Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Hacer camino al andar

Especializada en mármoles, hormigón, cerámica y lozas, esta entidad resulta neurálgica para también concretar los avances que hoy necesita la infraestructura de la Mayor de las Antillas y su parque habitacional

Esencial para el desarrollo del quehacer constructivo de un país es su industria de materiales. En Cuba la gestión principal de esta labor corresponde al Grupo Empresarial Industrial de la Construcción (GEICON). Especializada en mármoles, hormigón, cerámica y lozas, esta entidad resulta neurálgica para también concretar los avances que hoy necesita la infraestructura de la Mayor de las Antillas y su parque habitacional.

A nivel estatal y social son numerosos los clientes que se nutren de GEICON. A lo largo de la nación su producción es cimiento para las más disímiles obras y por ello tiene una importante representación en cada territorio. Así, resulta indispensable un aumento constante de las ofertas y la calidad de las propuestas, que tan sensiblemente tocan la economía nacional.

Sin embargo, aunque a nivel de rangos y volúmenes el año precedente significó una importante mejoría en el trabajo de esta empresa, aún son necesarias sólidas restructuraciones para lograr un rendimiento superior. Tal como apuntara su director técnico, Pedro Báez, los resultados establecen un camino necesario para alcanzar dividendos superiores, a la par que ofrecer una respuesta eficiente a la creciente demanda que por años se ha venido estableciendo en Cuba como parte de su crecimiento urbanístico.

Explica el especialista: "De acuerdo con los resultados del grupo en 2012, referidos al cumplimiento de la planificación, en cuanto a los programas de venta de materiales a la población, la calidad y las inversiones, hay un salto en relación con años anteriores en lo que concierne a niveles productivos. No obstante, destacamos algunos surtidos como es el caso de la loza cerámica, que todavía tenemos que incrementar por el impacto que tiene en la actividad económica del país y de las obras que atendemos. Este también es el caso de los bloques de hormigón hay un ascenso a 94 %, con lo cual nos aproximamos ya a 43 millones de un plan de 46 millones.

"En otro sentido los números demuestran que la cerámica sigue siendo uno de los puntos más vulnerables del trabajo de la industria de materiales. La susceptibilidad del producto, conjugado con las altas exigencias de calidad  y sobre todo al  tecnológico que requiere, hacen que esta sea una de las áreas de menores rendimientos, no así de menor impacto en las necesidades del mercado antillano.

Por ello, según declara el directivo, "hemos trazado acciones muy concretas para la reanimación de los muebles sanitarios sobre todo en la planta de San José, provincias de Mayabeque con un programa basado en la recuperación de la produccion, mantenimiento, inversiones etc, de manera que recobren su fuerza", puntualizó.

Lo mismo ocurre con los azulejos y otros elementos cerámicos y de piso como las baldosas, a nivel nacional. Una mejor solución a los problemas organizativos, de mejoramiento técnico, trabajo más sólido con los recursos humanos y de  aseguramiento se perfilan como las principales acciones a acometer para fortalecer este sector industrial. De hecho un importante paso es el ajuste de parámetros de calidad permisibles para calificar los productos como conforme o no conforme, donde esto último no signifique siempre inutilidad o grandes defectos, sino aspectos estéticos que aun  sin ser los óptimos, no imposibilitan el uso de la pieza.

Asimismo agrega Báez: Unos de los aspectos que más reclaman nuestra atención son la piedra y la arena, las cuales cumplieron su planificación, pero que puede ser un recurso altamente lucrativo. Se trata de una arena natural, que tenemos en yacimientos de extracción, ríos, etc, con un gran potencial productivo pero que aportan un bajo nivel de ingresos, fundamentalmente debido a problemas con la demanda y el uso que tiene este producto en hormigones y otros".

Y abunda: "Hay falta de rigor y eficiencia en el uso de arenas naturales. O sea, es un producto que está ahí, con un costo relativamente inferior desde el punto de vista de los valores productivos con relación a los gastos básicos para su obtención, pero que todavía se subutiliza. Ahí desempe´ña un papel muy importante el vínculo con los productores, constructores, y la gestión de los especialistas para otorgarle una mayor utilidad.

