance a largo plazo, que implica gran flexibilidad para adaptarse a las necesidades estratégicas que se hayan impuesto en ese proceso.

La Zona cuenta con modernas infraestructuras de transporte, energía y comunicaciones, que garantizan su conectividad multimodal por tierra, mar y aire.

El sector A se ha subdividido en 11 zonas, especializadas en actividades de alta tecnología, industriales, logísticas y agroalimentarias.

En este se ubica la moderna Terminal de Contenedores Mariel, con una capacidad operacional de 822 000 TEUs y en un radio inferior a los 50 kilómetros se ubican tres aeropuertos.

En el 2013 se concluyó la construcción de la Autopista A-7, que enlaza al Sector A con la red vial nacional y en julio de 2014 entró en funcionamiento la red ferroviaria, para transporte de cargas y pasajeros.

El uso de tecnologías limpias y la protección del medio ambiente constituyen elementos prioritarios en la concepción de la ZED Mariel, por lo que en adición a los servicios existentes, su desarrollo incluye un Sistema de Monitoreo Integral de variables atmosféricas y marinas que contará con un moderno y eficiente soporte técnico. La Zona cuenta además con empresas a cargo del tratamiento de los residuales líquidos y sólidos.

En el centro del Sector A se ubica la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), contigua a la  portuaria, donde se establecerá una amplia diversidad de servicios, dirigidos a garantizar la satisfacción de los requerimientos de las empresas establecidas en la ZED Mariel.

Estos servicios incluirán, entre otros, naves para el manejo y tratamiento de cargas secas y refrigeradas (en funcionamiento desde agosto de 2015), entidades de arrendamiento de equipos de transporte y de construcción e izaje, reparación de contenedores, centros de negocios (el primero de los cuales se inaugurará en el primer trimestre de 2016), centros comerciales, servicios bancarios y centro médico.

El desarrollo de esas infraestructuras ha estado a cargo de la Dirección Integrada de Proyectos Mariel (DIP Mariel) y la Empresa Constructora Mariel (EC Mariel), las que, junto a un grupo de empresas cubanas, edifican con las miras puestas en el futuro.