Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Son especiales las relaciones entre Cuba y Arabia Saudita

Conversa con Opciones el embajador del Reino de Arabia Saudita en Cuba, Saeed Hassan Saeed Aljomae

El embajador del Reino de Arabia Saudita Saeed Hassan Saeed Aljomae desde su llegada a Cuba hace casi seis años se ha caracterizado por incrementar la colaboración en todos los sectores entre las dos naciones.

Al aproximarse la conclusión de su misión, y en conversación con Opciones, Aljomae significó que desde el primer momento que pisó la Isla caribeña sintió un agradable clima para la cooperación, pues le dispensaron un excelente trato y comprendió inmediatamente que tenía una gran responsabilidad sobre sus hombros.

En cuanto empezaron los contactos con los organismos correspondientes, apuntó, se incrementaron las relaciones en todos los campos debido a esa coordinación entre las dos partes y subrayó que sus gestiones no habrían tenido éxito sin la ayuda de las instituciones y organizaciones cubanas.

Por eso significó que las relaciones entre Cuba y Arabia Saudita son muy sui géneris, especiales, lo que demuestra que están muy cercanos.

Explicó que el Fondo de Desarrollo Saudita brinda apoyo a la Mayor de las Antillas y se extiende a varios campos de desarrollo. La colaboración entre los dos países se inició antes de que se inaugurara la embajada en abril de 2011 y un año antes se otorgó un financiamiento para acceder a equipos destinados a diferentes regiones.

Después se diversificó la colaboración al ofrecerse un financiamiento por 32 millones de dólares para la rehabilitación de redes de agua y acueductos en La Habana y Cárdenas, respectivamente. Otro de 40 millones para la recuperación hidráulica en Camagüey. Recientemente se facilitó un crédito por 50 millones para la adquisición de productos sauditas y otro de 26 millones para la reparación y construcción de muebles en el Centro Histórico de la capital.

El diplomático aseguró que hay estrecha coordinación y coincidencias en los Foros internacionales y en la esfera cultural participaron con éxito en las Ferias del Libro 2013 y 2014, lo cual tuvo gran reconocimiento por la parte cubana.

En cuanto al sector de la salud se realiza una fuerte colaboración mediante un convenio firmado entre las partes. En estos momentos, se encuentran en el Reino de Arabia Saudita 400 médicos cubanos en prestación de servicio y en abril llegará a La Habana un grupo de especialistas sauditas para incrementar esa colaboración con más galenos y enfermeros. Además, en relación con los medicamentos, y por el alto prestigio que Cuba tiene en ese campo, se han utilizado varios medicamentos, entre ellos el Heberprot-P que se ha aplicado en 40 pacientes los cuales han podido evitar amputaciones de sus miembros inferiores, informó el embajador.

Recordó que durante su estancia en la Isla se han donado tres laboratorios de idioma árabe que permitieron graduar a decenas de estudiantes. Un lustro no enmarca las relaciones entre ambas naciones, dijo, pero tras la apertura de la embajada se incrementaron.

Aljomae explicó que está aprobada la construcción de una mezquita en La Habana que abarcará un gran espacio, con biblioteca, cafetería y centro de esparcimiento para uso común. Se presentó el diseño a la parte cubana y se colocó en el lugar la primera piedra.

El Reino de Arabia Saudita, dijo el diplomático, aspira a seguir incrementando las colaboraciones en todas las esferas económicas, sociales, culturales y políticas.

Al preguntarle sobre el bloqueo económico que Estados Unidos mantiene contra Cuba hace más de 50 años, puntualizó que toda la comunidad internacional lo rechaza por injusto e inaceptable y se ha comprobado que fracasó rotundamente en la persecución de sus objetivos; la posición del Reino, agregó, es muy clara al respecto.

Seguidamente indicó que su pueblo sentía mucho dolor y consternación por el fallecimiento del líder histórico de la Revolución Cubana, pues cuando Fidel Castro hablaba en los organismos internacionales no solo lo hacía desde la perspectiva de Isla del Caribe sino también en nombre de los pueblos y países que les asisten la razón en cualquier rincón de la Tierra. Es un hombre que inmortaliza la historia, aseguró.

Como importante miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) Aljamae señaló que existe un acercamiento entre sus miembros debido a una comunidad de intereses. Recientemente la canciller venezolana visitó Riad, se reunió con el ministro de Arabia Saudita y más tarde con el homólogo de Energía ruso, con iraquíes e iraníes y todos están de acuerdo con disminuir la producción, lo que ha propiciado que el precio pueda subir un poco, en correspondencia con la necesidad que tienen los hermanos venezolanos y de otros miembros.

Al hablar sobre el desarrollo económico de su país, informó que el Reino, con una extensión de 1 960 582 kilómetros cuadrados y una población de 30 millones de habitantes, vive una etapa de esplendor, posee la segunda mayor reserva de petróleo, es el más grande exportador mundial de crudo y el sexto productor de gas.

Agregó que ocupa la posición número 19 entre las economías del orbe, cuenta con 5 000 industrias que producen diversos productos como alimentos y equipos, y posee la mayor fábrica mundial en la rama petroquímica. Esta cantidad y diversidad de industrias permite que los jóvenes encuentren fácilmente acceso a fuentes de trabajo, y el desempleo se sitúa a menos de 3 % de la población.

La educación es gratuita; hay alrededor de 5 000 000 de estudiantes y anualmente se gradúan entre 600 000 y 800 000 en los diferentes niveles. Además, a los que cursan estudios superiores se les otorga un estipendio mensual.

Satisfactorio, concluyó el embajador Aljomae, han sido estos años de mi estancia en Cuba y estoy seguro que las relaciones continuarán fortaleciéndose constantemente.