Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Hacer más poniendo el corazón

En entrevista exclusiva con el semanario OPCIONES, la presidenta del Poder Popular en la provincia de Camagüey, Isabel Graciela González Cárdenas, expresa su confianza en la recuperación progresiva del sector agropecuario y cañero

Decir Camagüey, es decir ganadería. Decir Camagüey es decir zafra azucarera. Por eso, a pesar de un impresionante movimiento constructivo que ha transformado por completo no solo la realidad de su capital, sino la de los restantes 12 municipios, con cientos de obras de beneficio social, viviendas, hospitales, consultorios, escuelas, hogares de ancianos y de embarazadas, restaurantes, cafeterías, cines, organopónicos, centros recreativos, todos con el aporte popular,  "nosotros sabemos que podemos hacer más".

Así expresó la Máster Isabel Graciela González Cárdenas, presidenta del Consejo de la Administración Provincial, en entrevista con el semanario OPCIONES: "Es un concepto que yo quisiera que se arraigara. Este año se trabaja en la recuperación del central Panamá, del municipio de Vertientes, en la zafra pasada molieron cinco industrias, pero lo más importante es garantizar la caña con las atenciones culturales que requiere, roturación, cultivo profundo, desarrollarlas en el tiempo establecido; encontramos chapucerías en algunos lugares, es necesario que los jefes inmediatos ejerzan el control que les corresponde, para que al final los estimados sean ciertos.

"La recuperación de la fuerza de trabajo es otra prioridad. En el central Brasil, del municipio de Esmeralda, se hizo una convocatoria, los antiguos trabajadores tuvieron que buscar otras fuentes de empleo; se han incorporado jóvenes, de manera que podamos garantizar el futuro del sector.

"Similar ocurre con la agricultura no cañera", precisó la ejecutiva, quien fuera maestra primaria multigrado en el municipio de Jimaguayú. El 70 % de los productores son nuevos, personas que adquirieron tierras por los decretos ley 259 y 300, hay que capacitarlos, no todos tienen las mismas posibilidades, hay que aplicar la ciencia a todo lo que hacemos, enseñarlos a aplicar los resultados validados en la práctica, propiciar el vínculo con las universidades, buscar asesoramiento, se trabaja en esa línea, pero no podemos decir que es suficiente la labor de productor a productor. La esencia no es solo cumplir los planes, sino desarrollarnos de manera sostenible".

Diputada a la Asamblea Nacional durante dos mandatos, la presidenta revela su preocupación, y ocupación, porque en Camagüey el 30 % del suelo es improductivo. "La producción de alimentos es insuficiente. La superficie agrícola degeneró, hay que desmontar el marabú, esta es una provincia muy extensa y para recuperar los antiguos polos productivos y construir los canales para el riego, es fundamental el agua. El país concentra los recursos donde los rendimientos son más altos, y tenemos potencial.

"Trabajamos en la entrega de tierras, puntualiza, para que el productor de leche no se involucre en la ceba de toros, pero no lo hemos logrado. El que se dedica a la producción de carne tiene que sembrar la comida, no ara antes de que empiece a llover, hay que pensar ¿cómo me preparo este año para el que viene? Sembrar maíz, caña, kingras, moringa, morera, titonia, altamente proteica. Por eso estamos reconvirtiendo fábricas pequeñas para dedicarlas a la producción de pienso animal; recuperando las vaquerías, entre ellas la 5-15 de Jimaguayú, que fue la primera inaugurada por Fidel en aquellos años, los cuartones, los caminos por donde se trasladan los termos con leche, tendiendo cercas eléctricas a partir de un programa de implementación de las energías renovables, es decir, los paneles solares".

Asevera la dirigente que: "Nuestro propósito en la ganadería es hacer realidad la concepción del líder histórico de la Revolución Fidel Castro de la cuenca lechera camagüeyana", a fin de sustituir importaciones y satisfacer la demanda de la única fábrica de leche en polvo que tiene nuestro país, con la cual se ahorraría 3 100  dólares por cada tonelada que seamos capaces de producir.

El incremento de la masa ganadera depende de la reproducción, la introducción de la inseminación y el desarrollo de la política genética. Hay que formar inseminadores en los politécnicos agropecuarios para garantizar el reemplazo de los animales improductivos que compiten en el consumo de alimentos con los más jóvenes, con el objetivo de revertir la tendencia hacia un ciclo negativo.

"Es preciso llevar a los animales los beneficios que da la ciencia, y reproducir los caracteres genéticos que se desea replicar. La mezcla de razas está considerado un factor importante que permite respuestas más rápidas en un animal en cuanto a su crecimiento y producción de carne y leche. Hoy en el mundo, la tendencia es a obtener híbridos para garantizar ejemplares con mayor volumen corporal, estatura, rendimiento, peso y vigor.

"La sombra es esencial, porque la carga de la energía solar hace que los animales busquen un equilibrio liberando calor para disminuir la temperatura del organismo. ¿Cómo lo logran? Dejando de consumir alimentos. Si además de eso no tienen un suministro estable de agua, ese equilibrio no se logra y comienzan a afectarse el metabolismo y la reproducción" (1).

Lo que hagamos por ellos  ahora, será nuestro mañana

Isabel Graciela sabe que uno de los mayores retos, sino el mayor, que tiene la humanidad es el envejecimiento poblacional.

Dentro de las acciones implementadas por la provincia mencionó la potenciación de los Sistemas de Atención a la familia (SAF) en todos los municipios, la reparación de los hogares de ancianos, en particular el Manuel Ramón Silva, de la ciudad cabecera, la habilitación del pasadías en estas instituciones para propiciar la socialización de los longevos, el compartir los clubes de la Década prodigiosa que resultan de su agrado, y otras ofertas recreativas. Se insiste en velar por eliminar o minimizar las barreras arquitectónicas en las construcciones.

Lo que hagamos por ellos ahora, será nuestro mañana, concluyó la Presidenta. (1) Revista Labiofam, vol 3. No. 1/2012. Págs. 6-11.