Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Comenzó temporada alta de turismo

El propósito de Cuba de alcanzar los dos millones 100 000 visitantes al cierre de este año, recibe un decisivo impulso con el comienzo de la temporada alta de turismo en las instalaciones del Grupo Cubanacán,

SANTA LUCIA, Camagüey.- El propósito de Cuba de alcanzar los dos millones 100 000 visitantes al cierre de este año, recibe un decisivo impulso con el comienzo de la temporada alta de turismo en las instalaciones del Grupo Cubanacán, que tuvo lugar con un acto en el remozado Hotel Brisas Santa Lucía, de 400 habitaciones, de este balneario camagüeyano, al que asistieron directivos y hoteleros del Oriente cubano y del país, y de las máximas autoridades del Gobierno y el Partido en este territorio.

Manuel Vila Cruz, presidente del Grupo Cubanacán, informó que disponen de unas 16 800 habitaciones en 80 hoteles, a lo largo y ancho de la Isla, sometidos a un proceso de reposiciones, reparaciones e inversiones para afrontar esta temporada de invierno, con el objetivo de mejorar no solo su comercialización, sino la calidad de los servicios. De eso dependen -puntualizó- los resultados económicos y los aportes que tenemos comprometidos con el país.

El directivo expresó a Opciones que el turismo es cultura, no se reduce al disfrute del sol y la playa, y en tal sentido amplió sobre los esfuerzos que hace su Grupo para añadirle otros valores a nuestro producto turístico, como sentido de identidad, por ejemplo con los hoteles de la Cadena E -letra que significa encanto, exuberante, excelente- concebidos a imagen y semejanza de las ciudades donde se ubican, como el Iznaga, en Trinidad, o el Palacio Azul, en Cienfuegos, portadores de gran riqueza patrimonial y arquitectónica, cuyos estándares de calidad son muy elevados, similares a los de cinco estrellas, donde el turista pueda encontrar hasta una galería de arte.

Dentro de los nuevos conceptos que se imponen en la llamada industria del ocio, Vila Cruz significó los Centros Spa, destinados a turistas que procuran mejorar su calidad de vida durante su período de descanso, mediante gimnasios, bañeras con hidromasajes, piscinas termales, el empleo de productos naturales, con propiedades antiarrugas, para el cuerpo en general y el cutis, en particular, que mejoran la capacidad y flexibilidad de la piel para el uso de los cosméticos. “Es toda una magia -precisó- que constituye un valor agregado para cualquier instalación hotelera en el momento de su comercialización.

Santa Lucía -que en opinión del entrevistado, es un polo turístico en formación- dispondrá de dicho valor agregado con el spa, que debe funcionar en el Mediclub, una excelente instalación para tal fin, edificada hace algunos años, la cual prestaría ese servicio a los clientes de los cuatro hoteles, con 1 027 habitaciones, con que cuenta este destino de playa: Gran Club Santa Lucía, Club Amigo Mayanabo, Hotel Brisas Santa Lucía y Club Amigo Caracol.

“Pensamos que Santa Lucía tiene mucho potencial y gran perspectiva, por su naturaleza, magníficas playas, los valores de su gente y la profesionalidad de sus trabajadores, cuyo conocimiento es garantia de la calidad”, manifestó.

Más adelante auguró : “En los próximos dos años se acometerán empresas importantes, como construir un nuevo hotel, a cargo de Gran Caribe y la cadena española Barceló, y trabajaremos más en los deportes naúticos y en los spa, pues el turismo requiere de imagen. Sus instalaciones deben ubicarse en un contexto hermoso, para el disfrute del verde de nuestras palmeras, de todo un paraíso, un lugar precioso”.

Domingo Cisneros, subdelegado del MINTUR en la provincia, informó que la temporada concluye el 30 de marzo y durante la misma se prevé arriben al Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte, de Camagüey, nueve vuelos semanales, ocho procedentes de Canadá y uno de Italia, que representan 126 vuelos en total, con unos 16 400 turistas a bordo.