Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

El Heberprot-p gana prestigio internacional

Este fármaco cubano, único en el mundo prescrito para la terapia de la úlcera del pie diabético, tiene concedidas más de 30 patentes y registros sanitarios en 23 naciones

El Heberprot-p ha beneficiado a miles de personas y se ha convertido en una esperanza para otros muchos, porque este fármaco cubano, seguro y eficaz,  está considerado actualmente como la única alternativa para prevenir la amputación de las extremidades en diabéticos con lesiones terminales.

Tiene concedidas más de 30 patentes y registros sanitarios en 23 naciones, entre estas Argelia, Argentina, Uruguay, República Dominicana, México, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Filipinas, Vietnam, Paraguay, Ucrania y Venezuela

Una comisión especializada del Ministerio de Salud de Rusia aprobó hace unos días su inclusión en la lista de medicamentos esenciales de ese país.

Este producto inyectable favorece la cicatrización de úlceras complejas del pie diabético y ha sido aplicado en alrededor de 186 000 pacientes en el mundo (de ellos más de 44 000 en Cuba). Su empleo reporta una disminución del riesgo de amputación en más del 71  % de los casos tratados.

Mejorar la calidad de vida de los diabéticos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2014  había 382 millones de diabéticos en todo el orbe, cifra que se estima sobrepase los 592 millones antes de los próximos 25 años, de ahí que se plantee que este mal puede llegar a cobrar más muertes que el sida, y representa ya la cuarta causa de fallecimiento en el mundo.

Entre el 4-10% de  estos enfermos desarrolla una úlcera del pie diabético (UPD) en algún momento de sus vidas y de estos, aproximadamente entre 5 y 24% de las UPD conducen a amputación en un período de 6 y 18 meses.

En Cuba la población diabética constituye aproximadamente del 3-6% del total y el número de personas tributarias a una amputación se estima en unos 1 500 - 3 000. La  preocupación por la insuficiente cicatrización de los pacientes  y  el interés por mejorar su calidad de vida motivó a científicos de este país, en particular al Doctor en Ciencias, Jorge Berlanga,  a buscar una solución.

Los esfuerzos de estos especialistas fructificaron en el mencionado  medicamento -desarrollado en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología- que tiene como ingrediente farmacéutico activo el factor de crecimiento epidérmico humano recombinante y  se aplica mediante una aguja a través de la infiltración directa en el área de la úlcera del pie diabético.

El servicio es gratuito  en hospitales y policlínicos de la Mayor de las Antillas, ha salvado de ser amputadas a más de 2 500 personas cada año. A  ello ha contribuido el programa de pesquisaje que lleva a cabo el Ministerio de Salud  Pública para la detección del paciente con pie diabético.

Impacto mundial

Países de todos los continentes se interesan por el Heberprot-p, que posibilitó en Venezuela reducir el índice de amputación entre 70 000 pacientes y cuyo empleo se realiza mediante el Programa Nacional de Atención Integral al Paciente Diabético.

   El tratamiento comenzó en la República Bolivariana  en mayo de 2008, como parte del  Convenio Integral de Cooperación entre ambas naciones y se lleva a cabo en las unidades especializadas de las entidades federales de la geografía del país sudamericano.

Juventud Rebelde, el diario de la juventud cubana, dio a conocer expresiones de satisfacción de pacientes venezolanos que recibieron este tipo de atención: "Tengo mis pies completos; perdí un solo dedito", dice uno de ellos. "Esto se lo debo a la linda gente cubana y al personal venezolano". Y la hermana puntualizó: "Sus lesiones eran grado 5, que normalmente se amputan; así nos dijeron en varios centros hospitalarios a los que llevé a Régulo, y ya se va de alta, totalmente cicatrizado".

En la cama de al lado está José Mora, quien era trabajador de la Aduana en el aeropuerto de Maiquetía, labor que tuvo que abandonar por el agravamiento de su enfermedad: osteomielitis y pie diabético grado 5. "Me querían cortar el pie de la rodilla para abajo. Tres veces me lo han salvado aquí, donde llevo dos años atendiéndome".

"Se quiere extender el Heberprot-P a toda América, Europa y Asia", declaró recientemente  Raudel Sosa Echagarruga, promotor Nacional del Programa de Atención Integral al Paciente con Úlcera del Pié Diabético, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana.

"Cuando lo empleamos en el Sistema de Salud, trae consigo numerosos ahorros porque un paciente que desarrolla una úlcera grave, y necesita hospitalización demora la estadía sin el uso del medicamento, tratando de sanar la herida", comentó.

"Sin embargo, con el advenimiento del Heberprot-P inyectándoselo en las heridas, los enfermos tienen una recuperación más pronta, los días de ingreso disminuyen, sin estadía hospitalaria y con lo cual Salud Pública obtiene ahorros, además de los beneficios para el doliente y la familia".

Interés en Estados Unidos

El pasado año el doctor Jorge Berlanga y  Boris Acevedo, funcionario de la dirección de Negocios del CIGB, disertaron sobre el Heberprot-p en dos eventos en Estados Unidos, en los cuales pudieron constatar el  creciente interés de la comunidad médica del país norteño por dicho fármaco.

"Va creciendo el conocimiento y el prestigio del medicamento cubano -ha expresado Berlanga-, y existe un buen número de profesionales de la medicina norteamericana deseosos de probarlo, pues lo reconocen como una alternativa posible para reducir el número de amputaciones que allí se realizan, las cuales sobrepasan las 70 000 en un año".

Hasta el momento, en EE.UU., tercera nación detrás de China y la India con afectados de diabetes, este eficaz medicamento cubano que mejoraría la calidad de vida de millones de enfermos, no puede ser comercializado porque las leyes del bloqueo lo prohíben.

De aprobarse su entrada  se demostraría el avance de la biotecnología socialista y la sapiencia de los científicos de Cuba. (Fuentes: Periódico Granma, Prensa Latina, AIN e Internet)

 

 

Propiedades y ventajas del tratamiento  con Heberprot-P

 

• Acelera la cicatrización de UPD profundas y complejas.

• Disminuye el riesgo de las amputaciones en pacientes con UPD.

• Tres semanas de tratamiento con este producto han sido suficientes para observar granulación en más del 80% de pacientes con UPD entre 1 y 80 cm2.

• Contribuye significativamente a mejorar la calidad de vida de los pacientes ya que reduce el número y la extensión de operaciones quirúrgicas o remoción del tejido necrótico, además de prevenir las recidivas.

• Reduce el tiempo de cicatrización y con ello, las complicaciones derivadas, tales como la gangrena y la infección o sobreinfección, posibilitando redestinar recursos a pacientes de pronósticos más difíciles.