Opciones

Semanario Económico y Financiero de Cuba

Grupo Hotelero Gran Caribe: Optimismo frente a etapa de alza turística

Avanzan proyectos de inversión extranjera en todo el país, incluidos hoteles emblemáticos de la capital, como por ejemplo, el Habana Riviera

Hoteles rejuvenecidos y playas mejoradas influyen en el optimismo que anima al Grupo Hotelero Gran Caribe, en la apertura de la actual temporada alta del turismo, según confirmó a la prensa su presidente, Eduardo Acosta de Arriba, quien señaló: “pensamos, incluso,  que vamos a tener una temporada alta superior a la del año anterior”.

Aunque, reconoció que la ocupación hotelera es diferente en cada zona turística. En su opinión, la entidad alcanzará los mejores resultados en este período de invierno en Varadero, balneario se abarca el 40 % de las habitaciones del Grupo.

Aseguró Acosta que el principal polo turístico de sol y playa ya se encuentra totalmente recuperado de los daños ocasionados por el huracán Irma. Al respecto indicó: “tenemos todos los hoteles abiertos y pensamos que va a ser el que más crecimiento le dará a Gran Caribe en la temporada alta, porque tenemos mejor producto y  vamos a trabajar con una planta hotelera más completa”.

Acerca del desempeño del Grupo en la capital del país se refirió al nuevo esquema de comercialización en el cual se incorporan los circuitos que permiten conocer mejor la ciudad, ya que en un momento dado a partir de la alta ocupación hotelera en La Habana, quizás, no tuvieron el seguimiento lógico, porque hubo otras prioridades. Por tratarse de un escenario comercial particular requiere de mucho trabajo directo con los principales emisores de turismo “porque por la capital quiere pasar todo el mundo”, precisó.

Jardines del Rey, donde la infraestructura hotelera en los cayos Coco y Guillermo incluye a siete hoteles que representan el 18 % de la capacidad de hospedaje de esta cadena -2 200 habitaciones- fue una de las áreas más impactada por el huracán, no obstante, ya abrieron todas las instalaciones luego del proceso de recuperación.

Subrayó Acosta que noviembre es un mes de puesta en marcha, pero reafirmó el optimismo de que será “muy buena temporada alta, porque los siete hoteles abren con productos rejuvenecidos, se han hecho lobbys nuevos, se ha pintado todo en el polo, mejorado los muebles y las piscinas y como un valor agregado se ofrece el efecto natural del huracán, que nos ha reformado las playas y añadido entre 15 y 18 metros más de arena”.

 En cuanto a los lugares donde no hubo afectaciones por el ciclón, destacó las posibilidades de  Cienfuegos, especialmente en el hotel Jagua, el cual se encuentra listo para dar buen servicio, con la novedad de que a partir del 1ro. de enero del año entrante será administrado por la cadena española Meliá Hotels International. También se prevé crecimiento en las instalaciones de playa como Rancho Luna y Faro Luna.

Igualmente, en los cuatro hoteles ubicados en Cayo Largo del Sur se han hecho mejoras y se “avisora un crecimiento de cara al nuevo inverno”, indicó el presidente de Gran Caribe y anunció la entrada de dos aviones más a este lugar en la etapa alta.

Adamis Pérez Rodríguez, ejecutiva de promoción, tras referirse al arduo trabajo para introducir  las mejoras en las instalaciones, recordó que  Grupo Hotelero Gran Caribe S.A se fundó en agosto de 1994 y cuenta con 54 instalaciones hoteleras que cada año se preparan para asumir en mejores condiciones la temporada invernal.

Para eso introducen atributos y ofertas que “se revierten en posibilitar a los clientes un servicio de excelencia, que unido a los condiciones histórico-culturales-patrimoniales y a la privilegiada ubicación de estos en entornos de ciudad-playa y cayos, hacen que los clientes nos prefieran y regresen para constatar siempre un producto renovado”, puntualizó la funcionaria.

Avance inversionista

Hasta el 2024 Gran Caribe prevé sumar unas 3 000 habitaciones hoteleras a su planta actual de
12 000 cuartos de hospedajes. Para tal proyecto avanza un proceso inversionista bien encauzado con participación de entidades extranjeras, mediante empresas mixtas y contratos de administración con financiamientos, una modalidad novedosa incorporada a la cartera de negocios del turismo.

En este caso se han incluido algunos hoteles emblemáticos de la capital, como por ejemplo, el Habana Riviera, el cual a partir del 1ro. de enero de este año pasó a ser gestionado por la compañía española Iberostar, que también aportará financiamiento adicional a la inversión con capital propio que ya se ejecuta.

De tal manera esta instalación alcanzará el merecido estándar de cinco estrellas, aunque ya están bastante avanzadas las obras de reparación para mejorar su confort, asumidas hasta ahora por Gran Caribe y la Inmobiliaria del Turismo.

De esa manera se logró reabrir el famoso cabaré Copa Room, y ya están remodeladas más de 200 habitaciones y se trabaja en las restantes 172. Según Eduardo Acosta, en un corto plazo se dispondrá de un hotel mucho mejor, aunque ya se pueden apreciar cambios positivos aportados por la reparación.

También anunció la prórroga del contrato de administración y comercialización establecido con Meliá para el Habana Libre, que ahora incluye aporte de financiamiento para mejorar el hotel.

Asimismo, Acosta de Arriba destacó la concertación de contratos de administración con financiamientos para gestionar el hotel Vedado-Saint John’s,  por parte de un grupo italiano. En tanto, se mantiene en fase de licitación el Plaza y  concluyó otro parecido vinculado con el Atlántico, ubicado en las Playas del Este y se trabaja en dos propuestas relativas al Deauville. Prosiguen los trabajos relacionados con el Inglaterra, pero en este caso el proceso es más cuidadoso por tratarse de una instalación Patrimonio Nacional.

La participación de inversionistas foráneos también alcanza la playa de Santa Lucía, al norte de Camagüey, donde se reactiva la empresa mixta creada con el grupo Barceló para ejecutar más de 1 000 habitaciones en tres parcelas de esa zona.

Gran Caribe trabaja en los preparativos de una empresa mixta con la compañía Be Live, para levantar un nuevo hotel de 450 habitaciones  en el lugar donde estuvo el antiguo restaurante Moscú, en el Vedado capitalino. Según el presidente del Grupo también se prepara otra entidad similar con participación de Qatar para construir un hotel cinco estrellas en los actuales terrenos deportivos del Círculo José Antonio Echeverría.