Señala el directivo que en especial los bloques, producción muy amplia, se ha visto afectados por aspectos técnico-organizativos, problemas de exigencia sobre el personal, el cumplimiento de los planes de mantenimiento, el aseguramiento de las piezas de repuesto, y otros. No obstante, la política del Grupo Empresarial es abogar por una calidad superior, sobre todo porque independientemente de la existencia de muchos sistemas constructivos, se trata de un elemento que influye de modo determinante, en los atributos de una ejecución.

Por otra parte, el informe refiere que el yeso sigue siendo un elemento neurálgico, el cual, aunque alcanzó casi 100 % del plan establecido, presentó problemas en su gestión que pusieron en riesgo dicho cumplimiento.

Otro elemento destacado en este entramado es el adocreto, (elemento de hormigón prensado que puede alcanzar una resistencia de 500 kilogramos y que ya se emplea muy positivamente para soportar cargas de tránsito de la comercialización de los contenedores de cargas en el  puerto del Mariel.

El hecho de estar estrechamente vinculados con una obra de tan rotundo alcance como esta zona de desarrollo, significa para el Grupo Empresarial un compromiso a la vez que un aval importantísimo. Su quehacer es, sin duda, una cuestión de gran impacto y exigencia, tanto por los compromisos ya establecidos con altas cifras de producción para entregar, como por la necesidad imperiosa de continuar dando respuesta a los programas de interés nacional en los que ya están inmersos.

En busca de puntos sólidos

Para GEICON uno de los productos líderes en los últimos años de su actividad ha sido el denominado cemento-cola, un adhesivo de gran alcance y utilidad, que si bien tiene gran aceptación en el mercado, hoy no cumple sus porcientos de venta como se espera sobre todo debido al alto gramaje de su presentación, que no siempre está en consonancia con las necesidades del cliente.

Apunta el director técnico de la entidad: "se trata de un producto que todavía debe crecer más como elemento aplicable. Entre las principales causas de incumplimiento del plan están problemas organizativos, organización de sus procesos, sistemas de pago, y otras en las que el Grupo ya está tomando partido.

El cemento-cola no tiene toda la rotación en el mercado que podría y tributa a algunos problemas como son el formato del producto, o sea, tenemos que ir disminuyendo esa modalidad de 42 kg, a una  menor que se ajuste más a las necesidades específicas del consumidor o su poder adquisitivo. Es por ello que estamos en fase de contratación de una bolsa que responda a las exigencias del mercado y los clientes de modo específico pues, aunque todavía los precios afecten, estos se han ido ajustando y en la actualidad es la cantidad por envase lo que más determina.

Confección de productos industriales de cerámicas entre los que se encuentran los azulejos, pavimentos, muebles sanitarios, bloques, celosías y ladrillos de barros, etc; bloques de hormigón, morteros, baldosas de terrazos, mosaicos; trabajo con los áridos; producciones de carpintería de madera y metálica y además servicios minero-geológicos, montaje mecánico entre otras facilidades, integran la labor diaria y las ofertas de GEICON.

En 2012 las áreas más afectadas fueron los azulejos, los morteros, la minería sin embargo nuevas estrategias se encauzan para en este sentido. Aspectos vinculados con la gestión administrativa de las entidades, el deterioro tecnológico que por años ha padecido esta industria, la falta de un suministro constante, temas de aseguramiento, y una migración de recursos humanos hacia otros polos productivos menos exigentes físicamente y de mejor remuneración, han ido minando la gestión de la infraestructura de materiales en la Isla.

La llegada de 2013 sitúa al Grupo ante nuevas exigencias, máxime cuando las provincias orientales todavía sufren las huellas dejadas por el huracán Sandy, la recaudación de moneda fuerte mediante el turismo y las exportaciones se hace aún más imperiosa en tiempos de crisis, y la fuente habitacional de Cuba, tiene gran deterioro .

Las nuevas medidas gubernamentales para facilitar la construcción por esfuerzo propio son, asimismo, otro salto en la demanda de insumos a la que también debe responder la institución. Es así que el presente año deberá ser mucho más activo y sólido para el Grupo Empresarial de la Construcción, a tono con el ritmo que vive la Cuba de estos tiempos.