Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Alertas ante los riesgos

 El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo el jueves precedente su principal tasa sin cambios (0,25 %), así como otras medidas de apoyo a la economía de la zona euro, apostando por la recuperación más que por la debilidad preocupante de la inflación.

El presidente de la institución, Mario Draghi, descarta, por el momento, un riesgo de deflación en la zona euro, al nivel históricamente bajo que rige desde noviembre pasado.

"Una inflación baja prolongada es un riesgo para la recuperación, para el nivel de deuda (pública) en términos reales. Sí, estamos en alerta sobre estos riesgos y preparados para actuar", sostuvo. La inflación en la zona euro se  elevó 0,7% en enero.

El BCE dará a conocer sus previsiones de crecimiento e inflación para 2014  y 2015 en marzo, aunque también para 2016, un hecho sin precedentes ya que  hasta ahora se limitaba a dos años. Quizá entonces sea el momento propicio para adoptar nuevas medidas, estima Jonathan Loynes, economista jefe para Europa de  Capital Economics.

En Nueva York,  la mayor bolsa del mundo -Wall Street- abrió el jueves último con fuertes ganancias y el Dow Jones, su principal indicador, subía 0,86 % después de conocerse una tanda de buenos datos económicos, incluido uno sobre la situación del mercado laboral en EE.UU.

Media hora después del arranque de la jornada ese índice, que agrupa a 30 de las mayores firmas cotizadas del país, avanzaba 133,32 puntos hasta los 15 573,55 enteros, después del cierre plano del miércoles anterior.

Desde los primeros minutos de las contrataciones los operadores en el parqué neoyorquino se apuntaban a las compras, animados por la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo, que bajó la semana pasada en 20 000 y quedó en 331 000.

Los operadores también desayunaron con el déficit del comercio exterior de bienes y servicios de Estados Unidos, que en diciembre pasado fue de 38 701 millones de dólares, 12 % mayor que el de noviembre.

Las principales bolsas europeas retomaron color el jueves pasado, visiblemente satisfechas con las declaraciones del Banco Central Europeo (BCE).

En Londres, el FTSE-100 de los principales valores cerró con una importante ganancia de 1,55 % hasta los 6 558,28 puntos, mientras que en Fráncfort, el Dax  terminó con una mejora de 1,54 % hasta los 9 256,58 puntos y en París el CAC-40 avanzó 1,71% a los 4 188,1 puntos.

El índice Nikkei de Japón cayó el jueves en una sesión volátil, borrando ganancias tempranas, mientras los inversores permanecían cautos antes de un reporte de empleo en Estados Unidos.

Las bolsas de Asia avanzaban tentativamente desde mínimos en cinco meses, con los inversores esperando que el Banco Central Europeo (BCE) y los próximos datos de empleo en Estados Unidos puedan calmar los nervios tensos por la ola de ventas en los mercados emergentes. Aunque muchos operadores esperan que el BCE mantenga su curso en su reunión más tarde en el día, se especula que podría aliviar su política monetaria para protegerse de la amenaza de la deflación tras la lectura de inflación inesperadamente suave del mes pasado.

Con las principales tasas de interés del banco ya en 0,25 %, hay espacio limitado para los recortes, pero eso no ha impedido que los operadores apuesten sobre una pequeña rebaja entre 10 y 15 puntos básicos.

Otros especulan que el Banco Central podría suspender la llamada esterilización, o las operaciones para absorber el dinero puesto en circulación por las compras del BCE de deuda pública, o incluso una flexibilización cuantitativa a gran escala.

El Nikkei .N225 cerró con una baja de 0,2 %, a 14 155,12 puntos, cerca de un mínimo en cuatro meses de 13 995,86 unidades que tocó el día anterior. (SE)