Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Constatan avances de programa agrícola en Isla de la Juventud

La venta liberada de insumos agrícolas incide de modo favorable en el cumplimiento y crecimiento de los volúmenes de carne de cerdo y huevo

NUEVA GERONA.- La venta liberada de insumos agrícolas, a precios sin subsidios y de forma experimental a las bases productivas, incide de modo favorable en el cumplimiento y crecimiento de los volúmenes de carne de cerdo y huevo, que cubre la canasta básica y el resto de las demandas, según constataron Marino Murillo Jorge y Salvador Valdés Mesa, ministro de Economía y Planificación y vicepresidente del Consejo de Estado, respectivamente.

En intercambio con campesinos y usufructuarios, conocieron sobre las experiencias locales y dificultades que sortean en condiciones de secano para sobrecumplir sus compromisos en el cultivo de frijol y tomate, que sustituyen la importación de esos alimentos caros en el mercado mundial.

Murillo Jorge, también-vicepresidente del Consejo de Ministros, enfatizó que constituyen prioridad para el territorio los programas de recuperación del cítrico, la consolidación del plan arrocero y el fomento de la ganadería vacuna, así como resolver la situación del riego.

“La Isla de la Juventud solo volverá a ser una potencia en la ganadería cuando los campesinos sembremos el alimento que necesitan los animales, mejoremos genéticamente la masa e incorporemos más temprano a las hembras a la producción”, reconoció el productor Normando Rives Bejerano.

Asimismo, Ricardo del Toro Cardé -destacado productor- aludió a los perjuicios que tuvieron los arroceros debido a la sequía, por lo cual resulta un imperativo solucionar la situación del agua en ese polo, donde en anteriores campañas él logró cosechar hasta cinco toneladas por hectáreas.  

En tal sentido, Valdés Mesa, vicepresidente del Consejo de Estado,- precisó que para tales empeños se deben desterrar subjetividades en la planificación y organización de los procesos, así como desarrollar la vocación por trabajar la tierra, patrimonio -en Isla de la Juventud- insuficientemente explotado. (AIN)